Anika entre libros

Entrevista a Juan Gómez-Jurado por Cicatriz

"A las críticas se les tiene respeto, no miedo. Obviamente, cuando publicas una nueva novela esperas que le guste al mayor número de personas posibles, pero una crítica mala no es el fin del mundo"

Anika Lillo, enero 2016 (diciembre 2015)

 

Realizamos esta entrevista antes de que acabara el año pero sacamos antes la videoentrevista. Hoy os recordamos por qué vale la pena leer "Cicatriz", donde una joven ucraniana y su pasado son los responsables de que Simon acabe con una pistola en la mano.

Juan Gómez-Jurado insiste en que no debemos contar mucho de la novela porque parte de su interés se basa en el leit motiv, sin embargo "Cicatriz" no es sólo la trama, es todo lo que ocurre a partir de que el protagonista, Simon, toma la decisión de conocer el amor antes de ser rico, una opción que parece factible porque ser rico es una posibilidad todavía, y el amor puede encontrarse, quizás, a través de páginas de contacto. Así, Simon e Irina protagonizarán una novela… tensa. Y hasta aquí podemos leer. Veremos si es posible entrevistarle a pesar de todo. Desde luego lo vamos a intentar…

 

 

ENTREVISTA

 

Lo primero que me gustaría saber es por qué crees que por saber de qué va la novela, pierde mérito o no va a haber sorpresas. Yo no estoy de acuerdo.

No, no creo que pierda mérito, simplemente pretendo que los lectores descubran la trama poco a poco, que conozcan a los personajes sin ningún tipo de prejuicio previo y que avancen a lo largo de la historia a la vez que lo va haciendo Simon, si bien con algo más de información que él; y esto es algo muy complicado si desvelamos lo más mínimo de la trama. La idea es que el lector haga el viaje hasta el final y disfrute de él sin intentar adelantar qué va a ser lo siguiente que ocurra, que se dejen llevar por la historia.

 

Es difícil hablar de ella así pero quizá puedas contarnos cómo va eso de las páginas de contacto que has investigado y que aparecen en la novela.

Durante la documentación para Cicatriz tuve que investigar este tipo de páginas de contacto y la sensación que me quedó es que son bastante sórdidas. Son, básicamente, un listado de mujeres de diferentes características puesto a disposición de hombres solteros que tienen dificultades para relacionarse, ya sea por su físico, por tener pocas habilidades sociales (como Simon) o por lo que sea.

Esas páginas web están ahí, existen en nuestra sociedad y si existen, es porque hay una demanda del servicio. No voy a entrar a juzgar a las personas que las utilizan; en muchos casos son personas que se sienten solas e internet es el único recurso que tienen para poder conocer a alguien.  

 

Te hago estas preguntas porque creo que parte del atractivo está en los personajes. Me gusta especialmente Arthur. ¿Conoces a algún Arthur que te haya ayudado a su modo a 'dibujarle' y hacérnoslo tan visual?

Sí, Arthur está inspirado en Arturo González-Campos, uno de mis mejores amigos. No quiero decir con ello que Arturo tenga síndrome de Down, al contrario, cuenta con una cultura muy extensa y una aguda inteligencia, además de con un excelente sentido del humor, da gusto hablar con él de cualquier cosa, pero también es una persona que me inspira mucha ternura y cariño y es en ese lado más tierno e infantil que posee en el que me he centrado para crear a Arthur.  

 

JUAN-ANIKA2

 

Simon sufre fobia social, esto me encanta. No podemos contar mucho de él pero sí de por qué ese empeño en describir a los programadores informáticos como gordos.

Es un estereotipo que viene bien a la trama, así que, ¿Por qué no utilizarlo? No quiero decir que todos los informáticos sean gordos, de hecho en Cicatriz no es Simon el único informático, hay más, Simon es el único que es descrito en esos términos. Tampoco está gordo, tiene algo de sobrepeso; hay que tener en cuenta que mide 1.90m.

 

Me da mucha rabia que no podamos hablar de Irina. Irina, su historia, su infancia, su evolución, su personalidad, toda ella es, para mí, la novela. Sin Irina no existiría novela. ¿Qué es para ti Irina?

Irina es la lucha. Se ha hecho a sí misma. Uno de los personajes que más me ha costado crear, tenía que ser plenamente humana; dura pero a la vez sensible y tierna, como cualquier mujer en un mundo creado por y para los hombres. Y no puedo decir mucho más de ella sin desvelar nada de la trama.

 

Volvamos a preguntas generalistas: ¿por qué te gusta inventar historias alternativas utilizando personajes reales? (por ejemplo la del mafioso de Chicago o la del sargento)

La realidad es una fuente inagotable de recursos para un escritor. De hecho en muchas ocasiones encuentras una anécdota sobre alguien que ha existido realmente que te inspira todo un personaje o una historia. Además, incluir un personaje real en una trama ficticia es también un guiño al lector, como en el caso de La Leyenda del Ladrón, con Cervantes y Shakespeare.

 

Me ha gustado eso del mafiosillo culto, de hecho dicen que son más peligrosos los dictadores cultos que los tiranos incultos ¿cuál es tu opinión?

Creo que la cultura es indispensable en una sociedad como la actual en la que existen tantos distractores. La cultura puede ayudarnos a aprender a pensar por nosotros mismos, a manejar la información desde cierta distancia; puede hacer que nos cuestionemos las cosas y permite que tengamos unas miras más amplias. Supongo que un dictador culto es más consciente del poder que conlleva el conocimiento, pero a la hora de la verdad, con cualquier tipo de dictador es el pueblo el que está en la mierda.

 

¿Tienes alguna cicatriz, por pequeña que sea?

Sí, varias. De momento en la frente, que es la más obvia. Me la hice de pequeño.

 

¡Ah, vaya! ¿Se puede confiar en ti o nos olvidamos de compartir cama contigo algún día? (risas)

Depende de a quién le preguntes. Normalmente cualquiera te va a decir que es digno de confianza, pero es una pregunta que deberían contestar las personas del entorno, nunca el mismo interesado. 

 

JUAN-ANIKA

 

Alguien ha dicho que "Cicatriz" es tu mejor novela. Eso suele decirse casi siempre de la última, así que te pregunto ¿qué pasa si alguien dice que no es cierto y te lo argumenta de alguna forma y sale gente dándole la razón?

Si una crítica está argumentada me parece bien; además, puede ayudarme a mejorar como escritor. No tengo nada en contra de las críticas negativas siempre y cuando no estén basadas en un ad hominem, esto es: "esta novela es una mierda porque el escritor me cae mal," ese tipo de argumentos ni los considero.

Las críticas negativas argumentadas y razonadas no son un ataque personal, por lo que no hay que tomárselas así, al contrario, pueden poner de relieve fallos de los que no eras consciente y ayudarte a pulirlos para hacerlo mejor en la siguiente novela. Por otra parte, no olvidemos que el gusto es algo subjetivo, no todos los lectores van a disfrutar igual porque no todos son iguales, es normal que haya lectores a los que no les guste y otros a los que enganche desde la primera página.

 

Te ofrecí leer la reseña antes de publicarla -algo que jamás suelo hacer- y me dijiste que preferías esperar y llevarte la sorpresa ¿no tienes ningún miedo a las críticas?

A las críticas se les tiene respeto, no miedo. Obviamente, cuando publicas una nueva novela esperas que le guste al mayor número de personas posibles, pero una crítica mala no es el fin del mundo. De una crítica negativa argumentada aprendes o no, yo prefiero aprender de ellas, aceptar las cosas que podrían ser mejorables para mejorarlas y no repetir las que están rematadamente mal. 

 

Un beso y mucho éxito con "Cicatriz".

Muchas gracias Anika. ¡Y gracias por todo lo que haces!

 

+ Juan Gómez-Jurado

 

 

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentarios de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura