Anika entre libros

Sprinters

Ficha realizada por: Carol Inabé Barba
Sprinters

Título: Sprinters
Título Original: (Sprinters, 2016)
Autores: Claudia Larraguibel, Rodrigo Elgueta
Editorial: Salto de Página
Colección: Púrpura


Copyright:

© 2016, Claudia Larraguibel

© 2016, de las imágenes interiores, Rodrigo Elgueta y Editorial Hueders

© 2018, Editorial Salto de Página

Ilustraciones: blanco y negro
Edición: 1ª Edición: Mayo 2018
ISBN: 9788416148653
Tapa: Blanda
Etiquetas: Colonia Dignidad, secta, muerte, colonos, tortura, abusos sexuales, Paul Schäfer, embarazo, violaciones, asesinatos, periodismo, recuerdos, memorias, dictadura, tráfico de armas, aislamiento, esclavitud, exilio, homosexualidad, derechos humanos, literatura chilena, Chile
Nº de páginas: 256

Argumento:

Como si de un guión inacabado de cine se tratara, la protagonista de esta novela comienza un periplo con la historia del pasado más triste de su tierra, Chile, aunque lleve tiempo fuera de casa. Entre memorias y testimonios pasados, nos relata cómo fue la vida en la "Colonia Dignidad", lugar que para los colonos alemanes, que llegaron con Paul Schäfer en los sesenta, representa una nueva oportunidad -aunque llenos de reglas y restricciones-, pero para los vecinos de Parral -la ciudad más cercana al enclave-, es un lugar lleno de misterios donde el dolor habita. Se entrecruzan historias de colonos, ex colonos y la protagonista, que lleva su voz para darle cabida al recuerdo.

 

Opinión:

 

La periodista Claudia Larraguibel nos presenta una novela que rezuma nostalgia. Pero una nostalgia triste, de esa que no se evapora con el tiempo, ni con el olvido. Un relato a varias voces; desde adentro hacia afuera, con aristas y recuerdos que conforman un caleidoscopio versátil, espeso en sombras y luminoso a ratos, porque es lo que tiene vivir en un lugar así.

Estas voces pertenecen a varios testigos y diversas épocas, voces que resuenan desde el corazón. Parece que nadie se acuerda de ellos, pero ahí están. Olvidados y abandonados, en el sentido que ya las heridas pesan menos, aunque sigue ahí. Ya no es el morbo de los primeros días, sino la cotidianeidad de la vida que sigue adelante.

Lo que fue casi un gueto social -o lo fue, en cierto sentido-, casi una secta donde el grupo de colonos alemanes, que llegó junto al ex nazi Paul Shäfer, tuvieron que seguir por décadas una serie de normas y restricciones -hasta entrada la democracia en los noventa-, cuando se abre al ciudadano común.

Se le suma al relato un supuesto guión de película -con otro formato y tipografía-, que se agradece para visualizar lo ocurrido allí, aunque sea una parte ínfima, sobre todo en el tema álgido, que fue el escape y posterior acusación hacia Paul Schäfer como líder de una colonia que regía con mano dura, donde abusó de niños y abrió sus puertas a la tortura y desaparición de muchos chilenos, en tiempos del régimen militar en Chile.

Pero la historia en realidad no se queda ahí, las memorias se unen y deambulan entre colonos y ex colonos, se crea una especie de vínculo, se lamen heridas comunes, se crea un espacio. Incluso para recuerdos que trataron de morir a conciencia.

Las vidas con destino cruzado de dos hermanas colonas, la memoria horrorizada de los que huyeron, los que hicieron borrón y cuenta nueva, los que aún no saben deambular en libertad. Voces humanas, suma de dolores y alegrías. Reencuentro con un pasado durísimo, que muchos prefieren pensar que no existió.

Un espacio clavado con dolor, como una espina, en medio del campo chileno, en la zona de Parral, de la Región del Maule... esa fue la "Colonia Dignidad". Un lugar oscuro, casi innombrable para muchos, ahora llamado Villa Baviera, donde por fin los colones viven como uno más, ganando dinero por su trabajo incluso, y sociabilizándose. Eso es lo que queda. Aunque para una de las protagonistas esto será un punto de inflexión para su propio dolor y memoria encapsulada. Aflorarán recuerdos y vivencias, cada uno lo recordará a su manera.

En el texto se suman testimonios y textos judiciales relativos a la "Colonia Dignidad", como pinceladas de una realidad que no puede olvidarse.

Sin embargo, a través de las palabras de la autora, se desvelan tantos secretos y tanta tristeza; a veces, leyéndola, es posible considerar que está escrito para exorcizar a sus propios demonios... exiliada en Venezuela con su familia, viajera y mujer de mundo, ella toca con sus dedos una verdad que duele aun.

 

Carol Inabé Barba

 

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar