Anika entre libros

La chica que oía canciones de Kurt Cobain

Ficha realizada por: Ysabel M.
La chica que oía canciones de Kurt Cobain

Título: La chica que oía canciones de Kurt Cobain
Título Original: (La chica que oía canciones de Kurt Cobain, 2015)
Autor: Miguel Aguerralde
Editorial: Siete Islas


Copyright:

© Miguel Aguerralde

© 2016, Editorial Siete islas

Edición: 1ª Edición: Marzo 2016
ISBN: 9788494403187
Tapa: Blanda
Etiquetas: adolescencia, recuerdos, amistad, amor, nazis, música, literatura española, novela, novela romántica, Kurt Cobain, Nirvana, crecimiento, madurez, años 90, nostalgia, Canarias, romántica
Nº de páginas: 222

Argumento:

4 de abril de 1994, una noticia sacude el panorama tanto musical como mundial: Kurt Cobain, cantante y líder de Nirvana, es hallado muerto en su casa de Seattle con un tiro en la sien; Kurt se ha suicidado. Esta muerte marcó a muchos de sus seguidores entre ellos a Layla.

Layla es una joven madrileña que, por razones familiares, se ha tenido que ir a Canarias. Allí conocerá a Pablo, compañero de clase primero y, luego, un amigo muy especial. Pablo se queda colgado de ella nada más verla. En un principio tienen bastantes cosas en contra; a nivel musical ella es una fan de Nirvana, grupo que a Pablo ni le va ni le viene. Pero el destino en forma de clases de Matemáticas les acercará. Layla y Pablo se convierten en inseparables. Poco a poco, ella le va contando el por qué han dejado Madrid aunque no acabará de decirle la verdad. Pablo deberá esperar 21 años para conocerla.

 

Opinión:

 

Hay lecturas que tienen algo que te toca la fibra más sensible y esto es lo que acaba de pasarme con esta novela de Miguel Aguerralde con un título de lo mas especial: "La chica que oía canciones de Kurt Cobain". Una novela que engaña un poco ya que la primera parte (está dividida en dos) te hace dudar un poco si es una novela juvenil o adulta, duda que se resuelve en la segunda parte. "La chica que oía canciones de Kurt Cobain" es una novela adulta aunque perfectamente legible por un lector de 17 años, por ejemplo.

¿Y qué nos encontramos en ella? En primer lugar una amplia ventana a la nostalgia, al menos en mi caso ya que, como Layla yo también oía las canciones de Kurt Cobain y el resto de los grupos que le gustaban a ella así como, también, "Eduardo Manostijeras" era una de mis películas favoritas. Compartir estos gustos con ella ha despertado un sentimiento de complicidad con este personaje aunque reconozco que, al mismo tiempo, ha habido momentos en los que me ha parecido un poco "María sabidilla" y esos han sido cuando criticaba los gustos musicales de Pablo. Me daba la sensación de que lo hacía con un tonillo de superioridad o pedantería, un poco menospreciando que a él le gustase otro tipo de música.

Pero bueno, esta apreciación es lo de menos. Lo que realmente importa y hay que destacar es la magia que encierra toda la novela. Está dividida en dos partes: la primera sucede en los 90 (llena de nostalgia) y la segunda en la época actual. Esta segunda parte tiene una alta dosis de intriga. En ella sucede algo inesperado que va aumentando la tensión de la trama hasta llegar al final. Un final sorprendente, brutal, que te deja con cara de asombro.

Al estar dividida la historia en estas dos partes permite al lector ver la evolución de los personajes. Entre una y otra pasan 21 años. La vida de ambos ya no es la misma que cuando tenían 17 años. Me ha dado la sensación de que la Layla adulta es más "tolerante" que la adolescente, no es tan "María sabidilla". Tanto Pablo como Layla son personajes fuertes que llevan el peso de la novela. Miguel Aguerralde ha creado unos personajes reales, creíbles.

Lo cierto es que Miguel Aguerralde tiene un estilo narrativo bueno, fresco y ágil. Es de los autores que saben cómo conectar con el lector y llegar a su fibra más sensible. La novela tiene 222 páginas que se hacen cortas, te quedas con ganas de más.

Últimamente hay muchos libros centrados en abrir ventanas al pasado, especialmente a la década de los 80. Los 90 también tuvieron su miga y merecen ser recordados. "La chica que oía canciones de Kurt Cobain" es una preciosidad de historia. Personalmente, me ha encantado. Es de esas historias que te llegan y que te hacen recordar un montón de cosas, está muy bien escrita y eso es lo importante.

Miguel Aguerralde es un autor a tener muy en cuenta y esta es una buena forma de conocerlo.

Ysabel M.

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura