Anika entre libros

El último samurái

Ficha realizada por: Déborah F. Muñoz
El último samurái

Título: El último samurái
Título Original: (The last samurai, 2000)
Autor: Helen DeWitt
Editorial: Literatura Random House
Colección: Literatura Random House


Copyright:

© 2000, 2016, Helen DeWitt

© 2001, 2018, Penguin Random House Grupo Editorial S. A. U.

© 2001, 2018, Gema Moral Bartolomé, por la traducción

Traducción: Gema Moral Bartolomé
Edición: 1ª Edición: Mayo 2018
ISBN: 9788439734475
Tapa: Blanda
Etiquetas: ciencia, literatura estadounidense, novela, Londres, genios, lingüística, sistema educativo, madres solteras, superdotados, familias monoparentales, madres e hijos, sobre cultura, excéntricos, Kurosawa, autodidactas
Nº de páginas: 509

Argumento:

En "El último samurái", una mujer brillante con un trabajo alienante, obsesionada con la película "Los siete samuráis", se acuesta con un hombre que ni siquiera le gusta y se queda embarazada. El resultado de esa noche es Ludo, un niño privilegiado, que aprende a una velocidad endiablada y que con muy pocos años ya habla varias lenguas, algunas de ellas muertas, y no para de interrumpirla y de hacerle preguntas sobre todo tipo de temas. Ella le educa como buenamente puede, e intenta que su figura paterna sean los personajes de la película, pero Ludo pronto quiere descubrir quién es su verdadero padre.

 

Opinión:

 

Helen DeWitt ha hecho una novela tan extraña y brillante que, la verdad, no sé por dónde empezar a valorarla. Tenemos a Sibylla, una mujer excéntrica y extraña con unos hilos de pensamiento totalmente caóticos, que la llevan de un tema a otro sin venir a cuento y que dejan al lector completamente perdido y, en muchas ocasiones, aburrido. Esta madre tiene un hijo extraordinario que aprende rapidísimo, e intenta educarle sin una figura paterna, sin obligarle a ir al colegio (aunque le apunta a clases de judo para que interactúe con gente de su edad) y dejándole ir a su aire. Esto hace que los conocimientos que va adquiriendo el niño (y de los que se nos dan excesivos datos y fragmentos que hacen que, unidos al caos de pensamientos de Sibylla, el principio resulte un tanto pesado en algunos tramos) sean las cosas que a él le interesan y que al final el pequeño resulte más o menos autodidacta, hasta el punto de que empieza a dejar de interrumpirla constantemente para buscar sus propias respuestas.

Llegados a ese punto, la voz de Sibylla se apaga y la de Ludo, su hijo, toma protagonismo hasta que todo se centra plenamente en él y en su búsqueda de una figura paterna. Al principio se obsesiona con encontrar a su verdadero padre biológico, pero este le decepciona tantísimo en todos los aspectos (como le había advertido su madre, que no quería darle su identidad) que decide emprender, inspirado en "Los siete samuráis", la búsqueda de un padre que le venga bien. Todos ellos son peculiares, capaces de llamar la atención de un niño tan brillante, y sus diálogos con ellos son excepcionales. Esta parte de Ludo es la que más me ha gustado de "El último samurái", porque es muy amena y me ha hecho gracia tanto lo que hace el niño como las reacciones de sus padres potenciales cuando les suelta que es su hijo. No obstante, no estoy segura de que sea capaz de compensar la mucho más larga y aburrida primera parte centrada en Sibylla y las constantes divagaciones en profundidad sobre diversos temas culturales, lingüísticos, matemáticos o científicos que interrumpen la narración.

En definitiva, es una historia muy original y única, con partes divertidas pero también con partes que me resultaron pesadísimas y sin ningún atractivo. Aun así, creo que merece la pena leerlo y juzgar por uno mismo.

Déborah F. Muñoz

 

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura