Anika entre libros

La chica que leía en el metro (Edición ilustrada)

Ficha realizada por: Déborah F. Muñoz
La chica que leía en el metro (Edición ilustrada)

Título: La chica que leía en el metro (Edición ilustrada)
Título Original: (La fille qui lisait dans le métro, 2017)
Autores: Christine Féret-Fleury, Nuria Díaz
Editorial: Debolsillo
Colección: Best Seller


Copyright:

© 2017, Éditions Denoël

© 2018, Penguin Random House Grupo Editorial, S. A. U.

© 2018, Nuria Díaz, por las ilustraciones

Traducción: Noemí Sobregués
Ilustraciones: Bitono
Edición: 1ª Edición: Enero 2018
ISBN: 9788466342582
Tapa: Dura
Etiquetas: libros ilustrados, literatura francesa, novela, librerías, sobre literatura, sobre libros, libreros
Nº de páginas: 266

Argumento:

En "La chica que leía en el metro", una mujer que disfruta observando a la gente que lee en el metro a su alrededor decide un día dar un pequeño rodeo para ir al trabajo. Durante su paseo topa con un local cuya puerta se mantiene abierta gracias a un libro, con un cartel en el que pone «Libros sin límites». Allí conoce a Solimán, que le ofrece ser pasante de libros, es decir, encontrarles a los ejemplares el lector apropiado, sin elegirlos nunca al azar.

 

Opinión:

 

"La chica que leía en el metro" es una novela sobre libros, en su sentido más amplio: no solo sobre la lectura, sino también sobre el libro como objeto, sobre las personas que lo leen, sobre cómo nos afectan sus páginas, sobre esa extraña conexión y afinidad que sentimos los lectores con otros como nosotros. También es una historia sobre una joven con una vida que no la llena plenamente, pero que gracias al azar consigue un cambio de rumbo drástico que la lleva a conocer gente peculiar y a alterar su situación.

Este libro de Christine Fèret-Fleury es corto, pero está pensado para leerlo despacio, con tiempo, disfrutando de la cuidada prosa y de los detalles en los que se detiene la protagonista, parándose en ciertos momentos, destacados por las sencillas pero elegantes ilustraciones en blanco, negro y verde en cuya parte trasera se destaca una frase en concreto. No es, en definitiva, para pasar por sus páginas casi por encima, sino para disfrutarlo y reflexionar sobre lo que nos cuenta.

La historia en sí es lo menos importante, de hecho, se podría decir que es un tanto forzada y que tiene elementos (demasiadas casualidades y coincidencias, cosas precipitadas, una situación económica por parte de la protagonista de lo más oportuna para las decisiones que toma...) que la hacen poco creíble, aunque la narración tiene ese aire de cuento que nos hace entrar en un mundo de fantasía (aunque todo se desarrolla en un contexto actual y realista) en el que todo es posible y aceptable, por lo que no entorpece el disfrute de la lectura.

Los personajes, por su parte, son extraños, excéntricos y encantadores, aunque recibimos información sobre ellos con cuentagotas ya que todo está centrado en la figura de nuestra protagonista, en cómo los percibe y como afectan a su vida. Casi como los libros, que se podrían considerar un personaje más de la novela.

En definitiva, una historia mágica con aire de cuento para disfrutar de la belleza de su prosa, perfecto para los amantes de los libros que buscan una lectura pausada y una preciosa edición.

Déborah F. Muñoz

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura