Anika entre libros

Entrevista a Juan Gómez-Jurado por "El emblema del traidor"

"Realmente es difícil identificar “El emblema del traidor” con un solo género. Yo creo que a la vez es un thriller épico, es una novela de intriga y a la vez es una historia de amor. Lo que seguro que no es, es un thriller pseudohistórico, eso seguro que no"

Firma: Anika Lillo / Fotos: Anika y Vanessa, Agencia Kéryx /  Noviembre 2008

 

El mismo día que fui al Astoria para entrevistar a Juan Gómez-Jurado, estaba el escritor Lorenzo Silva también de promoción. Después de la comida tuvimos una charla, y fue muy curioso cómo Lorenzo creyó que el libro de Juan Gómez-Jurado era una novela sobre "nazis y masonería". Elemblemadeltraidor -portadaAquel error provocó en mí cierta rabia porque había leído el libro y pensé lo mucho que apartaría esta concepción errónea de la trama de "El emblema del traidor" a potenciales lectores. Lógicamente, si Lorenzo Silva había pensado que sería "una de esas", no sería el único. En esta entrevista vais a comprobar de qué va sin lugar a dudas "El emblema del traidor".


Con "El emblema del traidor" Juan Gómez-Jurado se convierte en el ganador de los Premios de Novela Ciudad de Torrevieja 2008.

En esta historia donde aparece un emblema de manos de unos misteriosos navegantes alemanes a la deriva atados en una patera, una parte fue real: el emblema existió, la patera con los supervivientes existieron, el hombre que les rescató también... pero la historia de amor y sufrimiento que rodea a estos personajes sólo le pertenecen a Juan Gómez-Jurado y, ahora, a los lectores.

 

Imagen de Juan Gómez-Jurado, Anika y Katuxa con el premio de novela Ciudad de Torrevieja

Anika -juan -katuxa -torrevieja

 


ENTREVISTA

 

En primer lugar, la historia te la proporcionó -en parte- un librero. Cuéntanos cómo sucedió.

En septiembre de 2006 yo había ido a la Casa del Libro de Vigo a promocionar "Espía de Dios" y cuando termina la firma de libros y la presentación, me pongo a charlar con el director de la Casa del Libro de Vigo. Y hablando hablando, de repente, me empieza a hablar de su padre, que había sido librero antes que él, pero antes de ser librero había estado haciendo la mili en el estrecho de Gibraltar, y entonces ocurre lo que cuento en el prólogo de "El emblema del traidor": ese rescate de los náufragos, el misterio de los personajes que van atados a la patera y el emblema que uno de ellos da al capitán del barco (en la Jgjuradonovela) como agradecimiento por no llevarles a España ni denunciarles.

 

A partir de ahí creaste una novela en la que unías una historia real con una historia ficticia. Cómo definirías la trama ¿en qué géneros - no digo género- la situarías?

Sí, lo dices muy bien porque realmente es difícil identificar "El emblema del traidor" con un solo género. Yo creo que a la vez es un thriller épico, es una novela de intriga y a la vez es una historia de amor. Lo que seguro que no es, es un thriller pseudohistórico, eso seguro que no.

 

Lo cierto es que tu novela, básicamente, es una historia de amor y traición, pero sobre todo de sentimientos y personajes. ¿Por qué Paul Reiner busca a su padre teniendo en su mano la posibilidad de ser feliz junto a una joven enamorada (Alys Tannenbaum)?

Paul es una persona que está llena de inseguridades, y había definido su vida en torno a la figura de su padre, ese héroe de la armada imperial del que su madre le había hablado, y cuando descubre que su padre no era el héroe que él creía y que había algo oscuro detrás de su muerte necesita "saber" para volver a definirse a si mismo. Mientras que por el contrario Alys es una persona que está muy segura de cómo es y de lo que cree. Ahí, y a lo largo de toda la historia, se produce un choque muy grande.

 

¿Qué ciega a tus personajes?

Lo que realmente ciega a Paul es la búsqueda de la verdad: quiere saber la verdad para saber quién es. De alguna forma los tres personajes protagonistas están intentando enmendar los pecados de sus padres. Tanto Paul, como Alys, como Jürgen son herederos de lo que han hecho sus padres, entonces intentando arreglar sus pecados lo que hacen es lo que digo al final del libro, cometer unos cuantos de su propia cosecha.

 

Ya que hemos mencionado antes a la chica (Alys Tannenbaum), su carácter y su audacia puede resultar increíble a quienes ignoran que existieron mujeres así. Háblanos de ellas y sus antecedentes reales.

Cuando estaba documentando la novela en Munich, iba a las hemerotecas y me encontraba con que había periódicos de la época en los que aparecían fotografías (incluso había uno que había creado su propia sección con fotografías) de "mujeres de hoy". Se veían fotos de mujeres fumándose un cigarro y tomando un café en un bar, cosa que llamaba muchísimo la atención en aquella época… que una mujer sola saliese a la calle a tomarse un café.

Y en la época chocaba pero era lo que ocurría, porque después de la I Guerra Mundial la población masculina desciende drásticamente y muchos de los que no mueren en la guerra quedan imposibilitados para el trabajo, quedan inválidos. Entonces la mujer es la que tiene que tomar el papel de relevancia en la sociedad y tiene que guiarla: son las que van a las fábricas, son las que tienen que montar las balas… se crea un rol profesional de la mujer que era inédito hasta ese momento en Europa Central.

Y bueno, como ves el feminismo cuando realmente arranca es en la Alemania de los años 20, no en Inglaterra y desde luego que no en Estados Unidos. Puede sorprender, pero al mismo tiempo es lo que ocurrió.

 

Vamos a seguir hablando un poco de los personajes. Sebastian Keller, uno de tus personajes, es clave en esta historia. Cómo lo definirías.

Yo creo que Sebastian es un hombre que ha dedicado su vida a la búsqueda de la iluminación y de la sabiduría. Será uno de los que guíen Jgjurado1a Paul a lo largo de esta historia… y hasta aquí podemos contar.

 

Ilse Reiner, la madre de Paul.

Ilse es una mujer que quiere tanto a su hijo que pierde de vista lo que es mejor para él, y de hecho llega a mentirle. Quiere proteger tanto a su hijo que le oculta incluso la verdad y quiere protegerle tanto "para que no busque la verdad" que al final es lo único que consigue.

Toda la novela tiene mucho que ver con la fábula de Edipo y su madre, como cuando uno huye del destino y lo que hace es ir corriendo a encontrárselo. Y esto es lo que les pasa a los tres personajes.

 

La baronesa Brunhilda von Schroeder, un personaje que me parece muy interesante y que podrías haber explotado más…

Sí, pero el problema que tiene Brunhilda es que tiene un carácter tan fuerte que se podía comer a los demás protagonistas de la historia. Tuvo su espacio y quería comer más partes de la historia pero hubo que ponerle un pie en la cabeza para que se fuera para abajo.

 

El barón Otto von Schroeder.

Otto es despreciable, es un hombre machista, aferrado a unos valores rancios y caducos y que es capaz de hacer cualquier cosa por no cambiar.

Toda esta novela va de cambio. El cambio es la esencia de la novela, de hecho la novela es una constante evolución, aspecto en que se diferencia de mis anteriores libros, que estaban muy centrados en un espacio de tiempo muy corto, sin embargo éste abarca veinte años de la vida de los personajes.

 

Definitivamente: Jürgen. Acláranos cómo se puede vivir como vive él.

Jürgen es Jürgen. Es mi personaje favorito porque yo soy de "malos", a mí los malos me encantan. Cuanto más malos, mejor.

Jürgen, de alguna forma, se encuentra viviendo de prestado la vida que sus padres le han "colocado". Y cuando empieza a buscar su propia identidad también a lo largo de la novela, incluso frente a sus padres se convierte mucho peor todavía. Es una pregunta difícil de responder ¡eh!

 

Juan, una parte que atrae mucho respecto a la novela antes de leerla es la relación entre la masonería y los protagonistas, pero ¿por qué optaste por hablar tan poco de ella?

(Risas) ¿He dicho ya que esta no es una novela sobre nazismo o sobre masonería? Lo que a mí me preocupaba en la historia era narrar a los personajes, contar cómo eran sus conflictos y que la intriga viniera definida por ellos, no por elementos extraños. De hecho al final del libro una de las frases que pongo en boca de mis personajes y que luego yo repito en la Nota del Autor es lo aburrida que es la masonería.

De alguna forma esto era una especie de minivenganza contra el sarampión de libros esotéricos místico-hisórico códigodavincianos que Anika -juan1nos han asaltado en los últimos años.

 

Esas pruebas que comentas, dices, son reales pero imagino que en la actualidad los masones tendrán otra forma de integrar a otros en su grupo… no serán las pruebas aún así ¿no?

Sí, lo que pasa es que es más simbólico que otra cosa.

 

No me imagino a los masones buscando lo que buscan haciendo esas tonterías.

Que sí, que sí, ten en cuenta que la tradición masónica es heredadera de los siglos XVII y XVIII donde estas cosas eran normales. Lo que yo intento contar en la escena de lo que tú hablas son las sensaciones que siente una persona desde dentro, que están -por supuesto- magnificadas. Luego, cuando termina esa escena y se quita la venda, ve lo ridículo que había sido todo. Hoy en día es un poquito más suavecito pero se sigue haciendo.

 

Juan, hay una escena que tiene que ver con Jürgen y Paul, que quizás a alguien le cueste creer (va por Manel Haro)*. En un momento dado -no diremos cuál- se enfrentan de adultos y por una vez en su vida Jürgen decide prácticamente ponerse en manos de Paul. Si toda su vida ha sido un cobarde que se rodeaba de más amigotes ¿cómo llega a esa situación?

Llega un momento en que él se había definido tanto por lo que le habían dicho sus padres, igual que su primo, que cuando se mete dentro de las SA, empieza a sentirse de otra forma: canaliza sus miedos y sus inseguridades por miedo de la violencia, y él se cree en posición de darle una paliza a su primo porque para él era como una "cosa" inferior.

A mí es que sí me parece lo más normal. Aquí tenemos puntos de vista distintos… Él se ve en posición de arreglar la misma situación producida al revés en la que por ir con tanta gente acaba como acaba.

* Como le ocurrió durante alguna escena a Manel Haro, a cualquiera le puede pasar que mientras lee el libro haya cosas que le resulten increíbles, pero el error estará siempre en abandonarlo dado que es una novela redonda donde todo queda atado con una naturalidad absoluta, y al acabarla, esas sensaciones anteriores desaparecen.

 

Una cosa que me parece importante es que aquí se habla de héroes de pies de barro que no valen un céntimo.

Hoy en día nos encontramos, todos los días, en las páginas de los periódicos cómo las convicciones desaparecen y se difuminan con respecto a lo que nos habían contado. ¿Hoy en día quién se cree que en Irak había armas de destrucción masiva? La novela habla de cambio, y de cambio, incluso, de las escalas de valores. Es una sociedad que se encuentra en la frontera entre el viejo mundo, el mundo de la sociedad victoriana del s. XIX, y el nacimiento del s. XX, que empieza cuando termina la II Guerra Mundial; se crea la Sociedad de Naciones, los países empiezan a entender que eso de atacar a otro no es una cosa muy razonable… Yo creo que es una pregunta muy difícil de responder…

 

Y más importante aún es dejarse llevar por una lectura rápida y se ha dejado llevar por la incredulidad de unos hechos que parecen disparatados, sin pensar en el tipo de personaje del que estamos Anika -juan2hablando.

A lo largo de la novela hay dos momentos en los que la acción puede tener alguna aparente inverosimilitud. No es real. Es sólo parte del juego de espejos, de las diferentes concepciones erróneas que los personajes tienen de sí mismos y de sus amigos y enemigos. En las últimas veinte páginas todas las piezas caen en su lugar...

 

Yo he disfrutado la novela y tú te has llevado un Premio con ella, eso dice bastante pero ¿qué le dirías al posible lector de "El emblema del traidor" para que sepa que también le gustará a él?

¿No vale con lo que has dicho tú ya? (risas). En "El emblema del traidor" el lector se va a encontrar con aventura, con amor, con intriga y sobre todo con una historia que si la empiezas no la puedes abandonar.

 

Una última pregunta ¿consideras tu final un "final feliz" o hay más formas de verlo?

Yo había escrito dos finales malos, o sea, dos finales ambiguos. Mis dos primeras novelas tenían un final, no sólo ambiguo, si no que podías llegar al final sin saber realmente qué le había pasado a alguno de los personajes, y en este caso la historia pedía que fuera de otra forma. Pedía que fuera un final clásico, no sé si feliz, pero final. Un final que lo que sugiere es un nuevo principio, una nueva forma de ver las cosas. Incluso la última frase del libro también apunta a eso, a una nueva forma de ver el mundo.

 

Juan, encantada de hacer la entrevista tan divertida * y en directo.

Eso, lo mismo digo. Mua mua.

 

* (Divertida porque la hicimos en medio de una comida llena de interrupciones, risas, frases ocurrentes y más risas. He evitado lo que hago en otras ocasiones, que es contar con detalle en cada momento qué cosas ocurrían, y es que la comida dio para muchas interrupciones. La más agradable encontrarnos con Carmen Amoraga y Lorenzo Silva que estaba también en el Astoria presentando su libro "El blog del inquisidor".).

 

Silva -anika -juan

 


Nota de Anika: Las fotos serias me las proporcionó la Agencia Kéryx, y las informales (en un bar) son mías. Pertenecen al encuentro de Juan Gómez-Jurado y Vanessa conmigo, con lo periodistas Toni Martínez y Salva Almenar (parte del grupo responsable de la revista El Metropolità), el fotógrafo Fausto Tortosa y las patatas bravas. Todas realizadas el mismo día. Las realizadas con Lorenzo Silva en el restaurante del hotel, aunque son serias, también son cosa mía. Pero discutir sí que discutí apasionadamente con él.

 

 fotografias

Juan sacándonos una foto a ambos (algo difícil)

 Anika -juan

 

Toni Martínez, Salva Almenar, Anika, Fausto Tortosa y Juan Gómez Jurado

Enelbarconjuan

 

 

ver + Juan Gómez-Jurado

 

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentarios de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura