Anika entre libros

Blue

Ficha realizada por: Pilar López Bernués
Blue

Título: Blue
Título Original: (Blue, 2017)
Autor: Danielle Steel
Editorial: Plaza & Janés


Copyright:

© Danielle Steel, 2016

© Penguin Random House Grupo Editorial, S. A. U., 2017

© Inés Belaustegui Trías, 2017 (traducción)

Traducción: Inés Belaustegui Trías
Edición: 1ª Edición: Noviembre 2017
ISBN: 9788401019708
Tapa: Blanda
Etiquetas: novela, romántica, novela romántica, intimista, tragedia, drama, novela dramática, segundas oportunidades, pederastia, iglesia católica, pederastas, abandono, niños de la calle, ONG, cooperantes, activistas, relaciones familiares, amor, refugiados, literatura estadounidense, crítica social, Nueva York
Nº de páginas: 315

Argumento:

Ginny Carter vivía en una lujosa casa de Los Ángeles cuando estaba en la cima de su profesión y era una mujer feliz. Ella y su esposo Mark, ambos periodistas, trabajaban en un canal de televisión presentando juntos los informativos; también eran padres de Chris, un pequeño de tres años. Un accidente de coche la víspera de Nochebuena, no obstante, puso fin a esa existencia envidiable: Mark y Chris fallecieron en el acto, ella quedó gravemente herida.

Cuando Ginny se restableció físicamente, abandonó Los Ángeles, dejó su empleo, se mudó a New York y tomó una decisión que dejó descolocados a sus conocidos y le reprochó su hermana y el marido de ésta: Se convirtió en cooperante activa de una ONG destinada a socorrer a las víctimas de países en guerra, prestar ayuda a gente que vivía y moría en la miseria, colaborar con personal sanitario y La Cruz Roja...

Ginny comenzó una singladura que la llevó durante largos periodos a diferentes y peligrosos lugares; solo entre una cooperación y la siguiente pasaba unos días en el destartalado apartamento neoyorkino en que se instaló.

Tres años después del accidente, no obstante, la vida de la protagonista da un nuevo e inesperado giro: Conoce a Blue, un niño de trece años, huérfano de padres y que vive en la calle.

 

Opinión:

 

"Blue" es el título de la novela y el nombre de un niño de grandes ojos azules, al que su madre bautizó así por ese motivo. Y también es Blue el responsable de que, por segunda vez, la vida de Ginny dé un giro importante. 

Fiel a su estilo, Danielle Steel ha escrito una historia en la que el amor y la sensibilidad están muy presentes y son los motores de la trama. En esta obra, no obstante, esas vidas de lujo, sin problemas económicos y personajes felices a los que D. Steel nos tiene acostumbrados, queda enfrentada a esa otra realidad menos elitista: Personas que viven en países en guerra sorteando la muerte a diario, otras que mueren de hambre, enfermedades y miseria... Y algo más cercano: niños sin padres que sobreviven solos en la calle; en este caso en una ciudad tan enorme como New York.

Ni que decir tiene que la terrible historia de Ginny atrapa de inmediato. ¿Quién no se sobrecogería ante la tragedia de esa mujer que perdió de un plumazo lo que más amaba? Es fácil empatizar con la protagonista que, por otra parte, demuestra ser una persona valiente y solidaria, capaz de exponer su vida nueve de los doce meses del año con el único propósito de sentirse útil y también, como ella misma confiesa, porque no le asusta el riesgo puesto que no le importaría morir.

Entre Ginny y Blue, al que la primera invita a cenar y recoge temporalmente, se establece un vínculo afectivo de inmediato. Ambos están solos esas navidades y los dos han visto sus vidas destrozadas. Pero Blue no es lo que cabría esperar en un niño de trece años que se busca la vida como puede. Es un chaval educado, aprecia cualquier obsequio y muestra de atención, se interesa por su benefactora... Ginny se empeña en ayudar al chico para que tenga la oportunidad de hacerse con una vida aceptable, de modo que lo primero será convencerlo para que retome los estudios. Sin embargo, la mujer ha de partir en pocos días a una misión que la apartará de New York varios meses. Y ahí hay un grave inconveniente para mantener la relación con ese pequeño sin techo.

Pero Ginny ha de luchar también contra la incomprensión de los suyos. Su hermana Becky y Alan, que tienen tres hijos, viven en una mansión cercana a Los Ángeles y encarnan todo lo que la protagonista perdió, no entienden que trabaje como cooperante. De alguna forma, le recriminan semejante actividad, que intentan respetar pero que no acaban de entender y, esta vez con razón, le censuran que en tres años no haya vuelto a esa ciudad ni visto al padre de ambas, afectado de Alzheimer y del que se ocupa Becky a tiempo completo porque lo ha tenido que trasladar a su casa. Pero si ya existía cierta tirantez, Becky y Alan no aprueban que la protagonista se ocupe de un niño de la calle, no creen que sea un buen chico, incluso un genio para la música. Desde su situación privilegiada, opinan que semejante desatino les perjudicará también a ellos porque sus amigos y conocidos tampoco entenderán que Ginny haya metido en su casa a un "sin techo", alguien que podría robarle en cualquier momento o agredirla...

Pero si "Blue" ya va tocando algunas teclas que son, en realidad, una denuncia socialDanielle Steel ha colocado en la novela un tema más, que expone de forma muy incisiva: la pederastia por parte de un cura católico; las dificultades para poder denunciar; la negación de los propios feligreses ante un hecho semejante, que se deshacen en alabanzas sobre el párroco; y la protección de la curia eclesiástica hacia los suyos, mirando oportunamente a otro lado, negando la evidencia y, si es preciso, culpando a las víctimas.

Drama, determinación, crítica social, temas de actualidad, lucha por la existencia, persecución de los propios sueños, relaciones familiares... "Blue" recoge todo ello con bastante acierto sin dejar de lado esas descripciones de vidas de lujo y sin más problemas para sus protagonistas que decidir qué ropa se ponen. Por supuesto, como es propio de Danielle Steel, hay amor, escenas conmovedoras y sensibilidad. Pero la última es aquí totalmente sana, no esa sensiblería que suena impostada y que en ocasiones despunta levemente en alguna que otra obra de la autora. Y no falta un injusto sentimiento de culpabilidad ante un drama como el que vivió Ginny, una reacción bastante humana en trances tan terribles e irreversibles que, sin embargo, no se ajusta a la realidad pero sí machaca al que lo siente.

Los personajes me han parecido muy carismáticos, cada uno en su lugar y desempeñando de forma creíble el papel que tienen asignado.

La prosa, directa e intimista a pesar de que aquí no escribe la protagonista en primera persona, es sencilla y sin florituras, se lee de un tirón.

Esta es una de las novelas de Danielle Steel que más me han gustado. Es una historia conmovedora que atrapa de principio a fin, resulta intensa, bastante crítica y, en definitiva, habla de segundas oportunidades y del poder del amor y la empatía.

Os gustará.

Pilar López Bernués

 

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura