Anika entre libros

Entrevista a Javier Alonso García-Pozuelo por La cajita de rapé

"Lo que nos enseña la historia es que en nuestro país, con demasiada frecuencia, se enfrentan dos facciones cuyo objetivo último no es llegar a un entendimiento con la otra parte sino imponer su criterio mediante las armas"

Ana G. Aranda, mayo 2017

 

Javier Alonso García-Pozuelo es licenciado en Medicina y Cirugía y diplomado en Cooperación Internacional. Ha ejercido durante más de una década como profesor de salud pública, epidemiología y educación sanitaria, además de trabajar como redactor, corrector y editor de textos científicos. Compagina su actividad docente con su pasión por la literatura, la historia (mantiene desde hace años Cita en la Glorieta, blog colaborativo de historia y literatura) y la música, llevando a los escenarios sus propias canciones en solitario o acompañado de una pequeña banda acústica.

"La cajita de rapé", una novela policíaca ambientada en el Madrid de Isabel II, y publicada por Ediciones Maeva, es su primera novela.

 

 

ENTREVISTA

 

¿Cuáles fueron los motivos que te impulsaron a escribir "La cajita de rapé"?

Quería hablar sobre el abuso de poder a muy distintos niveles -el abuso de poder de una clase política con los empleados públicos, de un patrón con sus trabajadores, de unos padres con sus hijos- y el reinado de Isabel II me parecía una época idónea para hacerlo. Muchos de los derechos hoy consolidados empezaron a reclamarse entonces, pero la clase dirigente estaba más preocupada por conservar el poder que por ampliar los derechos de la ciudadanía. Elegí el año de 1861 para ambientar mi novela porque marcó un punto de inflexión en el gobierno de la Unión Liberal. Fue aquel año cuando muchos de los que habían apoyado el proyecto centrista del general O'Donnell se dieron cuenta de que la cúpula de la Unión Liberal haría lo que fuera necesario por perpetuarse en el poder: no solo incumplir sus promesas de reforma o dar un giro reaccionario a su política, sino incluso emplear métodos ilícitos.

 

En la época había muchos robos en casas adineradas con la ayuda del servicio doméstico. ¿Llegaron a ser los principales sospechosos en todas las investigaciones o se abrían otras líneas de investigación?

Sólo un par de años antes del caso que cuento en "La cajita de rapé" -el Caso de las Alcarreñas, como lo conoció la prensa de la época-, tuvo lugar en Madrid un robo muy sonado en la vivienda de un prestamista en el que estuvo implicada la criada, facilitando la entrada a los ladrones. La enorme publicidad dada en la prensa madrileña a este crimen (el dueño de la casa terminó muerto por asfixia) hizo que policías y jueces contemplasen siempre como primera posibilidad la complicidad de las criadas en los robos cometidos en casas. En muchas ocasiones sin demasiados indicios que apoyasen la sospecha.

Javier Alonso García -Pozuelo 

La política es una parte muy importante de la novela. ¿Podemos comparar la Unión Liberal y el partido progresista con algún partido político actual?

Tras la muerte de Fernando VII, su viuda, la regente María Cristina, nada liberal ella, hubo de buscar apoyos entre los liberales para defender el trono de su hija frente a las aspiraciones de Carlos María Isidro, hermano de su difunto marido. Pero en esa "familia liberal" que la ayudó a derrotar al Pretendiente pronto empezaron a configurarse dos grandes bloques antagónicos (moderados y progresistas) que en demasiadas ocasiones trataron de imponer su programa mediante un golpe militar. La Unión Liberal, cuyo germen está en la revolución de 1854, nace como un intento de aproximar estos dos grandes bloques liberales frente al carlismo, por un lado, y frente a demócratas y republicanos, por el otro. No me atrevería a comparar a la Unión Liberal con ningún partido político actual, aunque es cierto que existen muchos paralelismos entre la situación política que se narra en "La cajita de rapé" y la actual.

 

Onque, muncho, melitares, autoredá, cascabullo, disantu, cojondrios... ¿Te ha resultado complicado documentarte sobre el vocabulario de la gente humilde de la época?

No diría que complicado, porque hay abundante material en el que poder consultar, pero sí que ha sido muy trabajoso. He tratado no solo de plasmar las formas de hablar de las diferentes clases sociales sino incluso introducir dejes y expresiones de la región de la que procedía el personaje (La Alcarria, Andalucía, Asturias, Extremadura, Cataluña).

 

¿Qué nos puedes contar de la prisión del Saladero? Me ha llamado mucho la atención tu mención a los cuartos de pago.

Las condiciones materiales de la cárcel del Saladero no fueron mucho mejores que las que había en las otras dos viejas cárceles, la de Villa y la de Corte. Salvo para los presos que se podían permitir un cuarto de pago, claro. Por poner un ejemplo, los calabozos de incomunicados eran estrechísimos, no se disponía más que de un colchón para dormir y la luz por la noche se la tenía que costear el propio preso. A cambio de 5 reales diarios, el preso era alojado en un calabozo de un tamaño tres veces mayor, con cama de hierro y buenas luces.  

En noviembre de 1861, año en que está ambientada "La cajita de rapé", se puede leer en la prensa:

En la cárcel del Saladero se van a emprender obras que contribuirán a mejorar las condiciones del establecimiento. Se trata de levantar un segundo piso en las dos alas que sólo tienen piso principal, y dar más desahogo y comodidad, construyendo habitaciones para presos distinguidos […]

Vamos, habilitar un pequeño Soto del Real dentro del Saladero.

 

En las cédulas de vecindad la altura figura en pies y pulgadas. ¿No se usaba el sistema métrico actual?

La ley que establece en España el metro como unidad fundamental es de 1849, siendo ministro de Comercio, Instrucción y Obras Públicas, Juan Bravo Murillo. Sin embargo, por diversos motivos, políticos unas veces, técnicos otras, han de pasar varias Javier Alonso García -Pozuelo -portadadécadas hasta que el Sistema Métrico se implante de manera generalizada, incluso en la Administración. En 1879, todavía se dicta un Real Decreto en el que se obliga a su uso, planteando que no hay ningún argumento para dilatar más la puesta en funcionamiento del Sistema.

 

En una España católica, ¿cómo reinaban una reina adúltera como Isabel II y un esposo afeminado conocido como Paquito Natillas? ¿Un fiel reflejo de "A Dios rogando y con el mazo dando"?

Monarcas adúlteros en la Historia de España ha habido muchos. El caso peculiar de los adulterios de Isabel II fue que sus asuntos de alcoba se airearon sin el más mínimo pudor y su vida privada se convirtió en motivo de debate público y en arma arrojadiza de unos partidos contra otros, de todos los partidos contra la propia reina y hasta del rey consorte contra ella, amenazándola con hacer públicas ciertas pruebas de sus infidelidades cada vez que Isabel II se distanciaba un poco de la influencia que sobre ella ejercía la camarilla religiosa de la Corte.

 

En la nota de autor mencionas que el germen de la Guerra Civil comenzó con la guerra de la Independencia? Después de dos siglos, España sigue partida en dos. ¿Crees que eso cambiará en algún momento?

Hablar de "dos Españas" tal vez sea algo reduccionista. Lo que nos enseña la historia es que en nuestro país, con demasiada frecuencia, se enfrentan dos facciones cuyo objetivo último no es llegar a un entendimiento con la otra parte sino imponer su criterio mediante las armas. La guerra de la Independencia más que el origen, es una de las primeras manifestaciones de este cainismo nuestro.

 

¿Habrá más casos del inspector Benítez?

Sí, claro. Tengo otras novelas en mente, que nada tienen que ver con el reinado de Isabel II, pero creo que habrán de esperar. Ya estoy trabajando en el siguiente caso del inspector Benítez.

 

Leer reseña de La cajita de rapé

 

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentarios de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura