Anika entre libros

Entrevista a Gabriel Castelló por "Valentia"

"Me siento defraudado con el trato ignominioso que se le sigue dando a la Historia de Valencia anterior a la Reconquista. Es como si no existiese"

Firma: Ariodante Handeliana / Fotos: Anika Lillo / Junio 2010

 

Gabriel Castelló Alonso (El Puig, València) es el autor de "Valentia. Las memorias de Caivs Antonivs Nasvs", novela del año 2009 en Akrón Editorial. Este ejecutivo de una multinacional de las TIC ha sorprendido al público con una epopeya familiar ambientada en la desconocida Valencia romana.

 

 

ENTREVISTA

 

Ya eres, a estas alturas, un autor conocidísimo. ¿Esperabas tener tanto éxito con tu novela? Hace dos años que salió a la luz y se sigue hablando de ella.

La verdad es que no, me ha sorprendido gratamente la cálida acogida que ha tenido mi novela, especialmente en el público valenciano. Mi editor, ya en su día cuando se interesó por la novela, me dijo que había creado una novela de fondo, no de moda. Los libreros me siguen corroborando que estaba en lo cierto; es realmente gratificante leer los ánimos y felicitaciones que muchos lectores/as me muestran a diario a través de mi blog.

 

Te lo habrán preguntado miles de veces, pero no procediendo del campo de las letras, ¿cómo te atreviste a arrostrar semejante empresa? Es decir, ¿qué es lo que realmente te impulsó a escribir?

Sí, es una pregunta obvia para quien me conoce profesional y personalmente. La respuesta es dos inductores y dos pasiones. Los dos inductores fueron mi padre y mi mujer, a quienes está dedicada la obra, y las dos pasiones son obvias para quien me conozca o haya leído la Gabrielcastello1novela: Roma y Valencia.

 

¿Desde cuando te interesa la historia y la arqueología? ¿sólo la historia antigua o en general? ¿Hay algún personaje clásico que sea tu favorito, por encima de los demás?

Desde bien pequeño me aficioné a los relatos de nuestro pasado, desde Egipto hasta la Segunda Guerra Mundial. Aún recuerdo con nostalgia como mi abuela me contaba escenas de QVO VADIS antes de que pudiese verla y de cómo no me perdía BEN HVR cada vez que la emitían en Pascua. La habré visto más veces que años tengo. Aquellas imágenes épicas, de plumero en el casco y flamante capa roja, me marcaron bien joven. El proceso culminó al leer "Sónica la Cortesana" de Blasco Ibáñez. En aquel momento decidí que algún día escribiría una epopeya ambientada en mi tierra durante el Imperio Romano.

Años después, leyendo sobre la agonía de la República me encontré con Quinto Sertorio, un individuo perfecto para mi propósito, pues aunaba en espacio y tiempo la Roma Republicana y la Valencia antigua. Gracias a la "Vida de Sertorio" de Plutarco nació mi Valentia.

 

¿Por qué preferiste centrar tu novela en la Valencia romana?

Me siento defraudado con el trato ignominioso que se le sigue dando a la Historia de Valencia anterior a la Reconquista. Es como si no existiese. Creo que fabular una saga familiar ambientada en la Edetania rebelde a la República durante las guerras civiles es una excelente forma de divulgar y entretener mostrando un pasado ignorado a conciencia por muchos poderes fácticos de nuestra sociedad. Sólo hay que ver el estado de la cristalera de L'Almoina para entender la desidia de la administración en mantener, promover y presumir de nuestro legado romano.

 

Comparto tu opinión, desde luego. Tu novela detalla hasta lo increíble el modo de vida de la época, qué comían, cómo vestían, sus costumbres, sus edificaciones... te habrá llevado siglos documentarte ¿no es cierto?

Sí, literalmente llevo desde el siglo pasado haciéndolo. Me he recorrido medio Mare Nostrum visitando bibliotecas, museos y vestigios que me ilustrasen de cómo sería la vida ordinaria en aquellos tiempos. Pompeya es un lugar idóneo para ello, pues es uno de los pocos lugares donde el tiempo se detuvo bruscamente y podemos seguir imaginándonos Gabrielcastello2escenas de la vida cotidiana de hace dos mil años.

 

¿Por qué el papel de las mujeres en tu novela está tan ligado al sexo? ¿Crees que en aquella época era su principal ocupación la reproducción y/o el placer?

No es un tema de apetito sexual desmedido, sino de contexto moral. La trama principal de la novela se desarrolla antes de Cristo y, por tanto, antes del cambio radical de moralidad que la nueva fe del Imperio imprimió durante los siglos venideros. En la Roma de tiempos de Pompeyo y César la sexualidad explícita era algo tan mundano y habitual como la esclavitud, el comercio o la guerra. Nadie se planteaba si estas cosas eran morales o amorales. El pene erecto era un símbolo de salud y virilidad habitual en la sociedad romana, las matronas se compraban esclavos bien armados para satisfacer sus apetencias, así como el pater familias disponía de sus esclavos a su gusto, independientemente del género y/o edad de los mismos. No podemos juzgar sus acciones y costumbres con nuestra moral judeocristiana, ellos tenían otros valores morales muy distintos a los nuestros.

 

¿Qué hay de ti en la novela? Porque toda novela, y sobre todo, las primeras, siempre tienen algo del autor, a veces desdoblado o a veces concentrado en un solo personaje. Yo intuyo que es esa alegría de vivir, ese disfrute de los sentidos ¿voy descaminada?

Para nada. Somos los herederos directos de aquella cultura del vino, el trigo y el aceite. La política, la vida social, la buena mesa - y la buena compañía en otros temas más íntimos - siguen siendo los puntos clave de nuestra existencia y causa o efecto de muchas de las trifulcas actuales.

 

Ya sé que es como preguntarle a un padre por sus hijos, pero ¿cuál de todos los Antonios de la novela es tu preferido?

Es una pregunta complicada, cada uno de ellos muestra unos valores y una personalidad diferente. De todos modos, me quedo con Cayo Antonio Naso el Joven. Es un personaje contradictorio, como buen protagonista es un personaje redondo de manual literario. Es el narrador de la historia en primera persona y, en el transcurso de sus memorias, podemos ver según avanzamos en su relato como su visión del mundo que le rodea y sus belicosos moradores muda irreversiblemente a golpe de desgracias. Su desengaño final es el desengaño que muchos auguramos en nuestra sociedad actual.

 

Valentia es en parte Ilíada y en parte Odisea, o sea, que sigue el canon que plantea Manguel en El Legado de Homero: la vida es guerra y la vida es viaje. ¿estás de acuerdo? ¿Prima más el viaje o la guerra?

Sí, creo que dentro de cada uno de nosotros habita un guerrero y un aventurero. Desde la noche de los tiempos, la guerra ha sido el motor de las grandes naciones, pues sin ella no es fácil expandirse y dominar el entorno. En la Antigüedad era más fácil desarrollar estas inquietudes. O te enrolabas en las legiones o te hacías comerciante como la familia Antonia. Hoy también tenemos estas mismas inquietudes, pero las canalizamos a través del arte o de las actividades empresariales.

 

Si hubieras vivido en aquella época, ¿con qué personaje te identificarías?

Sin lugar a dudas con Quinto Sertorio. Caballero sabino, hombre valiente, sereno, tuerto y astuto como un zorro. Fue uno de los grandes nombres de la Roma republicana, ninguneado por la Historia a causa de su ideología populista, pero digno de un tributo póstumo que recupere su vida y memoria. Yo he intentado colaborar en esta empresa con mi modesta recreación de sus hechos legendarios en nuestras tierras hispanas.

 

¿Cuál es tu sistema de trabajo? ¿Horario fijo o a salto de mata?

Intento escribir a diario, en el tiempo libre que me permite el trabajo, la familia, la promoción de la novela y la vida social. Soy muy metódico, Gabrielcastello3siempre que puedo.

 

Pregunta de examen: ¿Historia novelada o novela histórica?

Creo que hay lectores para ambos estilos. Se me critica en algunos foros el exceso de información que aporto a mis relatos - notas, aclaraciones y demás detalles de la Antigüedad clásica - frente a otros autores del género que no incluyen dicha información extra en sus trabajos, o lo hacen en un dossier al final de la novela. Yo tengo mi opinión al respecto. Aposté por la primera.

Cuando comencé a escribir Valentia no lo hice con el afán de crear un éxito de ventas, siguiendo los buenos consejos de un taller literario o un manual tipo "fabrique su propio best seller"; lo hice siguiendo mi corazón, volcando en cada nota al pie de página lo que consideraba importante para enriquecer la historia que corría líneas arriba. Estas notas se pueden leer o ignorar sin alterar el ritmo de la novela, pero son pasto de curiosos y amantes de la Roma clásica como yo. Tienen esa doble función didáctica. Así pues, creo que en mi segundo trabajo también aparecerán más curiosidades del mundo antiguo a pie de página. Los lectores así me lo han sugerido y seguiré fiel a mi estilo.

 

En fin, te deseamos desde aquí una fulgurante carrera, que has empezado con muy buen pie, un sólido pie de casi setecientas páginas. páginas.

 

Gabrielcastello -opiniones

 

ver + Gabriel Castelló

 

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentarios de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura