Anika entre libros

Gil Jilguero

Ficha realizada por: Ysabel M.,Lidia Casado
Gil Jilguero

Título: Gil Jilguero
Título Original: (Gil Jilguero, 2018)
Autores: Julio Antonio Blasco, Txabi Arnal Gil
Editorial: Edebé
Colección: Tren Azul,Mis cuentos favoritos de tren azul


Copyright:

© 2018, del texto, Txabi Arnal Gil

© 2018, de las ilustraciones, Julio Antonio Blasco

© 2018, Ed. cast. Edebé

Ilustraciones: Color
Edición: 1ª Edición: Septiembre 2018
ISBN: 9788468336176
Tapa: Dura
Etiquetas: álbumes ilustrados, amistad, animales, medioambiente, humor, colecciones, educación, mascotas, literatura española, 4 años, 5 años, 6 años, 7 años, 3 años, literatura infantil, valores, educación vial, pájaros, soledad, conciencia, libertad
Nº de páginas: 32

Argumento:

Un señor compró un jilguero y lo tenía encerrado en una jaula. Este señor era un poco mandón y tartamudeaba. Empezó a ordenarle al jilguero que comiese y que cantase pero, éste, le sacaba la lengua y le daba la espalda. Cuando el jilguero empezó a cantar lo hacía muy mal. Un vecino le comentó al dueño que necesitaba estar acompañado así que compró una jilguera pero no se solucionó: los dos cantaban muy mal.

 

Opinión:

 

Ysabel M.

Últimamente, se publican libros infantiles que son una auténtica maravilla. No sólo narran historias divertidas sino que, éstas, están reforzadas por unas ilustraciones que llaman la atención de grandes y pequeños. Txabi Arnal Gil es profesor de Literatura Infantil en la Facultad de Educación y Deportes de la Universidad de Victoria-Gasteiz. Su trabajo como profesor lo compagina con el de escritor de Literatura Infantil y ha sido galardonado con los premios Anuaria, White Raven y Victoria Samarelli.

"Gil Jilguero" es el último libro que ha escrito y que, en la versión castellana, ha sido publicado por la editorial Edebé. El cuento está dirigido a lectores a partir de 5 años. Narra las aventuras de un señor y su jilguero. Es una historia divertida. El señor es un poco tartamudo y siempre le está dando las mismas órdenes al pájaro. Él está empeñado en que cante. La respuesta del jilguero es muy cómica: le da la espalda después de sacarle la lengua.

Julio Antonio Blasco ha dibujado cada escena de una forma muy chula con dibujos llenos de color y que muestran muy bien las expresiones y reacciones del pájaro y de los vecinos de este señor.

La historia que narra me parece muy apropiada para un niño de 5 años. El texto es corto y está escrito con un lenguaje sencillo. Es de fácil lectura y comprensión, además las ilustraciones ayudan al niño a entender mejor la historia y, también, a imaginar la suya. Es un libro con el que se puede jugar, tapar el texto y que el niño narre su historia basándose en las ilustraciones.

También es un libro corto, 32 páginas, con una edición muy cuidada en tapa dura.

Txabi Arnal Gil sabe como hacer que un niño se aficione a la lectura, que se divierta al tiempo que aprende valores. Aquí no sólo está el tema de la cabezonería sino, también, que no se debe obligar a nadie a hacer lo que no desea hacer. Me ha gustado este valor que transmite.

"Gil jilguero" es, por lo tanto, una lectura muy recomendada con los que los más pequeños se van a divertir.

 

Ysabel M.

 

 SOMBRA

 

Lidia Casado

El vecino del narrador (un hombre cabezota, seco, autoritario y huraño) compra un jilguero al quiere amaestrar. Pero Gil Jilguero no hace ni caso a su dueño, hasta que un día, empieza a obedecer. En todo, menos en lo de cantar. Bueno, cantar… canta. Pero fatal, con notas que parecen un serrucho trabajando. Alguien le dice que los jilgueros cantan mejor si no se sienten solos. ¿Qué pasará cuando Gil Jilguera haga un dueto con Gil Jilguero?

Txabi Arnal Gil, ganador de premios como Anuaria, White Raven o Victoria Samarelli, nos propone aquí una historia sencilla y divertida con mucho fondo. Una historia que nos habla no solo de cómo debemos tratar a nuestras mascotas, sino de la necesidad de respetar los límites y capacidades del otro y su facultad para ser feliz.

Los niños se quedarán con la bonita historia sobre estos dos jilgueros con ansia de libertad pero, en realidad, la trama puede convertirse en una gran metáfora (y así podemos hacérselo ver a los más pequeños) sobre el respeto a los demás y, sobre todo, sobre cómo las jaulas y el tono autoritario no son el mejor método para conseguir algo de alguien. Además, la historia también nos puede servir como excusa para hablar con ellos de amistad, amor, compañía y soledad.

Las ilustraciones de Julio Antonio Blasco establecen un diálogo perfecto con el texto, tanto en colorido como en ese toque de humor que mantiene toda la historia. Una buena obra para los más pequeños.

Lidia Casado

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar