Anika entre libros

Los huéspedes de pago

Ficha realizada por: Sandra C. Jarén
Los huéspedes de pago

Título: Los huéspedes de pago
Título Original: (The paying guests, 2017)
Autor: Sarah Waters
Editorial: Anagrama
Colección: Panorama de Narrativas


Copyright:

© Virago Press, 2014

© Anagrama, 2017

Traducción: Jaime Zulaika
Edición: 1ª Edición: Enero 2017
ISBN: 9788433979711
Tapa: Blanda
Etiquetas: economía, clases sociales, romance, costumbrista, crítica social, muerte, erótica, mujeres, policiaca, I Guerra Mundial, intriga, literatura inglesa, novela, Londres, falsas apariencias, homosexualidad, homofobia, convivencia, cotilleos, solteronas, rebeldía, clasismo, sufragistas
Nº de páginas: 607

Argumento:

En el Londres de 1922 las consecuencias de la I Guerra Mundial siguen vigentes. Por ejemplo, las supervivientes de la familia Wray, Frances y su madre, han tenido que que aprender a vivir sin sus hermanos y padre e hijos y marido, respectivamente, y a ingeniárselas para vivir con una economía bastante mermada a pesar de pertenecer a la clase alta. Entre estos 'ingenios' se encuentran el haber despedido a las criadas; el reducir gastos en ropa, comida, etc. y, por último, en alquilar parte de la mansión en la que viven a un matrimonio, el compuesto por Lilian y Leonard Barber.

El dispar matrimonio trastocará todos los cimientos de las mujeres Wray: la inicial incomodidad producida por tener que compartir espacio dará lugar, con el paso de las semanas, a una relación más estrecha, sobre todo entre Frances y Lilian. Dicha relación se volverá toda pasión y, ya se sabe, quien juega con fuego, se quema... Tanto que el que se produjera un acto violento de terribles consecuencias solo era cuestión de tiempo.

 

Opinión:

 

Toda guerra tiene sus consecuencias, independientemente del año o lugar en el que ocurra, del bando en el que se luche o de la clase social a la que pertenezcan las personas afectadas. Para la familia Wray las consecuencias de la I Guerra Mundial han sido nefastas: por un lado, ha perdido a varios miembros de su familia y, por otro, las supervivientes, Frances y su madre, se ven en la obligación de alquilar parte de su mansión a unos huéspedes de alquiler, decisión nada fácil en una época y un lugar en los que la clase alta no pueden cometer el "error" de ver mermadas su fortuna y posición y donde los chismorreos corren como la pólvora. 

En "Los huéspedes de pago", Sarah Waters nos expone cómo es la vida en el Londres de 1922, una vida que a día de hoy no difiere mucho de los pueblos más pequeños (o no tanto) de cualquier lugar en el que todos se conocen: el guardar las apariencias, el preocuparse del qué dirán los demás, las lecciones de moralina, el correveidile... En este caso, el centro de todas las miradas es Frances Wray y es que para este tipo de sociedad reúne todos los requisitos: ha perdido a sus hermanos y a su padre por culpa de la guerra, lo cual es motivo de lástima; ha tenido problemas con la policía por sufragista, lo cual le es recriminado; sus compañías tienen fama de no ser muy buenas influencias, por lo que se la considera una rebelde; ha despedido a las criadas y se encarga ella de las tareas del hogar, lo cual produce vergüenza; pero, lo peor, es que casi a sus 30 años vive en la mansión familiar con su madre porque todavía está soltera, lo cual es un verdadero drama. Y a todo esto se suma el alquiler de parte de la mansión al matrimonio Barber, Leonard y Lilian Barber.

Hasta la llegada de los Barber a escena, la novela podría considerarse como una novela costumbrista. Sin embargo, ésta da un giro a mitad de trama cuando Frances y Lilian estrechan su relación y tiene lugar un nuevo romance que hace que el trasfondo costumbrista quede en segundo plano y se convierta en una novela romántica-erótica. Pero no es el único giro que tiene, en el último tercio de la historia un nuevo acontecimiento involucrará a la policía, la cual tendrá que resolver un caso de asesinato, transformándose así en una novela de intriga.

"Los huéspedes de pago" es una novela de crítica social en la que se recrimina la homofobia, la distinción de clases y, también, el escaso valor de las mujeres en la sociedad. Es una historia fácil de leer, no obstante, en ocasiones se hace un tanto repetitiva provocando la sensación de que le sobran algunas páginas y, además, a los personajes les falta un poco más de mimo que les dé mayor credibilidad.

Sandra C. Jarén

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura