Anika entre libros

El tercer rey. Cardenal Cisneros

Ficha realizada por: Porlomenix
El tercer rey. Cardenal Cisneros

Título: El tercer rey. Cardenal Cisneros
Título Original: (El tercer rey, 2017)
Autor: Pedro Miguel Lamet
Editorial: La Esfera de los Libros
Colección: Novela Histórica


Copyright:

© Pedro Miguel Lamet, 2017

© La Esfera de los Libros S.L., 2017

Edición: 1ª Edición: Octubre 2017
ISBN: 9788491641322
Tapa: Dura
Etiquetas: Roma, basada en hechos reales, biografía novelada, religión, historia de España, ficción histórica, histórica, homenaje, inquisición, literatura española, Madrid, novela, siglo XV, siglo XVI, Fernando el Católico, Juana la loca, religiosos, reyes católicos, Carlos V, monarquías, Cisneros, Isabel I, política española, Carlos I, Felipe el hermoso, ex convictos, Tordesillas, eremitas, cardenal Cisneros, Torrelaguna
Nº de páginas: 338

Argumento:

Cardenal Cisneros
Un genio político en la España de los Reyes Católicos

Carlos V llega a España dispuesto a tomar las riendas de un estado donde reina su madre Juana I de Castilla. Recluida en Tordesillas ha tenido que luchar contra todos, su padre Fernando el Católico, su marido Felipe el Hermoso y el regente Cisneros. El cardenal, el mejor situado para ponerle al corriente de la situación española, espera un encuentro que no se va a producir.

Francisco Ruiz, su compañero de viaje, narra la vida de un hombre de oración que gustaba de asuntos de artillería y de pólvora, que fruto de su amor por la cultura fundó la Universidad de Alcalá de Henares, inquisidor y tres veces regente de los reinos de España.

Un perfil desconocido del Cardenal Cisneros al cumplirse el quinto centenario de su muerte.

 

Opinión:

 

Asistimos a las últimas horas del cardenal Cisneros, enfermo y en espera de ser recibido por Carlos V, recién llegado a la península para ser coronado como Carlos I de España. El narrador de los acontecimientos es Francisco Ruiz, personaje real que acompañó a Cisneros desde que este fue nombrado confesor y consejero de la reina Isabel la Católica. Su labor como secretario del clérigo, con quien compartió muchos desplazamientos por la península, duró hasta la muerte del cardenal el 8 de noviembre de 1517. En la novela irá construyendo la figura de uno de los personajes más conocidos e influyentes de nuestra Historia; un monje que quiso quedarse en una cueva para meditar pero que las circunstancias le obligaron a convertirse en el tercer rey.

Nada mejor para una novela de estas características que el relato pormenorizado del autor para meternos en situación. Un árbol genealógico y el orden de sucesión previo a Isabel la católica, una niña que creció sin conocer su destino, es el primer apunte histórico que nos llevará a otros muchos; pues si algo tiene esta novela es que todo lo que en ella se trata marcaría el futuro de España.

A través de la convivencia entre ambos, Francisco va conociendo los primeros datos de una biografía tan interesante como extensa. Así, conocemos que el sacerdote se llamaba Francisco Jiménez de Cisneros, que de bautizo fue llamado Gonzalo, que venía de Torrelaguna, pueblo cercano a Madrid, estudiante de Derecho en la Universidad de Salamanca y teólogo vocacional. De su infancia y juventud poco puede arrancarle, aunque consigue conocer algunas aventuras y algo del periodo de seis años que estuvo en Roma, ciudad de la que vuelve cuando muere su padre. Después, los años en Torrelaguna, donde espera destino de alguna plaza vacante y se hace cargo de su familia.

El relato está lleno de curiosidades, como la permanencia en prisión durante seis años o el tiempo que vivió como ermitaño, momento en el que comenzó a llamarse fray Francisco. Es curioso ver como va acumulando un poder que no desea, como le complican la vida, la manera en que maneja las leyes, o su desafío ante los privilegiados que iban dejando las monarquías y las consecuencias de sus decisiones. El ideal de Cisneros se puede sintetizar en que trabajó para el bien común e hizo todo lo que estaba en sus manos para ver unidos los reinos de España y que se empeñó en fortalecer una religión en la que también hizo limpieza a través de sus reformas. Un amante de la cultura, fundador de la Universidad de Alcalá de Henares, que fue capaz de quemar libros de teología de moros y judíos; un cambio en la personalidad de Cisneros que el narrador comenta e intenta defender.

Posiblemente, lo más destacado es su papel como político y estadista. A su labor como mediador entre Fernando el Católico con Juana I de Castilla, al morir la reina Isabel I, le siguieron las intrigas en las que tuvo que enfrentarse al rey Fernando y a Felipe el Hermoso; y finalmente al reinado conjunto de la reina Juana I y su hijo Carlos. Una vida dedicada a la alta política que echa por tierra las viejas creencias de tipo duro e inquisidor general de Castilla y León.

En su última regencia es cuando tiene que abordar su lado más militar, con frentes en Navarra, las Indias, el norte de África, Andalucía y cualquier rincón donde hubiese alguien dispuesto a aprovecharse del momento: una reina encerrada en Tordesillas, un rey fuera de España y un regente al que no todos aceptaban. El cardenal Cisneros supo frenar todos los intentos hasta que dejó todo en manos de Carlos I, el emperador que no quiso recibirle. Sus preocupaciones no terminaban ahí, pues a la rapiña habitual de los flamencos se le unía la corrupción de los nobles, los sobornos para ocupar futuros puestos y el pillaje de aquellos que veían acabar sus días junto a la monarquía.

Un homenaje al Cardenal Cisneros en el quinto centenario de su muerte, un religioso que tuvo la difícil tarea de gobernar donde otros se perdieron en quimeras y saqueos. "El tercer rey" es algo más que una novela histórica, es una guía para situarnos durante todo el siglo XV y principios del XVI. La acumulación de datos induce a leer sin prisas, a documentarse y recordar otras novelas, al tiempo, que disfrutamos con la narración de los hechos históricos exentos de personajes de ficción.

Porlomenix

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura