Anika entre libros

No llores

Ficha realizada por: Anika Lillo
No llores

Título: No llores
Título Original: (Don’t You Cry, 2016)
Autor: Mary Kubica
Editorial: HarperCollins Ibérica


Copyright:

© Mary Krychenko, 2016

© HarperCollins Ibérica, S.A., 2018

Traducción: Carlos Ramos Malavé
Edición: 1ª Edición: Enero 2018
ISBN: 9788491392033
Tapa: Blanda
Etiquetas: género negro, drama, novela dramática, misterio, intriga, literatura estadounidense, novela, novela dramática, thriller, secretos, suspense, obsesiones, agorafobia, suplantación de identidad, Chicago, compañeros de piso, mentiras, amenazas, Michigan, segundas intenciones
Nº de páginas: 317

Argumento:

Quinn y Esther son compañeras de piso. Una noche Quinn sale de fiesta, vuelve a casa y pronto descubre que su amiga ha desaparecido. Aunque pone una denuncia, Esther es adulta, hay que esperar un tiempo. Mientras tanto, preocupada, ella decide investigar por su cuenta y lo que descubre es que Esther no es lo que parece, que guarda algunos secretos.

A una hora del piso que comparten en Chicago, en Michigan, Alex, un jovencito que ve frustrado su prometedor futuro -debido a un padre alcohólico- trabajando de lavaplatos, se fija en una desconocida que llama su atención. Se obsesiona con ella hasta que se conocen. El problema es que él es muy inocente en comparación con la chica en la que se ha fijado.

 

Opinión:

 

Mary Kubica tiene mucho tino en el arte de la intriga. Dicho de otra forma: aunque su novela pueda calificarse de negra, con un punto de thriller final o de drama -por el trasfondo-, la intriga es lo que envuelve toda la historia.

Por un lado tenemos a Quinn Collins. Despreocupada, desordenada, con ganas de vivir, haciendo cosas sin pensar en las consecuencias ¿para qué? Está haciendo lo que siempre ha deseado: vivir a tope… Por otro, su compañera de piso, Esther Vaughan, bastante diferente a Quinn: consciente, respetuosa, atenta, perfecta en realidad. Sí, perfecta, tanto que cuesta creer que exista alguien así. Pero Esther es perfecta. Así nos lo muestran en la novela y así lo demuestran sus actos. Quinn se dedica a recordar cada detalle que demuestra la perfección de Esther.

Es por eso que cuando vamos a la segunda voz (la primera narradora es Quinn, y el segundo narrador es Alex), la del chico que vive en Michigan y se fija en una desconocida, empezamos a sospechar que se nos escapa algo porque tanto Quinn como Alex describen a la misma chica: ambas tienen un detalle característico en su cabello teñido. Por ende, desde que empiezas la novela te das cuenta de que los dos hablan de Esther, pero mientras Quinn habla de su perfección y afabilidad, Alex nos cuenta las cosas extrañas que hace "su" Esther, cosas que no te entrarían en la cabeza que hiciera la chica maravillosa que Quinn nos ha presentado todo el tiempo.

Pues de eso va la novela. No se pueden contar detalles porque estropearía la novela, pero parece obvio que Esther tiene dos caras. Las cosas que va encontrando Quinn en la habitación de Esther demuestran que su compañera tenía unos cuantos secretos, y todo eso no encaja con ella. La novela se define perfectamente con estas cinco palabras: Nada es lo que parece.

De hecho Mary Kubica a través de sus personajes te cuenta cosas sobre Esther que no tienes muy claro si son necesarias (basadas principalmente en los recuerdos de Quinn), pero resulta que sí, que no están ahí por casualidad, que todas son necesarias para la resolución final, o que al menos ella ha hecho que lo sean. Podría haber contado la historia de otra forma, pero como es una novela ligera de leer, que no aburre en ningún momento, tampoco te molesta que Quinn se pase la vida hablando de Esther y de lo que recuerda de ella.

Hay otros personajes en la historia, como Ingrid Daube, una mujer agorafóbica de la que Alex Gallo se ocupa (también aparece el padre del chico), o Ben, el chico que le gusta a Quinn y a quien pide ayuda. Y también aparece la historia de un fantasma, el de la pequeña Genevieve, que una vez vivió en la casa abandonada que hay frente a la de Alex y que la forastera ocupa durante el tiempo en que se narra esta historia. O un policía, que hará acto de presencia al final para desvelar la verdad oculta.

Mary Kubica es una escritora superventas en The New York Times, autora de "Una buena chica" y "Una chica desconocida" (he leído ambas y las dos me han gustado) y hace de la simpleza narrativa de "No llores" un arte, porque sin excesivos giros ni historias enrevesadas, con un simple secreto, consigue que el final sea como la bomba de relojería que en algún momento tenía que explotar. Una novela sencilla, y al mismo tiempo intrigante cien por cien.

 

Anika Lillo

 

Foto homenaje:

No -llores

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar