Anika entre libros

Poniente

Ficha realizada por: Porlomenix
Poniente

Título: Poniente
Título Original: (Poniente, 2019)
Autor: Álber Vázquez
Editorial: La Esfera de los Libros
Colección: Histórica


Copyright:

© Alberto Vázquez Pérez, 2019

© La Esfera de los Libros, S.L., 2019

Edición: 1ª Edición: Septiembre 2019
ISBN: 9788491646570
Tapa: Dura
Etiquetas: novela, histórica, ficción histórica, batallas, bélica, Elcano, Magallanes, barcos, navegación, expediciones, descubrimiento de América, descubrimientos, portugueses, América, marineros, épica, ruta de las especias, siglo XVI, especias, aventuras, literatura española
Nº de páginas: 746

Argumento:

El 20 de septiembre del año 1519 se hacen a la mar cinco naos mercantes desde Sanlúcar de Barrameda. A bordo, doscientos treinta y siete hombres a cargo del portugués Fernando de Magallanes. Su destino, la ruta de las especias.

Una expedición en la que además deberán encontrar nuevos trayectos que les alejen del océano infectado de portugueses. Lo que desconocen son las aventuras que les esperan, las penalidades que deberán afrontar y que al final del viaje, en su retorno, habrán conseguido la mayor de las hazañas: ser los primeros navegantes en haber realizado una vuelta completa a la tierra.

 

Opinión:

 

Desde el primer contacto con la novela, el lector se ve inmerso en una aventura que no hace otra cosa que crecer, convirtiéndose en una carrera de obstáculos en la que gustosamente participaremos hasta el final, cuando el viaje se acabe y podamos vivir para contarlo; algo que no todos los que salieron de Sanlúcar de Barrameda pudieron hacer. El relato que tenemos por delante rellena las pequeñas lagunas de esta historia y amplía el conocimiento del trayecto.

Uno de los personajes que cubrió todo el viaje fue el cronista y geógrafo Antonio Pigafetta, quien todo lo anota para dar buena cuenta al rey Carlos V a su regreso. Los estudios posteriores de su documentación dejan, en muchos casos, la exageración de algunos hechos por su afán de protagonismo. Una circunstancia que el autor ha aprovechado en esta exposición histórica para dotar al texto del humor que le caracteriza en sus novelas (os recomiendo las aventuras de los indios mescaleros, "Guerras mescalero en Río Grande"); además de muchos datos, que no sobran, y que constituyen pequeños detalles que se saborean como si estuvieses presente, como la recreación del sabor de las aguas de un río, las impresiones que dejaron los marineros ante el fuego de San Telmo o su visión de la Tierra del Fuego.

A través del mapa de navegación que podemos apreciar en las guardas del libro, podemos situar a las cinco naos y recorrer con ellas la ruta dibujada; sabemos los nombres de las naos: Santiago, Victoria, Concepción, Trinidad y San Antonio; los nombres de los hombres que navegan en cada una de ellas y los mandos que las dirigen. Una información que nos va a ser vital para seguir el desarrollo de los acontecimientos, cuando las cosas se pongan feas y comiencen los primeros conatos de amotinamiento.

Una rebelión que Fernando de Magallanes sabrá atajar y que tendrá graves consecuencias como la muerte de algún cabecilla o la implicación de Elcano; que tendrá como castigo ir destinado en una expedición a bordo de la nao Santiago para buscar nuevos pasos, una aventura tras la que tendrán que abandonar la nave y permanecerán perdidos por selvas desconocidas. Una nueva etapa que recorrer bajo el mando implacable de Magallanes que no contento con encontrar una nueva ruta para llegar a la especería quería continuar y completar la nueva expedición que supondría, ser los primeros en dar la vuelta al mundo.

La figura de Fernando de Magallanes es posiblemente la más atractiva frente al protagonista de la parte final, Juan Sebastián Elcano, por las múltiples decisiones que ha de tomar con todo el mundo en contra, aunque por otro lado es respetado al acertar en sus decisiones con los portugueses, quienes se creían los dueños y señores de las rutas comerciales y a los que de vez en cuando había que dar esquinazo, algo complicado en el océano. Astuto y buen estratega, varía el rumbo despistando a los portugueses una y otra vez, cualquier cosa mejor que combatir, pues las naos mercantes iban escasas de armamento y salvo en contadas ocasiones no se aventuraban.

La travesía está narrada desde todas las naos, es decir, el motín que se cocinaba en una se discutía en la siguiente y se tomaban las órdenes oportunas en otra; las decisiones de Magallanes en unas se acataban sin rechistar y en el resto se ponía en duda su saber estar en la mar. Al final no dejaban de ser cinco naos, cinco formas de vida diferentes que navegaban en conjunto por una causa que no era la suya. Para la mayor parte de la tripulación, su destino era volver con vida y poder contarlo después de haber cobrado una buena paga; algo de lo que menos de una décima parte de los que salieron del puerto de Sanlúcar de Barrameda podrán presumir, ni siquiera eso: Elcano, dieciocho marineros y tres indios de las islas Molucas. Tampoco las naos, a las que iremos despidiendo a lo largo del camino: unas acabaron destrozadas, otras mal heridas o apresadas; tan solo la nao Victoria logró regresar, años después de la San Antonio que, alegando que nadie había acudido al punto de encuentro, decidió regresar por su cuenta.

El viaje épico crece en cada episodio y cuando todo parece estar en calma se inicia una nueva aventura que supone un nuevo y más dificultoso esfuerzo en el que batallas como la acaecida en la Patagonia o las tempestades en alta mar no superan en tormento al hambre, las diarreas o al escorbuto producido por la falta de higiene y de vitaminas; también de la locura, causa principal del horrible final que tuvo Fernando de Magallanes a manos de los guerreros filipinos. La descripción del infierno que viven en su último tramo de la travesía, un huracán y la continua amenaza de los portugueses son el cierre perfecto para esta odisea.

Para mí, que he tenido la suerte de subir a bordo de una réplica de la nao Victoria, se me hace increíble la hazaña vivida por más de cuarenta hombres en tan poco espacio y durante tanto tiempo. Por eso le doy más valor a toda esta aventura que me ha atrapado desde el principio, tanto por los hechos históricos como por la narrativa, sin la que esta novela no sería lo mismo.

 

Porlomenix

 

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar