Anika entre libros

La pianola

Ficha realizada por: Anika Lillo
La pianola

Título: La pianola
Título Original: (Player piano, 1952-1980)
Autor: Kurt Vonnegut
Editorial: Hermida Editores
Colección: El jardín de Epicuro - Ficción


Copyright:

© Kurt Vonnegut, 1952-1980

© Traducción y edición: José Manuel  Álvarez Flórez

© Hermida Editores, 2017

Imagen de cubierta: Melisa Holmgren

Edición: 1ª Edición: Febrero 2017
ISBN: 9788494561986
Tapa: Blanda
Etiquetas: violencia, ciencia ficción, sci-fi, dictadura, distopía, esclavitud, literatura estadounidense, novela, nuevas tecnologías, secta, inteligencia artificial, especulación, ironía y sarcasmo, futurista, condición humana, revueltas sociales, caos, felicidad, máquinas, proletariado, libre albedrío, pensamiento único, coeficiente intelectual, antisistema
Nº de páginas: 424

Argumento:

Las máquinas -perfectas y creadas por los hombres- han relegado al hombre a la casi inactividad dependiendo de su CI (se entiende: coeficiente intelectual). Sólo los más listos trabajan de ingenieros en fábricas, el resto tiene otras opciones menores. Las máquinas, además, deciden por los hombres porque lo saben todo, son auténticas bases de datos. A cambio todos tienen lo que necesitan: casas, mobiliario y electrodomésticos último modelo… Pero los que están inactivos o no se les permite aspirar a más no son felices, creen que han perdido la dignidad.

El doctor Paul Proteo y su amigo Finnerty acabarán entrando de lleno en la revolución, y ellos vienen del otro lado, el de los afortunados.

Al mismo tiempo, el sha de Bratpuhr, dirigente espiritual de los seis millones de miembros de la secta Kolhouri, viaja con Khashdrahr Miasma, intérprete y sobrino del sha, y el doctor Ewing J. Halyard, a través de algunas ciudades de los EE.UU. viendo cómo su país puede convertirse en la maravilla en que se ha convertido los Estados Unidos… O eso le quiere vender Halyard, pero el sha dice que siempre ve lo mismo: esclavos tristes o enfadados.

 

Opinión:

 

Tremenda novela de Vonnegut. Conocí al autor por "Matadero 5" y ya vi en aquel momento que era un autor bastante especial, diferente, y bueno, sin duda. La sensación es que cuando lo lees, te marca de alguna forma. Esta otra novela, "La pianola", es otra muestra de su genialidad, mezclando crítica social, mal augurio futurista y humor inteligente.

El título de "La pianola" va directamente relacionado con la libertad, y la libertad en una dictadura solapada es el libre albedrío, algo que han perdido los humanos. Finnerty, una especie de Ignatius J. Reilly, es el primero que se acerca a ella, y al mismo tiempo se está acercando a la revolución que se está preparando contra las máquinas -contra el sistema-. Él es un afortunado, con un CI muy alto, con una propuesta de futuro insuperable, pero pasa de lo que tiene porque ve más allá… Y contagia ese punto de vista a su amigo, el doctor Paul Proteo, otro ingeniero (jefe de la fábrica de Ilium) que también tiene un futuro prometedor. Es más, está casado con Anita, mujer felizmente adaptada a la vida que le ha tocado (la buena al casarse con él, pues aquí las mujeres no tienen demasiadas expectativas), lo que indica que en cuanto él vea el sistema con otros ojos, se producirá un cisma en el matrimonio.

No sé si es cosa de Vonnegut pero me ha resultado raro (y bastante criticable) que pusiera a las mujeres como seres con pocas opciones: deciden las máquinas según el CI de las personas, ergo según Vonnegut ellas no superarían jamás un CI de un hombre. Esta es una falsedad que da que pensar y que me resulta reprochable en la narración. Creo sinceramente que ahí patinó y no sé si yo si le perdonaré esta pequeña perla misógina...

También tengo que admitir que aunque crea una ambientación espectacular y una muestra perfecta de lo "tontos" que resultan los hombres con un alto CI -la parte dedicada a las fiestas deportivas de los ingenieros resulta ridícula precisamente porque su comportamiento es ridículo-, esa parte se me hizo larga y aburrida. Con una pequeña muestra hubiera sido suficiente pero le dio muchas páginas.

No obstante me he descubierto leyendo a destajo, seguramente porque lo que contaba era tan raro que era imposible separarme de la historia, y las páginas caían una detrás de otra. Sólo he sentido que me ralentizaba en esa parte de la fiesta deportiva.

No quiero dejar de mencionar que la inclusión del sha es una auténtica genialidad. En él vemos a un tipo optimista, feliz, amable, que se ríe ante las "cosas" de los extranjeros y que no necesita llenar de tecnología su país para ver que lo que le quieren vender llamándolo evolución y felicidad, no es otra cosa que esclavismo. El sha protagoniza escenas muy divertidas.

Vonnegut es extraño, no creo que guste a todo el mundo, pero a mí me ha parecido que en aquel 1953, cuando escribió la historia, se anticipaba en cierto modo a un miedo que todavía tenemos los humanos: la sustitución del hombre por la máquina. (Quizás no fuera miedo, quizás se estuviera burlando del propio ser humano porque se nota que lo conocía bien) Porque ¿qué nos queda cuando queremos acabar con el sistema? La revolución ¿Y cómo se comporta el hombre ante una guerra? Ahí queda todo dicho. Nunca sabrás si es peor el remedio a la enfermedad, porque la condición humana a veces es insoportablemente estúpida y brutal.

Si quieres leer una novela distinta que no te deje indiferente, esta es una gran opción.

Anika Lillo

 

 

Foto homenaje

Lapianola -tuneado

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar