Anika entre libros

Los abrazos oscuros

Ficha realizada por: Lidia Casado
Los abrazos oscuros

Título: Los abrazos oscuros
Título Original: (Los abrazos oscuros, 2016)
Autor: Julia Montejo
Editorial: Lumen
Colección: Lumen Narrativa


Copyright:

© Julia Montejo, 2016

© Penguin Random House Grupo Editorial, S.A.U., 2016

Edición: 1ª Edición: Junio 2016
ISBN: 9788426403223
Tapa: Dura
Etiquetas: familia, intriga, literatura española, novela, venganza, infancia, matrimonio, tiranía o egoísmo, culpa, infidelidades, condición humana, novela psicológica, maldad
Nº de páginas: 312

Argumento:

Tras trabajar como fotógrafa durante años, recorrer el mundo y ver el dolor y el sufrimiento de cerca, Virginia lleva ahora una feliz vida familiar junto a su marido y sus dos hijas. Pero Daniel vendrá a poner todo patas arriba: su presente, su futuro... e incluso los recuerdos de su pasado. O su propia concepción de sí misma.

 

Opinión:

 

He de confesar que, tras cerrar el libro, me he quedado impactada y muy muy tocada por el final y por todo lo que nos lleva hasta ese final. Julia Montejo dibuja en esta novela una historia tan oscura como los abrazos del título, llena de matices y de giros insospechados. Una historia que atrapa casi casi desde la banalidad de una infidelidad matrimonial pero que luego se desarrolla cargada de intriga psicológica y reflexiones interesantes para el lector.

La primera de esas reflexiones está clara: la infidelidad, el jugarse lo que tú crees que es un momento feliz y tranquilo de tu vida por una mera pulsión sexual. Virginia, la protagonista de la novela, se cree feliz en su matrimonio y su vida hogareña. Después de recorrer el mundo como fotógrafa personal y ver el sufrimiento, el dolor, la guerra y la muerte de cerca, se ha asentado en su "pequeña vida burguesa", como le dice su mejor amiga, y se siente feliz. Pero la llegada de Daniel alborota esa estabilidad y hace que la protagonista se cuestione no solo el estilo de vida que estaba llevando hasta el momento sino si, incluso, sus sentimientos eran verdaderos.

Y ahí empieza uno de los grandes juegos de esta novela: descubrir qué es verdad y qué es imaginado o inventadoJulia Montejo nos presenta a una protagonista con la que, desde el principio, me ha costado empatizar. No es que me haya caído mal pero me he autoimpuesto una distancia porque no me parecía una persona digna de mi confianza. A medida que va transcurriendo la novela esa sensación se ha ido afianzando. Y no porque Virginia mienta al lector descaradamente (aunque en algunos momentos sí lo hace) sino porque tiene una percepción de sí misma que no concuerda con la del resto de personajes. Y eso hace que el lector desconfíe. Así, iremos desgranando con ellos recuerdos que la propia Virginia ha olvidado y que van cambiando la imagen que nos hemos hecho de ella en el comienzo de la novela.

Unos recuerdos que hunden sus raíces en una infancia que, como iremos viendo a lo largo de la novela, tiene mucha importancia en la trama y que sirve para afianzar en el lector la reflexión sobre ese momento fundamental en la vida de cualquier persona. En muchos casos, o incluso en el fondo de nosotros mismos, seguimos siendo aquel niño que fuimos. Con matices, transformado, moldeado… lo que queramos; pero algo de su esencia (o toda su esencia, como se puede ver en el personaje de Daniel) sigue viva en nuestra edad adulta.

Vinculado con el tema de la infancia está la reflexión sobre la paternidad, sobre lo que nos hace buenos o malos padres, sobre cómo enfocamos la educación de nuestros hijos o sobre los errores que cometemos, aun con nuestras mejores intenciones.

Otro de los grandes temas de la novela, por no decir el fundamental, es la venganza. Hasta dónde somos capaces de llegar por vengar una ofensa, un mal gesto, una burla o cualquier otro suceso que, en un momento determinado, vivimos como traumático. La venganza servida fría, incluso helada, décadas después de que se cometiera el agravio. Y la maldad que, en muchos casos (y así ocurre en esta novela), lleva aparejada una planificación tan a largo plazo de esa venganza.

Montejo ahonda en el tema de la maldad desde una doble perspectiva: la de quien se sabe malo y, por lo tanto, no querido, anulado o marginado por ello; y la de quien no sabe que en realidad es cruel y egoísta, quien se siente "normal", generoso y amable y, en el fondo, es despiadado y mezquino. Dos caras de la misma moneda que nos hacen pensar en cómo somos y cómo nos ven los demás y en ese pellizco de maldad que todos llevamos dentro y cómo la gestionamos en nuestro día a día.

Aunque la venganza y la maldad son dos de los grandes temas de la novela, creo que esta obra también nos habla de perdón. Es una reflexión solo esbozada que se deja en manos de lector con ese final que conmueve y remueve conciencias. ¿Tú perdonarías? No sabemos si las narratarias de esta historia (cuya identidad solo conocemos al final en un epílogo escrito también en primera persona, como el resto de la obra, pero dirigido a una segunda persona del plural) podrán hacerlo, porque no tenemos datos suficientes; así que solo queda el recurso a tu propia experiencia, a tu bagaje, a tu bondad, a tu percepción y reflexión sobre lo que has leído: ¿tú qué harías, lector?

Así pues, Julia Montejo nos ofrece una novela que va a más, que crece en intriga e intensidad, que propone reflexiones de importancia y que tiene un final que no puede dejar indiferente a nadie.

Lidia Casado

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura