Anika entre libros

Rusia imaginada. Diez viajes por el paisaje ruso (Care Santos, editora. VV.AA)

Ficha realizada por: Pilar Gil
Rusia imaginada. Diez viajes por el paisaje ruso (Care Santos, editora. VV.AA)

Título: Rusia imaginada. Diez viajes por el paisaje ruso (Care Santos, editora. VV.AA)
Título Original: (Rusia imaginada, 2011)
Autores: Care Santos, Daniel Sánchez Pardos, Espido Freire, Jon Bilbao, Marian Womack, Óscar Esquivias, Pilar Adón, Marta Sanz, Víctor Andresco, Esther García Llovet, Berta Vías Mahou
Editorial: Nevsky Prospects
Colección: Perspectivas


Copyright:

© Care Santos, autores.

© Nevsky Prospects, S.L., 2010

Edición: 1ª Edición, Octubre 2011
ISBN: 9788493824679
Tapa: Blanda
Etiquetas: antología, Rusia, clásicos, versiones, literatura española, recopilatorio de varios autores
Nº de páginas: 314

Argumento:


Care Santos propuso a diez escritores contar una historia sobre Rusia ambientada en el lugar real elegido y desconocido para ellos. El resultado es, según cuenta la contraportada del libro, "Diez miradas personalísimas y distintas que revelan una Rusia inaudita, fuera de los tópicos y las ideas preconcebidas, pero no menos fascinante".

Relatos y autores de "Rusia imaginada": El príncipe Hamblet de Mtsensk" © Oscar Esquivias 2011; "Valentina Shulgin en el arroyo de Vyra" © Marta Sanz 2011; "Horror a bordo del Borís Butoma" © Jon Bilbao 2001; "Soldado ruso" © Berta Vías Mahou 2011; "Primavera en Vítebsk" © Víctor Andresco 2011; "El hijo secreto de Yuri Gagarin" © Esther García Llovet 2011; "Camarada" © Espido Freire 2011; "Los siluros de Prípiat" © Daniel Sánchez Pardos 2011; "Un mundo muy pequeño" © Pilar Adón 2011; "Matrioshka" © Marian Womack 2001; "90288"(Epílogo)" © Care Santos 2011.

 

 

Opinión:


Antes de enredarme a opinar sobre él, antes de argumentar mi recomendación, dejo escrito de antemano que es un libro de relatos cautivador y fascinante.

Siempre imaginé Rusia. Sí, imaginé porque yo desconozco todos los lugares en los que los autores sitúan sus cuentos, la imaginé asociándola a elementos estereotipados que siempre me resultaron antagónicos. De un lado la belleza sublime aportada a través de elementos artísticos como la música, el ballet, la pintura o la literatura, y de otro lado las guerras, los uniformes, las armas, los rígidos militares y sobre todo la nieve, el frío, la piel sobre los cuerpos y las cabezas de sus pobladores. Y como no conozco más en detalle de ella me dispongo a leer cada uno de los relatos. Me fascina el reto porque imaginaré a través de lo imaginado por cada uno de los escritores. En sus cuentos encuentro todos los elementos que dibujan mi estereotipo pero claro, con personajes literarios y reales consagrados a través de la historia y de los años y eso me genera un reto porque he de buscar información sobre lo que es real, lo que es ficticio pero que existió a través de la literatura, y lo que es completamente nuevo.
 
Al cerrar el libro me sobrevuelan especialmente estos relatos que a continuación menciono; el resto son tan destacables como éstos, pero la imaginación va unida a la sensibilidad, tal vez a la afinidad de sensibilidades, quizá por eso éstos quedaron más prendidos en mi pensamiento.
 
"Camaradas" de Espido Freire erizará el corazón de cualquier lector que se ocupe de descubrirlo. Dos madres igualadas en el instinto maternal de protección y en el dolor. Camaradas en la lucha por salvar a sus hijos. Camaradas soportando el sometimiento inocente del poder establecido. Narración aparentemente aséptica llena de sentimientos en primera persona de la criada que fue testigo del asesinato de la familia del último zar de Rusia.
 
Jon  Bilbao escribe "Horror a bordo del Boris Butoma" adentrándonos en el mundo de los supervivientes, de la mezquindaz más elevada utilizando el estilo indirecto que conseguirá que la fría narración nos acalore con emociones.
 
"Valentina Shulgin en el arroyo de Vyra" plantea un retrato evocador con una narración impecable de la Lolita de Nabokov. La inmortal Valentina que es mirada desde los ojos de Marta Sanz
 
Óscar Esquivias  abre con su relato "El Príncipe Hamlte de Mtsenk" el libro  tan acertadamente que nos pone el cebo para picar en el anzuelo y seguir leyendo tras descubrir la gran calidad de un relato abierto, lleno de ambigüedades con la música como escenario; nos costará imaginar que lo que  relata no está ubicado en el siglo pasado en plena post II Guerra Mundial si no fuera por los datos tangibles que nos deja para saber que son personajes de siglo XXI.

"El soldado ruso" de Berta Vías Mahou es un cuento bañado de humor y cinismo en el que yo he imaginado que la autora habla de todos los soldados desconocidos caídos. Sueña conocer algún día el Cementerio de Novodevichi y utiliza metáforas y cientos de nombres para llamar a un mismo protagonista que será el novio de todas las mujeres a través de sus cartas y será el pintor de escenas expuestas a modo de lápidas colgantes. Y no es verdad ni siquiera su nacionalidad, y no estará ni siquiera en Rusia y para mí es el personaje que reúne la filosofía de este libro de relatos. El falso ruso, como los diez escritores retados a imaginar, imagina, crea historias, sueña con un lugar real desconocido todavía para él y genera la magia capaz de hacer soñar a cuantos se acercan a él.
 
Pilar Gil

 

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura