Anika entre libros

El apartamento olvidado

Ficha realizada por: Anika Lillo
El apartamento olvidado

Título: El apartamento olvidado
Título Original: (The Apartment, 2016)
Autor: S. L. Grey
Editorial: Roca Editorial
Colección: Thriller y Suspense


Copyright:

© S. L. Grey, 2016

© Roca Editorial de Libros, S.L., 2018

Traducción: Ana Herrera
Edición: 1ª Edición: Julio 2018
ISBN: 9788416867370
Tapa: Blanda
Etiquetas: atracos, asesinatos, duelo, fantasmas, espíritus, misterio, estafas, gatos, intriga, tensión, novela, terror, miedo, horror, tragedia, París, suspense, literatura sudafricana, casas encantadas, alucinaciones, visiones, paternidad, Sudáfrica, locura, maternidad, diferencia de edad, traumas, vacaciones, vecinos, personajes borderline, estrés postraumático, agresiones fantasmales, inquilinos, Ciudad del Cabo, acoso espectral, suspense psicológico, crisis matrimonial, intercambio de casas
Nº de páginas: 285

Argumento:

Mark y Steph están pasando una crisis importante en su matrimonio que no se debe ni a su diferencia de edad ni a que descansan poco por tener una hija pequeña: no hace mucho entraron en su casa unos atracadores y aunque no les hicieron nada, el pánico les está pasando factura. Como sugerencia, un conocido les dice que podrían irse de vacaciones aprovechando la moda de intercambiar casas con alguien del extranjero, y de esa forma ahorrarse el alquiler.

En París, el apartamento que les espera no es lo que creían: sucio, con mal olor, aspecto de estar abandonado y fama de casa embrujada… y una vecina excéntrica en el único piso ocupado. Pronto, la crisis que estaban pasando se convierte en una nadería cuando las cosas empiezan a ir mucho peor.

 

Opinión:

 

Una de las mejores cosas de "El apartamento olvidado" es que crees que la historia se centra en ese viaje al infierno y lo cierto es que el camino no ha hecho más que empezar. A mitad de libro Mark y Steph consiguen volver a casa pero en vez de acabar todo… se complica aún más. Se han llevado con ellos "algo", y ese remanente espectral que les acosa no está dispuesto a marcharse jamás. Mark es un personaje atormentado, y esa situación le llevará al límite inimaginable. Mientras tanto Steph se mostrará como un joven preocupada por su pequeña y ese matrimonio por el que nadie apostaba y tratará de hacer lo posible por que las cosas vuelvan a la normalidad, pero será imposible. Nada va a mejor, todo va a peor. Mark hace cosas impensables y su locura acaba traspasando todos los límites.

El misterio más incomprensible -más aún que la propia historia de fantasmas- es el del matrimonio que intercambia la casa, no obstante esto se resuelve al final de la novela, aunque el conocimiento de la identidad le venga a Steph como por arte de magia. Suposición y acierto.

Otros personajes que aparecen son: Carla, amiga de Mark que a su mujer no le gusta especialmente; Mireille, la señora que vive de okupa en el pequeño edificio de pisos de alquiler que lleva años abandonado; Zoë, o su fantasma/alucinación -la hija de Mark-; o Karim, el vecino de la pareja. También aparecen los padres de ella y algunos secundarios necesarios para que funcione la trama. Y algunos… gatos.

Lo mejor, como comentaba antes, es que ese viaje a París no se limita a pasarlo mal en el piso. Todos los momentos vividos dentro y fuera del apartamento son un puñetazo más a su mala suerte, obligando al lector a empatizar con su desdicha y entendiendo por qué cada vez están en peor situación personal. La vuelta a Sudáfrica (son de Ciudad del Cabo) no soluciona los problemas. Siempre se decía aquello de que si ibas a un cementerio lo mejor era no tocar las lápidas por si te llevaban algo contigo… esto es similar: Mark y Steph se llevan algo consigo. Algo terrorífico e implacable, que tiene como aliada la mente cada vez más perturbada de Mark.

La novela está contada por ambos: la parte de Steph está narrada en pasado, rememorando todo lo que ocurrió, y alternándose los capítulos está la voz narrativa en presente de Mark. Él va contando lo que ocurre, ella, lo que sucedió. Y así se llega a un final imprevisible e impresionante que no defrauda para nada.

Aunque en la novela sobrevuelan los problemas de un matrimonio con diferencia de edad considerable, los de un padre que no supera la muerte de una hija y el estrés postraumático resultado de un atraco en el propio hogar con la familia dentro, la novela está llena de momentos fantasmagóricos. La mezcla entre realidad y ficción (posible alucinación o acoso fantasmal) no abandona la historia en ningún momento. Ni siquiera el final te deja pensar que todo ha acabado. Me recuerda a esas películas de terror que acaban con un final abierto listo para aprovecharse y sacar una segunda parte. Esto, en los libros, a mí me encanta, deja un desasosiego interesante en el lector.

 

Anika Lillo

 

Foto homenaje:

Elapartamentoolvidado

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar