Anika entre libros

Los santos custodios

Ficha realizada por: Pilar López Bernués
Los santos custodios

Título: Los santos custodios
Título Original: (Los santos custodios, 2017)
Autor: Rafael Escuredo
Editorial: Almuzara
Colección: Tapa Negra


Copyright:

© Rafael Escuredo, 2017

© Editorial Almuzara, S. L., 2017

Edición: 1ª Edición: Abril 2017
ISBN: 9788416776795
Tapa: Blanda
Etiquetas: abuso de poder, corrupción, drogas, familia, religión, asesinatos, detectives, género negro, policiaca, literatura española, novela, pederastia, sagas, mafia rusa, secretos, montaje, CNI, Opus Dei, matrimonio, corrupción policial, abuso de menores, relaciones familiares, poder económico, investigación criminal, ansia de poder
Nº de páginas: 234

Argumento:

El inspector Sobrado, miembro de la Brigada Criminal, se halla apartado del servicio activo tras un complicado caso relacionado con las mafias chinas. Su trabajo administrativo y carente de riesgos reconcilia su delicada relación familiar, pero no llena las expectativas del detective, que anhela volver a la palestra y al trabajo de investigación.

El insólito suicidio de un joven agente, al que seguirán otras muertes poco claras, pondrá de nuevo al protagonista al frente de su antiguo equipo: Luciana y Benítez; y se unirá a ellos Diego Alcántara, un policía de la vieja escuela a punto de jubilarse.

Los cuatro investigadores se enfrentarán a un caso complicado en el que las piezas no acaban de encajar. El hilo del que tirar es una mafia rusa muy poderosa, mas el ovillo que van desmadejando les llevará también a una sórdida trama relacionada con policías corruptos, secretos inconfesables y el alcance del poder político y religioso.

 

Opinión:

 

Esta es la tercera entrega protagonizada por el inspector Sobrado. No he leído las anteriores, pero la novela es perfectamente asumible sin ese conocimiento previo. El protagonista posee mucho carisma y es fácil situarse en el papel que encarna: Inspector de la Brigada Criminal; casado y con dos hijos; intuitivo y tenaz; volcado en su profesión, muy bien valorado por sus superiores..., pero con problemas familiares porque esa dedicación al trabajo, los riesgos que entraña y un empleo sin horario lo separan cada vez más de su esposa Cristina.

De la mano del inspector Sobrado, convertido en narrador de la historia, los lectores asistimos a la resolución de un caso enmarañado, con muchos tentáculos, algunos de ellos situados en el pasado. A medida que avanza la investigación y se encadenan las muertes vemos cómo las sospechas del protagonista apuntan alto: Poder político, CNI y Opus Dei, más allá de policías corruptos y mafias poderosas que operan en España.

Pero, como narrador, Sobrado también abre su corazón en determinados momentos y la novela posee entonces trazos intimistas. Atrapado por la investigación y cabreado por las tramas de corrupción a las que se enfrenta, el protagonista nos confiesa la desazón que le produce su situación familiar, que no logra encarrilar a pesar de lo mucho que ama a Cristina y a sus dos hijos, Carlos y Antonio. Una vez tras otra, el inspector intenta no defraudar a su mujer, colmarla de atenciones, reconciliar la vida personal con la profesión... Porque de algo está seguro Sobrado: A pesar de sus diferencias de carácter, el amor entre él y su esposa es auténtico; no se rompió tras "aquella" infidelidad suya, una aventura con Luciana que prefiere no recordar... No quiere que el matrimonio se rompa, pero su mujer se muestra cada vez más distante, fría y desconfiada; no le gusta que Luciana haya vuelto a Madrid y trabaje en el equipo de su esposo, es evidente que siente celos y alberga dudas... Eso le preocupa mucho al policía, especialmente porque ha de vivir sin horario y no siempre puede cumplir la promesa de llegar pronto a casa. 

"Los santos custodios" es una novela policíaca bastante atractiva y se lee con creciente interés. Se desvelan tramas de corrupción y podredumbre que abarcan varios sectores. Pone sobre el papel el poder político y religioso, el último relacionado en esta historia con el Opus Dei. Y hay mentiras, secretos, montajes policiales, sospechas sobre quién es quién... ¡Para no dejar de leer!

La prosa de Rafael Escudero es llana, directa, fresca... Sí me ha llamado la atención la forma de puntuar y también que algunos diálogos en los que se transcribe una pregunta los signos de interrogación se sustituyan por exclamaciones o incluso no se coloque ninguno. A mí, personalmente, esos detalles me han roto un poco el ritmo. Pero, en cualquier caso, hay tantos estilos narrativos como escritores, de modo que me quedo con lo último.

Otra cosa que apunto (no como crítica sino en previsión de futuras ediciones) es que aparecen en el texto algunos fallos de edición, por otra parte habituales y que no siempre se ven al repasar las galeradas cuando un enunciado se ha releído tantas veces que uno ya lo interioriza. Me refiero a masculinos/femeninos, singular/plural...; algunas palabras mal puestas se han colado, y también un párrafo o dos a renglón seguido de un diálogo, por ejemplo, o tras un espacio narrativo que culmina una situación. Son ocasiones en que hay un cambio total de escenario por lo que una mínima separación se echa en falta. En fin, pequeños detalles que, en mi opinión, podrían corregirse en próximas ediciones.

Por lo demás, "Los santos custodios" es una buena novela policíaca, atractiva, adictiva y muy interesante.

Pilar López Bernués

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Si te gustó este libro, también te puede interesar...

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura