Anika entre libros

Mystery book: El caso de la Mujer Pez

Ficha realizada por: Déborah F. Muñoz
Mystery book: El caso de la Mujer Pez

Título: Mystery book: El caso de la Mujer Pez
Título Original: (Mystery book: El caso de la Mujer Pez, 2018)
Autores: Iván Tapia, Montse Linde
Editorial: Lunwerg
Colección: Ocio y deportes


Copyright:

© 2018, Iván Tapia

© 2018, Montse Linde

© 2018, Editorial Planeta, S. A.

Ilustraciones: B/N
Edición: 1ª Edición: Abril 2018
ISBN: 9788416890668
Tapa: Blanda
Etiquetas: detectives, investigación, enigmas, policiaca, juegos, libro para regalar, libros interactivos, interactivo, literatura española, mezcla de géneros, novela, suspense, frikis, lógica, juegos de ingenio, pasatiempos adultos
Nº de páginas: 128

Argumento:

En "Mistery Book: El caso de la Mujer Pez" un detective llamado el Suave está en un bar, emborrachándose, cuando le dicen que debe acudir con urgencia al hostal Casa Amián, donde una de las componentes de un circo de los horrores ha sido asesinada en la bañera. El detective nos presentará todo el caso intercalado con algunas ilustraciones donde hay pistas para que le ayudemos a resolverlo.

 

Opinión:

 

Vaya por delante que, cuando decidí leer "Mistery Book: El caso de la Mujer Pez", esperaba algo más juvenil, pero que el tono es bastante más adulto y me ha sorprendido gratamente, porque así se explotan muchas más facetas de esos personajes tan extraños que se presentan, empezando por el propio narrador, el detective Manuel Martín, alias el Suave (que es un tipo corriente con una vida desastrosa y que nos lo narra todo de una forma muy cercana) y pasando por los frikis del circo o la niña rarita, hija de los dueños del hostal. Prácticamente todo lo que dicen los personajes, e incluso algunos detalles de las ilustraciones de ciertas escenas, puede ser una pista, así que hay que estar muy atento a todo cuanto pasa.

El planteamiento de Iván Tapia y Montse Linde también es interesante: no es un caótico librojuego en el que tienes que ir de atrás a adelante por las páginas, sino que un detective que nos cuenta de forma ordenada los antecedentes del caso, los interrogatorios y pruebas (todo lo cual lo puedes leer en orden o de la forma que te venga en gana) y una serie de incógnitas, algunas referentes al caso y otras sobre más cosas que ha contado, para que las resuelvas.

Por suerte para el que sea un poco vago y no le apetezca pensar, o para el que se quede atascado (yo reconozco que en una de las incógnitas estaba en blanco) hay una sección al final en la que te resuelven todas las incógnitas de una forma detallada y lógica. Ahí recomiendo que no las leáis hasta que no estéis bloqueados por completo: la gracia del libro es, precisamente, que pienses y que te comas el tarro para descubrir quién es el asesino y cuáles son las otras incógnitas que se presentan (mucho más fáciles de resolver, por cierto).

La pega que sí que le veo al libro es que, aunque descubrimos al asesino, no sabemos cuál es su móvil exactamente y no se cuenta nada después de la resolución, por lo que me he quedado un poco colgada, pero aun así ha sido una experiencia de lectura original y divertida.

Déborah F. Muñoz

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura