Anika entre libros

El violeta

Ficha realizada por: Anika Lillo
El violeta

Título: El violeta
Título Original: (El violeta, 2018)
Autores: Antonio Mercero, Juan Sepúlveda Sanchís, Marina Cochet
Editorial: Drakul
Colección: Likantro


Copyright:

© 2018, Juan Sepúlveda Sanchís

© 2018, Marina Cochet

Guion: Juan Sepúlveda Sanchís & Antonio Santos Mercero

Dibujo y diseño cubierta: Marina Cochet

Corrección y Editor: Javier Ortiz

© Editorial Drakul, S. L., 2018

Ilustraciones: Color
Edición: 1ª Edición: Septiembre 2018
ISBN: 9788494589775
Tapa: Blanda
Etiquetas: abuso de poder, persecuciones, violencia, campos de concentración, cárcel, comic, cómic, dictadura, drama, franquismo, época franquista, literatura española, novela gráfica, Valencia, censura, caza de brujas, fascismo, homosexualidad, historia de Valencia, represión social, homofobia, matrimonios de conveniencia, represión política, policía, violencia policial, Formentera
Nº de páginas: 104

Argumento:

En la época franquista cualquier homosexual era llamado despectivamente violeta. Pero eso era lo de menos: eran perseguidos, apaleados, obligados a delatar a otros compañeros gays, forzados a "curarse", o encarcelados.

Esta es la historia de Bruno, un valenciano que cae en la trampa policial más habitual de aquellos tiempos: entrar en el cine Ruzafa, aceptar una propuesta sexual, y ser directamente arrestado con el fin de que delate a más "como él". Y a base de hostias o amenazas si hace falta.

Pero el destino de Bruno -el mismo que sufrieron muchos- se guardaba un as en la manga que incluía ser infeliz para siempre. Le quedaría la lealtad, pero ¿qué haría finalmente con ella?

 

Opinión:

 

Aunque algunos crecimos con Franco todavía vivo, éramos demasiado pequeños para saber mucho sobre nuestro país (aunque yo sí recuerdo la sorpresa y alegría general del "Franco ha muerto"). Otros ya tenían edad, como Bruno, el protagonista de esta historia, que estrenaba sus dieciocho años entrando para siempre en una espiral de infelicidad que arrastraría el resto de su vida. Y la historia de Bruno es la historia de muchos hombres de este país, hombres que durante la dictadura tuvieron que casarse para encajar, que amaron siempre en clandestinidad o que les fue imposible, algunos leales para siempre a sus amistades, pero otros, de tan frustrados, convirtiéndose en seres rotos que no favorecieron su condición sexual ni la de los demás. A veces era ser un confidente, un chivato, o morir de una paliza. O dejarte en manos de los peores presos de la cárcel para que hicieran contigo lo que quisiera, como comprarte, una de las cosas que más me ha dejado K.O.

Puede que no sea una historia nueva pero es descarnada hasta decir basta. Bruno tiene la posibilidad de vivir mejor según el canon impuesto. Aquello era tan sencillo como que si elegías ser libre sólo te esperaban palizas, sufrimiento, desplantes, humillaciones, violaciones y penas de cárcel.

Debo deciros que el autor se lo pone difícil al protagonista, pues lejos de convertirlo en uno más lo mete en un ambiente militar y policiaco.

El tiempo pasó, la Transición mejoró las cosas, y algunos decidieron salir del armario, dejar a sus esposas y optar, de una vez por todas, por ser felices. ¿Qué pasó con Bruno? Aquí está la respuesta. Y la suya es la de muchos. Y no olvidemos que nos hablan de una época muy cercana en la que se pensaba que con unas cuantas descargas eléctricas, a base de freírte el cerebro, te curabas de la homosexualidad y mágicamente te volvías heterosexual. Lo que han tenido que sufrir… (Aconsejo leer "Hijas de Adán" de Illy Nes).

Lo que más me ha llamado la atención en esta novela gráfica ha sido descubrir que había campos de concentración para homosexuales creados por el régimen franquista. Si ya me caía mal Franco y toda su peña, imaginaos ahora. Que levante la cabeza de su tumba, que iremos a visitarle con la bandera multicolor para que la palme del susto.

Me ha gustado todo de "El violeta", la disposición, la cronología, el dibujo (la ilustradora española residente en Francia, es Marina Cochet) que es un poco oscuro, como la historia, el recuerdo -que en cierta forma es un homenaje a todos aquellos que sufrieron por culpa de leyes tan estúpidas y homófobas como las de peligrosidad social (y escándalo público porque ¿Qué eran? Un, dos, tres, responda otra vez: Vagos y maleantes).

Está ambientada en Valencia (de donde soy yo, así que el cine Ruzafa no me es desconocido), de donde es originario el guionista, Juan Sepúlveda, y en el guion le acompaña el cineasta Antonio Mercero. Otra parte de la novela está ubicada en Fuerteventura, en el desierto de Tefía, donde antiguamente estaba el campo de concentración que hoy es un albergue para actividades escolares (al menos el cabildo tuvo la decencia de poner una placa en honor a quienes sufrieron allí).

Este comic, un drama de lo más realista, duro, cruel y triste, es un fresco de la época, un trocito de la memoria histórica de este país, de esos que no hay que olvidar si queremos seguir evolucionando como humanos, y sólo por ello es más que recomendable.

 

Anika Lillo

 

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar