Anika entre libros

Habitaciones cerradas

Ficha realizada por: Gemma Nieto
Habitaciones cerradas

Título: Habitaciones cerradas
Título Original: (Habitaciones cerradas, 2011)
Autor: Care Santos
Editorial: Planeta
Colección: Autores Españoles e Iberoamericanos


Copyright:

© Care Santos 2011

© Planeta, S.A., 2011

Edición: 1ª Edición, Marzo 2011
ISBN: 9788408098768
Tapa: Dura
Etiquetas: Barcelona, costumbrista, misterio, ficción histórica, intriga, tensión, literatura española, siglo XIX, siglo XX
Nº de páginas: 480

Argumento:


Violeta Lax, nieta del gran pintor Amadeo Lax, es una erudita en la obra de su abuelo, al que también admira como persona. Y se dedica a demostrarlo en sus exposiciones de arte y en sus ponencias. Ahora acaba de recibir una carta muy peculiar en donde es invitada para desplazarse a Suiza y conocer la verdadera cara de su amado abuelo. Sin embargo, aplazará su viaje para acercarse hasta Barcelona, donde se encuentra la antigua casa familiar que va a ser reformada para convertirla en un museo.
 
Con motivo de las obras en la casona saldrán a la luz dos habitaciones cerradas que plantearán más preguntas que respuestas y que abocará a los personajes a una verdad que desean conocer pero que hubieran preferido ignorar.
 
La vida de la familia Lax, perteneciente a la alta burguesía catalana, a lo largo de dos siglos, es cualquier cosa menos sencilla.

 

Opinión:


"Habitaciones cerradas" es una novela compleja, profunda, con tantos matices que una sola lectura no bastaría para abarcarlos todos. No pretendo con ello decir que está al alcance de muy pocos. Muy al contrario, está al alcance de todos pero con una lectura reposada, calmada, para no perderse todas las facetas que la autora despliega en ella.
 
De hecho, según Care Santos, con más de 50 títulos a sus espaldas, esta obra es la mejor que ha escrito hasta la fecha. Y, desde luego, es muy diferente al resto de su producción anterior.
 
Siendo una novela moderna, por la introducción de nuevas tecnologías en ella como es el uso de los e-mails, es a su vez antigua porque relata de una forma muy real la vida de una familia catalana del siglo XIX, con sus costumbres perfectamente trazadas así como las de la vida diaria, tanto pública como privada, de la sociedad barcelonesa de la época.
 
En realidad, "Habitaciones cerradas" es muchas cosas. A nivel formal los personajes están trazados con gran maestría, los diálogos son firmes, la narración está escrita con buen pulso y el lector se siente arrastrado de una forma irremisible hacia la lectura.
 
Quizá lo que más justicia pueda hacerle a esta obra sería decir que es como la vida misma, que no hay impostura ni artificios, que es real, verídica y creíble como sólo lo pueden ser los hechos reales de las vidas reales. Durante la lectura nace la necesidad de recurrir constantemente a internet para buscar el personaje histórico de Amadeo Lax, el de su madre María del Roser; así como hacer una búsqueda para encontrar sus cuadros y saber dónde están expuestos al público. No descartará el lector recorrer algunos museos en su afán por encontrarlos. Tan real llega a ser la lectura. En ella no hay nada que desentone.
 
Al mismo tiempo, la novela esconde sombras que no desvelará al lector, que no serán iluminadas por la autora porque, al igual que la vida, no siempre podremos saberlo todo. Y aquí radica su magia y el lector llegará a preguntarse si la realidad es la escrita en la novela o la que sucedió realmente hace más de cien años.
 
Porque, incluso, la forma de presentar los personajes es verídica. Asistimos a la presentación de una familia como nos sería mostrada en una fiesta íntima, con todos ellos juntos. Y, del mismo modo, nos haremos un lío con el tío lejano, el amigo rico o el primo impertinente hasta que los vayamos conociendo a lo largo de los meses y del trato. En este caso, a lo largo de las páginas. La novela es así. A algunos se les cogerá cariño y a otros se procurará evitarlos. A la mayoría se intentará comprenderlos porque la autora nos muestra una larga trayectoria en su vida hasta conseguir que formen parte de nosotros.
 
Care Santos va alternando el presente con los hechos pasados que le han dado forma. El pasado está narrado a golpes de memoria, con saltos temporales hacia adelante y hacia atrás, como se recuerdan los hechos pretéritos que quedan muy lejanos incluso en nuestras propias vidas: nuestra memoria cercana recuerda los más intensos, en el fondo descansan los que menos nos influyeron. Y, de esta forma tan natural es como va narrando la novela. El presente es distinto, está contado con otra voz, más objetiva si acaso, desnuda de la pátina evocadora, de una forma más directa. Es quizá la forma elegida para que el lector las diferencie.
 
Y todo ello inmerso en una narración de calidad que mantiene la intriga hasta el final, en que Care Santos la cierra con un broche de oro. En resumen, una novela compleja, densa, vital, abrumadora,… como la vida misma.
 
Gemma Nieto

 

Esta reseña tenía en la web anterior 3 comentarios

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura