Anika entre libros

El día que mamá perdió la paciencia

Ficha realizada por: Lidia Casado
El día que mamá perdió la paciencia

Título: El día que mamá perdió la paciencia
Título Original: (El día que mamá perdió la paciencia, 2009)
Autores: Belén Gopegui, Carlos Cubeiro
Editorial: SM
Colección: Barco de Vapor,Serie azul


Copyright:

© Belén Gopegui, 2009

© Ilustraciones: Carlos Cubeiro, 2009

© Ediciones SM, 2017

Ilustraciones: Color
Edición: 1ª Edición: 2017
ISBN: 9788467585520
Tapa: Blanda
Etiquetas: familia, superación, aventuras, humor, cuentos, fábula, fantasía, igualdad, libros ilustrados, literatura española, princesas, 7 años, 8 años, 9 años, literatura infantil, clásicos modernos, emociones, imaginación, inteligencia emocional, maternidad, madres, educación emocional, madres e hijas
Nº de páginas: 80

Argumento:

Mariú se ve en la obligación de buscar la paciencia perdida de su madre pero ¿dónde se buscan las cosas invisibles? Así comenzará la gran aventura de la protagonista de este libro no solo hacia la resolución del enigma sino también hacia su propio crecimiento personal y su madurez.

 

Opinión:

 

Como madre, es difícil no sentirse identificada con el título de esta novela. ¿Qué madre no ha perdido la paciencia en algún momento? ¿Y qué madre no se ha sentido culpable por ello alguna vez (o todas las veces)? Eso (y mi experiencia lectora con Belén Gopegui, más que gratificante hasta ahora) fueron las causas de que eligiera este libro para leer y reseñar.

Y he de decir que, como adulto, me ha hecho ver que todos tenemos derecho a perder la paciencia alguna vez (aunque está bien conservarla y, sobre todo, encontrarla una vez perdida) pero, lo que es más importante, Gopegui ha logrado que vuelva a meterme en la piel de la niña que un día fui y que veía la vida con unos ojos parecidos a los de Mariú, la protagonista de la obra.

Así, he vuelto a sentir la curiosidad por las cosas nuevas, el placer de la aventura y el poder de la imaginación y del mundo de los cuentos y la fantasía. Una curiosidad, un placer y un poder que sentimos de manera muy fuerte en nuestra infancia, que a veces perdemos a medida que nos vamos haciendo mayores pero que son fáciles de recuperar si leemos libros como este con el espíritu adecuado.

Y es que Mariú, con una empatía y un amor por su madre que le hace salir de su propio egoísmo y preocupaciones, parte a buscar la paciencia perdida, lo que abre las puertas a una serie de aventuras en las que conocerá a personajes fantásticos que nos harán pensar en todos los libros que hemos leído, las películas y series que hemos visto y, en definitiva, en todo nuestro bagaje y nuestro imaginario fantástico colectivo.

Gracias a este viaje, divertido y atractivo para cualquiera, Mariú descubrirá qué es la conciencia, que a veces las madres también se cansan de tanta princesa y que tienen derecho a ello. Conocerá la diferencia entre tener una rabieta y perder la paciencia, el valor de la razón, la emoción de los sentimientos, la responsabilidad de hacernos cargo también de los sentimientos que provocamos en los demás y que ser princesa no es tan maravilloso como lo pintan.

Y, sobre todo, emprenderá el camino hacia su propia madurez y lo hará con gusto y con la conciencia suficiente para disfrutar de este camino, sabiendo hacia dónde conduce.

Así pues, Belén Gopegui nos ofrece una fábula llena de aventuras y humor que nos habla de la búsqueda de lo invisible (pero que a veces es lo que más importa), de madurez y de emociones.

Lidia Casado

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura