Anika entre libros

Lugares a evitar cuando cae la noche

Ficha realizada por: Pilar López Bernués
Lugares a evitar cuando cae la noche

Título: Lugares a evitar cuando cae la noche
Título Original: (Lugares a evitar cuando cae la noche, 2017)
Autor: Juan Ignacio Cuesta
Editorial: Luciérnaga


Copyright:

© Juan Ignacio Cuesta Millán, 2017

© Editorial Planeta, S. A., 2017

Prólogo de Lorenzo Fernández Bueno (director de la revista Enigmas)

Ilustraciones: B/N
Edición: 1ª Edición: Enero 2017
ISBN: 9788416694402
Tapa: Blanda
Etiquetas: rutas del misterio, ensayo, libros premiados, divulgación, emociones, enigmas, misterios, lugares sagrados, lugares abandonados, lugares emblemáticos, ritos funerarios, altares, prehistoria, pinturas rupestres, península ibérica, islas Baleares, leyendas, historia de España, mineros minerías, yacimientos, sacrificios humanos, viajes, literatura española, ermitas, monasterios, arqueología
Nº de páginas: 301

Argumento:

"Lugares a evitar cuando cae la noche" es un ensayo con el que Juan Ignacio Cuesta pone a disposición de los lectores un recopilatorio de espacios de la península Ibérica e islas Baleares que, al visitarlos, le llamaron la atención y despertaron emociones por uno u otro motivo pero que, en definitiva, podrían considerarse sitios de poder.

Hay leyendas, ritos, supuestos crímenes, minas abandonadas, vías de ferrocarril en desuso, ermitas y monasterios, restos arqueológicos de diferentes asentamientos y épocas, arte rupestre, espacios naturales...

El autor no agrupa los lugares sobre los que escribe por tema o proximidad geográfica. Lo hace colocándolos bajo uno de los grandes apartados clasificatorios de los que consta el libro:

EL ALBA.

EL AMANECER.

POR LA MAÑANA.

AL MEDIODÍA.

EN LA SIESTA.

AL ANOCHECER.

DE NOCHE.

Premio Enigmas de Ensayo 2017

 

Opinión:

 

Por el título y por el autor, es fácil pensar que la obra podría ser un recopilatorio de apariciones, psicofonías..., en definitiva: un ensayo que debería catalogarse como uno de esos libros de misterio que ponen al descubierto hechos inexplicables.

No es así, no obstante, aunque también hay algo de todo ello. Básicamente, Juan Ignacio Cuesta, nos emplaza a acompañarle virtualmente a algunos de los sitios que visitó en coche, andando, trepando o practicando espeleología, tanto en solitario como con otros compañeros.

Nos explica las sensaciones que percibió en su momento y las diversas emociones, algunas de ellas muy variables en función de la hora, en otras palabras: de día o de noche.

En algunos de los enclaves, el autor investiga las leyendas que existen y hasta sus orígenes, lo que afirman parroquianos de poblaciones próximas cuyas opiniones han pasado a formar parte de la sabiduría popular en forma de supersticiones o creencias. Pero más allá de lo último, Juan Ignacio Cuesta nos ilustra con retazos de historia y prehistoria; del cómo, quién y por qué se construyó un castillo en concreto; cuándo se abrieron y abandonaron minas que horadan la tierra centenares o miles de metros y han dejado un terreno yermo, agujereado y sembrado de peligrosos pozos; a qué etapa pertenecen unos restos prehistóricos; qué piedras y construcciones son, en realidad, lo que en su día fueron altares de sacrificios...

"Lugares a evitar cuando cae la noche" es una obra muy completa, que atesara muchísima y variada información, da un repaso a la Historia y menciona a incontables personas relevantes, incluyendo en la propia prosa apuntes sobre bibliografía y sus autores. Sí diría, no obstante, que me ha parecido demasiado reiterativo que Cuesta nos recuerde al final de muchos capítulos que es mejor no acudir allí de noche... Bueno, todos somos conscientes de que el más encantador y paradisíaco de los lugares puede llegar a parecernos menos atractivo en la oscuridad e, incluso, llegar a producir terror. (Esto es un simple apunte, una opinión personal que no intenta desmerecer en absoluto el contenido del libro, por lo demás muy enriquecedor).

Junto al texto hay algunas fotografías en blanco y negro, y ahí si pondría un 'pero': La impresión en papel ecológico y el pequeño tamaño de algunas de esas imágenes, no logran suficiente resolución y las hay que, prácticamente, apenas pueden apreciarse.

Queda de manifiesto que la península está sembrada de rincones que vale la pena conocer, que en su momento fueron (o aún son) lugares de poder por las energías especiales que se daban cita, creando un aura especial e impregnando el sitio. Algunos emplazamientos han sido reconocidos y protegidos, pero muchos más han quedado en el olvido y pueden estar muy cerca, muy cerca...

Tras la lectura de este libro, dan ganas de echarse una mochila al hombro y empezar a husmear.

Pilar López Bernués

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura