Anika entre libros

Amigurumis. 20 robots para hacer a ganchillo

Ficha realizada por: Anika Lillo
Amigurumis. 20 robots para hacer a ganchillo

Título: Amigurumis. 20 robots para hacer a ganchillo
Título Original: (CRobots, 2009)
Autor: Nelly Pailloux
Editorial: Océano Ámbar


Copyright:

© Ivy Press Limited, 2009

© Editorial Océano, S. L., 2009

Edición de Esther Sanz

Traducción: Mónica Rubio Fernández
Ilustraciones: Color
Edición: 1ª Edición: 2009
ISBN: 9788475566573
Tapa: Blanda
Etiquetas: robots, japoneses, otras culturas, guía, libros ilustrados, manuales, literatura francesa, manualidades, creaciones, ganchillo, muñecos, talismanes, textil
Nº de páginas: 96

Argumento:

Manual o guía para realizar, tú solo/a, veinte distintos robots amigurumis para tu satisfacción y relax, ya sea cuando lo estás haciendo o cuando estén terminados y recurras a él o ellos.

El libro comienza con unas instrucciones básicas que no deben saltarse porque se refieren a los útiles necesarios, cómo hacer algunas cosas y trucos necesarios. También indica qué signo (el tornillo) llevará el nivel de dificultad en los robots de este libro.

 

Opinión:

 

Los amigurumis son una moda japonesa: se trata de crear pequeños muñequitos de ganchillo (o croché) que tienen como motivo principal el de convertirse en una especie de talismán o sustituto de la almohada en la que reflexionar, un amigo al que contar las penas -lo que ha sido un peluche toda la vida-, y no olvidar jamás al niño que llevamos dentro.

Con esas tres premisas los japoneses crearon un submundo: cada amigurumi tiene un "alma", y a nadie se le escapa la importancia que le dan los japoneses al mundo místico y a las almas en particular. Su origen viene de los kawaii (tenemos varios álbumes ilustrados y libros de busca y encuentra infantiles de Kawaii en Anika Entre Libros), algo así como muñequitos pequeños y tiernos.

Nelly Pailloux, artesana, tejedora de amigurumis y con tienda online en internet, se ha centrado en los robots en vez de hacer un grupo variado de seres. Los que están aquí son todos muy monos, y alguno que otro no tiene pinta de robot si no de animalito.

Tras mostrar distintos trucos y puntos básicos (punto medio, punto deslizado, punto bajo, punto medio, punto de cadeneta, satén, nudo francés, pespunte, etc.) comienzan las fichas:

Cada robot tiene una lista de los útiles necesarios (no sólo las agujas, la lana… también incluye los adornos que lo convertirán en una figurita con más nivel), el nivel de dificultad, el cómo se hace (además de la creación del muñeco en ganchillo, su montaje), un resumen dibujado y visualmente esquematizado, una fotografía a gran tamaño que muestra el robot. El primero, para que os hagáis una idea, es un perro aunque diga que es un robot, pero los hay con forma robótica como el de la portada, con forma de huevo, de oso, de matrioska y hasta de ninja. En total veinte figuritas.

En internet se le conoce también como CRobots, su título original. Y aunque esta es una edición que salió en el 2009, aún hoy, en el 2014, sigue a la venta.

La verdad es que es una guía útil para una manualidad que promete ser de lo más entretenida. Y puestos a crear, una vez se aprende, uno se puede poner a hacer… figuras de pokémon. Por ejemplo.

Anika Lillo 

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar