Anika entre libros

Ecos de mi pluma

Ficha realizada por: Darío Luque
Ecos de mi pluma

Título: Ecos de mi pluma
Título Original: (Ecos de mi pluma, 2018)
Autor: Sor Juana Inés de la Cruz
Editorial: Penguin clásicos
Colección: Penguin clásicos


Copyright:

© 2018, Penguin Random House Grupo Editorial, S.A.U.

© 2017, Universidad Nacional Autónoma de México

© 2018, Martha Lilia Tenorio (por la edición)

Edición: 1ª Edición: Marzo 2018
ISBN: 9788491053699
Tapa: Blanda, bolsillo
Etiquetas: amor, conocimiento, poesía, ensayo, epistolar, feminismo, mujeres, literatura mexicana, mezcla de géneros, celos, monjas, desamor, romántica, poesía romántica, poesía mística, misticismo, versos, barroco
Nº de páginas: 407

Argumento:

"Ecos de mi pluma" reúne algunas de las obras más conocidas de sor Juana Inés de la Cruz. Concretamente, incluye gran parte de sus sonetos sobre situaciones amorosas, y algunas redondillas, romances y silvas sobre los celos o los hombres. Incluye también el famoso poema épico-alegórico "Primer sueño", de carácter científico y epistemológico.

En cuanto a los textos en prosa, incluye la defensa que hace del trabajo intelectual de la mujer en una carta a Antonio Núñez, y también la respuesta que le da a Sor Filotea de la Cruz (alias de Manuel Fernández de Santa Cruz) sobre el mismo tema. La selección, las notas y la introducción son de Martha Lilia Tenorio.

 

Opinión:

 

Sor Juana Inés de la Cruz ha sido desde hace mucho tiempo equiparada a Quevedo y a Góngora, no solo por la época en que vivió, sino por la calidad de sus versos. Asimismo, ha sido considerada como la poeta novohispana más importante de todos los tiempos, y la primera en plantear una concepción de mestizaje en su obra, junto a otros contemporáneos como su amigo Sigüenza y Góngora o el dramaturgo Juan Ruiz de Alarcón. En esta edición que ahora publica Penguin Clásicos, la investigadora Martha Lilia Tenorio profundiza en la obra de la gran poeta mexicana.

En esta antología, se incluyen algunos de sus poemas más famosos, como el ya mítico "Hombres necios que acusáis". Entre los menos famosos, encontramos bellos romances sobre la búsqueda del conocimiento -tema que más tarde desarrollará en su poema paradigmático-, liras sobre la ausencia, los celos y la muerte del ser amado e incluso sonetos sobre la esperanza o sobre la fábula de Píramo y Tisbe. En mi opinión, sus textos más valiosos entre todos sus poemas son aquellos sonetos en los que reflexiona sobre la casuística amorosa; esto es, plantea, mediante pseudónimos imaginarios -desfilan nombres como Fabio, Silvio, Feliciano o Lisardo-, situaciones de desengaño amoroso como los amores mal concertados.

Otro de los temas más destacados de su producción lírica son los celos, que son el centro de uno de sus romances más famosos, en el que defiende los celos como prueba del amor verdadero, frente a lo que había planteado anteriormente el poeta español José Pérez de Montoro. Entre todos estos poemas, puramente barroco, se observa una notable adjetivación que se combina con la sustantivación de verbos y la verbalización de sustantivos, así como el uso de abundante mitología grecorromana y una fijación por jugar con los conceptos. Sor Juana Inés de la Cruz, pese a la distancia que la separaba de la península, jugaba con los mismos términos estilísticos que Quevedo y Góngora.

No obstante, su mejor poema, como ella misma afirmó en más de una ocasión, es el "Primer sueño", que en esta antología aparece intitulado por su primer verso "Piramidal, funesta, de la tierra".  Este colosal poema trata sobre el conocimiento y parte de la tradición clásica de los sueños de Anábasis, donde el cuerpo se duerme y entonces libera al alma, que inicia su periplo. En el periplo que hace el alma de sor Juana, se describen en términos científicos y mitológicos el anochecer, la fisiología del cuerpo humano, los reinos animal, vegetal y mineral y la inefabilidad del conocimiento. Su último verso, "el mundo iluminado, y yo despierta", dado lugar a las más diversas interpretaciones por parte de la crítica feminista.

Toda esta obra poética se acompaña con dos textos en prosa que son los únicos documentos de carácter autobiográfico y personal que ha legado la poeta mexicana. El primero de ellos es una carta al padre Antonio Núñez, donde lo rechaza como confesor porque él se ha mostrado contrario a la labor poética de la monja. El segundo de ellos es la respuesta que escribe a sor Filotea de la Cruz, seudónimo de Manuel Fernández de Santa Cruz, que había publicado un comentario a la "Carta Atenagórica" -ensayo de sor Juana- donde la invitaba a dejar las labores intelectuales de los hombres y le sugería que se dedicara únicamente a tareas espirituales. En este texto, sor Juana Inés de la Cruz defiende su derecho, como mujer, a escribir, estudiar y aprender. Y es que, para ella, el conocimiento fue siempre el fruto de la vida. Una obra feminista e innovadora perfectamente seleccionada en esta nueva edición. 

Darío Luque

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura