Anika entre libros

Juicio final

Ficha realizada por: Lidia Casado
Juicio final

Título: Juicio final
Título Original: (Just Cause, 1992)
Autor: John Katzenbach
Editorial: B de Bolsillo
Colección: Bolsillo Maxi,Biblioteca Katzenbach


Copyright:

© John Katzenbach, 1992

© Ediciones B, S.A., 2016

Traducción: María Alonso y Beatriz Iglesias
Edición: 1ª Edición: Marzo 2016
ISBN: 9788490701874
Tapa: Blanda
Etiquetas: películas, asesinos en serie, género negro, misterio, policiaca, intriga, literatura estadounidense, novela, periodismo, secuestros, thriller, thriller psicológico, suspense, desapariciones misteriosas, pena de muerte, pasillo de la muerte, thriller judicial, falsas apariencias, justicia, mentiras, periodistas, injusticias
Nº de páginas: 592

Argumento:

La carta de uno de los presos en el corredor de la muerte que recibe Matthew Cowart, reconocido periodista de Miami, logra que este emprenda una serie de investigaciones y artículos periodísticos que ponen en duda el juicio en el que se condenó al preso.

Así, el periodista se verá involucrado en una serie de secuestros, desapariciones de niñas y asesinatos que le llevará a reflexionar sobre la delgada línea que separa la verdad y la mentira y las engañosas apariencias que habitan en ese límite.

 

Opinión:

 

¿De qué depende que creamos a alguien? ¿De lo que dice? ¿De cómo lo dice? ¿De la comunicación verbal? ¿De la no verbal? ¿De instinto? ¿Y cómo se va alimentado la veracidad de un periodista? Esta es fácil: a través de artículos escritos con buen criterio que muestran la realidad tal cual es. Pero... ¿en verdad la realidad es una? ¿O somos capaces de encontrar versiones diferentes para un mismo suceso y que las dos resulten ciertas? Y, sí, todos mentimos pero ¿por qué lo hacemos? ¿Se justifica la mentira?

Estas son algunas de las cuestiones de fondo que quedan en la cabeza del lector al terminar este "Juicio final" trepidante, adictivo, interesante y que te deja muy tocado tras su lectura. John Katzenbach nos propone un thriller dinámico pero con mucha enjundia que pretende reflexionar sobre todo esto y mucho más.

Porque si algo caracteriza al autor es su capacidad para ahondar en las mentes psicológicamente desviadas y aquí vuelve a hacerlo con maestría. Katzenbach nos enfrenta a dos presos con apariencia bien diferente, que aceptan de modo desigual sus peculiaridades, con motivaciones prácticamente opuestas y que, en conjunto, nos hablan de la complejidad de la mente humana.

Pero no solo de retratos psicológicos vive el escritor estadounidense. Esta novela, como otras muchas de su carrera, también muestra su capacidad para escribir escenas intensas, diálogos logradísimo, tramas ágiles y bien construidas e historias que te hacen disfrutar mientras las lees y pensar una vez que cierras el libro.

No hay mucha reflexión en la novela, quiero decir que no es una de esas obras en las que los personajes o el narrador analizan todo lo que ocurre. Hay algunas, pero prima la acción. Katzenbach deja ahí los hilos, trama las historias y permite que sea el lector el que reflexione y saque sus propias conclusiones.

Reflexiones que, en este caso, tienen que ver con las desigualdades por razón de raza, con la verdad y la mentira, con la pena de muerte, con la justicia (la legal y la poética), con las vidas rotas y con quienes las destrozan.

Y hay también una reflexión de fondo muy interesante en toda la novela que, por deformación profesional, me ha interesado mucho. El autor, periodista experto en temas judiciales, traslada hasta la obra no solo el quehacer periodístico sino también las dudas sobre lo que se va a publicar, la investigación, la implicación personal en determinados temas, las repercusiones de lo publicado, la responsabilidad del periodista y del medio, el reconocimiento, los errores y sus consecuencias en la vida de alguien... Y lo hace con acierto: tales cuestiones no entorpecen la intriga sino que la potencian, al tiempo que consigue que el lector repare en este tipo de temas.

Sí es verdad que (o, al menos, esa es la sensación que me ha dado a mí) es una novela muy de los 90, tanto por temas como por tratamiento. Pero eso no quiera decir que no tenga la capacidad de seguir enganchando al lector y atrapándole en su red. Tanto, que fue llevada al cine en 1995, dando lugar a la película titulada "Causa justa", protagonizada por Sean Connery.

Lidia Casado

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura