Anika entre libros

Uno de mis hijos

Ficha realizada por: Ana Vanesa Cremades
Uno de mis hijos

Título: Uno de mis hijos
Título Original: (One of my sons, 1901)
Autores: Anna Katharine Green, Louis Betts
Editorial: dÉpoca editorial
Colección: Misterios de Época


Copyright:

© Editorial dÉpoca, 2016

© Introducción: Juan Mari Barasorda

© Ilustraciones originales de Louis Betts

Traducción: Rosa Sahuquillo Moreno
Ilustraciones: Blanco y negro
Edición: 1ª Edición: Abril 2016
ISBN: 9788494363467
Tapa: Dura
Etiquetas: abogados, juicios, alcohol, familia, asesinatos, detectives, muerte, misterio, libros ilustrados, novela, padres e hijos, secretos, herencias, venenos, policía, opio, intrigas familiares, parricidio
Nº de páginas: 370

Argumento:

El señor Gillespie, un gran magnate neoyorquino, fallece en extrañísimas circunstancias: mientras pasea, el joven abogado Arthur Outhwaite es interceptado por la nieta de Gillespie, que lo conduce hasta el despacho del anciano justo a tiempo para que le entregue un sobre y fallezca entre sus brazos.

La investigación policial desvela que el señor Gillespie fue envenenado y destapa las posibles razones que, para tal asesinato, pudieron tener los tres hijos del difunto. El caso es complicado y la aparición de la sobrina del señor Gillespie, de la que no solo sus primos están enamorados, sino que el propio abogado Outhwaite cae rendido a sus pies. La novela nos hará partícipes de la investigación criminal y nos retará a adivinar, antes de su resolución, quién asesinó al señor Gillespie y qué lo llevó a hacerlo.

 

Opinión:

 

Asentada en la mejor de las tradiciones detectivescas del siglo XIX (¿o sería más preciso citarla como promotora de ellas?) Anne Katherine Green nos ofrece una historia llena de matices y pequeños misterios que hará las delicias que los amantes del género en su vertiente más original y tradicional.  En "Uno de mis hijos" nos encontramos con una historia clásica de resolución de un asesinato. El ricachón señor Gillespie ha fallecido y en seguida queda claro que lo ha hecho a causa de una ingesta de veneno. Lo que no queda tan claro, y motiva la investigación que se desarrollará a lo largo de la novela, es quién y para qué le administró dicho veneno.  

En un primer momento, surgen tres sospechosos: Leighton, George y Alfred Gillespie, hijos del difunto y quienes, aparentemente, ganarían más con su defunción. Sin embargo, las cosas no son como parecen y la investigación va sacando a la luz pequeños secretos que, como lectores, nos llevan a acompañar al abogado Outhwaite en sus pesquisas. Además, a todo esto no falta el elemento femenino, frágil y virtuoso en la figura de Hope Meredith, sobrina del señor Gillespie, su secretaria personal e interés romántico de más de uno de sus primos.

Con estos pocos personales y creada a partir de un cuidado por el detalle y amor por las descripciones minuciosas que encierran pistas para los lectores más inquisitivos, "Uno de mis hijos" se disfruta muchísimo y te tiene atrapado entre sus páginas hasta el final. Lo cual, cabe destacar, no es nada fácil teniendo en cuenta los argumentos trepidantes a que estamos acostumbrados en el género policial actualmente. Anne Katherine Green se adscribe a la corriente de su época de novela detectivesca basada en detectives con dotes increíbles de observación y que hacían partícipe a los lectores de la resolución del crimen y, si nos acercamos con atención a esta novela, podemos sentirnos parte de la investigación y hacer nuestras propias apuestas sobre la identidad del asesino.

Otro aspecto que me ha gustado de la novela, además de cómo engancha sin valerse de un reparto demasiado amplio o escenarios muy diversos, es la construcción de los personajes. O, sería más justo decir, la extraordinaria construcción de los personajes. Tanto los miembros de la familia Gillespie, como el abogado y narrador Outhwaite, los detectives Gryce y Sweetwater y otros secundarios como Sam Underhill o Yox, están muy bien perfilados y dotan de gran verosimilitud al conjunto de la obra. Los ambientes, las escenas, todo está cuidadosamente medido para atrapar al lector y resultar veraz y, he de admitir, que la autora logra con creces sus objetivos. No en vano, se la ha llamado "la madre de Agatha Christie" por cuanto la influyó en su creación de personajes y desarrollos y creo, sin ningún género de dudas que el apelativo es merecido.

¿Algo negativo? Para mis gustos no. D'Época ha cuidado la edición hasta lo exquisito (como es habitual de ella), el libro está perfectamente encuadernado e ilustrado   y, aunque sea solo como objeto, ya merece la pena por toda su belleza. Lo único que se me ocurre como punto negativo es que llegues a ella buscando algo que no puede ofrecerte. Como he dicho más arriba, nos encontramos ante una novela de detectives clásica y, en ellas, el intelecto, los pequeños detalles y las grandes descripciones son básicas para la resolución del misterio. Por ello, esta novela no satisfará a quienes busquen una novela de misterio tal y como se escriben actualmente, y está bien que vayan sobre aviso.

Ésta es una lectura sosegada que engancha por la belleza de su prosa y pica la curiosidad del lector animándolo a compartir el viaje hacia el descubrimiento que lleva a cabo el joven abogado Outhwaite.

Ana Vanesa Cremades

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura