Anika entre libros

Contrato con Dios

Ficha realizada por: Anika Lillo
Contrato con Dios

Título: Contrato con Dios
Título Original: (Contrato con Dios, 2007)
Autor: Juan Gómez-Jurado
Editorial: El Andén
Colección: Gran Vía


Copyright:

© Juan Gómez Jurado, 2007
© Ediciones El Andén, S. L., 2007

Edición: 1ª Edición: Noviembre 2007
ISBN: 9788496929265
Tapa: Dura
Etiquetas: aventuras, acción, persecuciones, thriller, integrismo, fanáticos, militares, militar, intriga, literatura española
Nº de páginas: 398

Argumento:


Un multimillonario aparentemente excéntrico al que no se le puede ver ni tocar financia una expedición conseguida mediante corrupción en tierras desérticas jordanas. Allí esperan conseguir localizar el Arca que contiene las Tablas de la Ley. Para realizar esta peligrosa expedición contarán con un equipo de seguridad, un equipo de arqueólogos, una doctora, un chófer, el padre Anthony Fowler y una periodista española (Andrea Otero).

Pero tras su pista están los terroristas, y cuando ya estén en pleno desierto, será cuando todos se enteren de esto y de que no van a poder comunicarse con el exterior porque es alto secreto. Además, hay infiltrados del Mossad y del servicio secreto del Vaticano, y puede que allí se escondan algunos más con distintas motivaciones. La acción, los intentos de asesinatos y la revuelta están servidos. 

 

Opinión:

 

Algo que está de moda en los libros corales es poner un índice con los personajes protagonistas, y Juan Gómez-Jurado nos hace el favor de introducirlo con sus roles (dado que sería muy complicado, de no poder recurrir a él, recordar a todos los que aparecen relacionándolos con sus trabajos ya que estos no son fáciles de evocar), a la vez que ilustra, con una imagen de Eduardo Paniagua, la zona perteneciente a Jordania de la que se hablará. Personalmente es algo que agradezco mucho. No es el único ni será el último.

Este libro es un tocho de casi 400 páginas que engancha sobremanera. El secreto está en las técnicas que utiliza Gómez Jurado para escribirlo, una forma de asegurarse al lector pegado a las páginas. Si ya de por sí la trama es atractiva, los personajes también lo son, las técnicas son eficaces y la novela está contada de forma rápida y amena, es fácil suponer que estamos ante otro nuevo best seller del autor. El primero, "Espía de Dios", consiguió el record con su traducción a 40 países siendo el autor el español más joven que lo consigue (arrebatándole este record a su amigo Javier Sierra que lo consiguió a los 30 años con "La cena secreta").

"Contrato con Dios" se basa en la búsqueda del Arca que contiene las Tablas de la Ley. Puede resultar sospechosamente parecido a otras novelas, pero no lo es. El autor tiene un estilo especial de narrar los hechos, y es capaz de que alguien en absoluto interesado por el tema, por el terrorismo, la CIA, el espionaje o el Vaticano (como yo), se sienta adhesivo en cada una de sus páginas porque su escritura no es enrevesada (algo que a los no fans de este tipo de libros suele fastidiarnos porque ese tipo de escritura no nos atrapa si el libro no es bueno), de ahí el éxito de Juan Gómez-Jurado ya con su anterior novela y, seguro, con ésta. Esto se debe, quizás, a que su pasión por la película "En busca del Arca perdida" quedara grabada en su memoria durante su infancia: el resultado es una novela ágil, muy visual, entretenida, aventurera, llena de intriga, misterio y acción.

Otra parte importante de su eficacia la tienen los personajes. Andrea Otero, periodista española, es atacada en varias ocasiones, y no puedes saber si siempre le atacan los mismos porque es la víctima ideal para ello. Su carácter, que proviene de su pasado y de su condición de lesbiana recién abandonada y de parada oficial al perder su último trabajo, la convierten en la joven más impertinente de la expedición. Ello conlleva enfrentamientos con personajes del mismo o parecido carácter.

Al estar junto a un equipo de soldados (entre ellos el particularmente chulito colombiano Paco Torres, de peligroso carácter), otro de arqueólogos que creen que están tocando casi el cielo y para ellos, los demás son sólo instrumentos, Andrea mostrará su carácter como un gato sacando las uñas, y sus enfrentamientos con ellos forman parte atractiva de la trama.

La soberbia del profesor Forrester, arqueólogo especializado en temas bíblicos, será una de las bazas de Juan Gómez-Jurado, porque, como con Andrea, este carácter se enfrentará en varias ocasiones a quienes comparten la expedición con él (los soldados, la propia Andrea, sus ayudantes…)

Raymond Kain, el multimillonario que financia en secreto la operación, es otro de sus fuertes. De nuevo nos encontramos ante un posible excéntrico y enfermo que mantendrá la intriga hasta prácticamente la mitad del libro, donde descubriremos el origen de su persona. Ataremos hilos -si no lo hemos hecho antes con un pequeño lapsus de uno de uno de los personajes- y empezaremos a entender a Kain. Aquí no hay pedantería ni soberbia, pero sí un enigma más dentro del libro.

El padre Anthony Fowler es otro de sus fuertes, quizás el más atractivo: doble agente de la CIA y de la Santa Alianza, accede a asistir a la expedición por pura extorsión, y durante un tiempo la propia Andrea Otero, por quien está allí, nos hará dudar de su integridad. Nos toca a nosotros hacernos preguntas o esperar al final. Esto mismo ocurrirá con la doctora Harel, que desde casi el inicio es un personaje ideal para el juego de las sospechas gracias a Andrea.

En esta novela sabemos que existen terroristas y dobles espías, pero no conoceremos de buenas a primeras los "otros", los infiltrados. Tampoco nos dará masticado todo lo que conocen los personajes, a veces ellos sabrán algo y continuarán con sus vidas, mientras que nosotros deberemos estar allí con ellos para saber qué está pasando. Eso hace que te involucres y estés en el desierto jordano con todo el equipo. Un acierto más.

La estructura del libro también es atractiva, ya no sólo la bella edición que se ha hecho, si no también su interior: algunas -no muchas- ilustraciones de Eduardo Paniagua acompañan a textos introducidos por Juan Gómez-Jurado a propósito para ponernos el caramelo en la boca y no poder evitar seguir leyendo. Esto podemos apreciarlo desde el inicio, cuando empieza la historia y retrocede a Viena en 1943. En pleno Holocausto nos muestra a un matrimonio que a cambio de recuperar a su hijo procede a entregar a un torturador y asesino de niños que opera en un Hospital nazi donde se hacen experimentos con pequeños judíos, un objeto que ha estado siempre en su familia. Este hombre, el doctor Graus, está basado en el carnicero de Spiegelgrund, en la realidad Heinrich Gross.

Las notas a pie de página, pocas pero efectivas, puede que nos saquen de alguna duda. A mí personalmente me ha ocurrido con el famoso "bar mitzvah" de los judíos. Al leer "bar mitzvot" creí que el autor se había equivocado, pero no… ignorancia mía el no saber que es así como se llama cuando se trata de la celebración para la mujer (o niña). Lo mismo ocurre con otras palabras, por ejemplo el autor, como quien habla con propiedad, no escribe "imán" en español, si no que lo hace en el idioma y escritura correcta: imam.

Y no sólo las notas a pie de página, entre sus páginas accedes a explicaciones breves pero más amplias de detalles como qué es la agorafobia, algo que me ha sorprendido bastante descubrir dado que yo sabía lo mismo que Andrea.

Es eficaz también en la narración que implica el conocimiento de cómo un islamista acaba convirtiéndose en integrista. Pocos retrocesos al pasado pero un evidente lavado de cerebro es suficiente para que veamos que "no todos los musulmanes" cojean por el mismo pie.

En resumen, un libro eficaz, se mire por donde se mire. Enhorabuena Juan. Tu libro es fantástico.

 

Anika Lillo

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura