Anika entre libros

América alucinada

Ficha realizada por: Ana Vanesa Cremades
América alucinada

Título: América alucinada
Título Original: (América alucinada, 2017)
Autor: Betina González
Editorial: Tusquets
Colección: Andanzas


Copyright:

© Betina González, 2016

© Tusquets Editores, S. A.

Edición: 1ª Edición: Febrero 2017
ISBN: 9788490663738
Tapa: Blanda
Etiquetas: drogas, lucha, capitalismo, naturaleza, distopía, América, tensión, literatura argentina, novela, secta, sexo, abandono, paternidad, superdotados, museos, lugares abandonados, bosques, naturalistas, naturalismo, okupas, ciervos, antropofobia, cazadores, inquilinos
Nº de páginas: 252

Argumento:

En un presente o futuro próximo incierto, los ciervos doblan en cantidad a los seres humanos y reclaman el espacio que estos les han arrebatado ampliando sus construcciones y arramblando, a su paso, con gran cantidad de bosques. Pero no sólo los animales se han vuelto locos: entre los humanos, los jóvenes abandonan a sus hijos para vivir en la naturaleza, los mayores se arman para luchar contra los ciervos y hay quien decide instalarse a la fuerza en casas ya habitadas.

En esta extrañísima América, tres personajes intentarán sobrevivir: Vik, un inmigrante enfermo a quien se le ha colado una mujer salvaje en casa; Berenice, una niña inteligentísima que ha sido abandonada por su madre y Beryl, una anciana que ha creado un club de caza contra los ciervos.

 

Opinión:

 

Enfrentarme a esta reseña me cuesta y me produce las mismas sensaciones, mezcla de rechazo y atracción, que sentí mientras leía "América alucinada". En pocas palabras, y para que sirva de base a partir de la cual defender mi opinión al respecto, creo el mejor calificativo que puede definirla se encuentra precisamente en su título: "alucinada". No hace falta más que empezar a leer para descubrir que nos encontramos ante una historia fabulada a modo de inquietante distopía naturalista, que retrata una América enferma de locura colectiva, alucinada, realmente, que en un primer momento causó mi rechazo como lectora. Y cuidado, no creo que esto sea negativo porque considero que la autora buscaba sembrar esa incomodidad en los lectores.

Betina González plantea la lectura en sí misma como un ejercicio de vencer la lógica imperante y dejarse sumergir en una sociedad completamente desastrosa en la que se suceden las imágenes desconcertantes con otras que rozan el asco o la repulsión.

A partir de tres personajes protagónicos, vamos descubriendo las diferentes aristas de la sociedad que ha hecho de América la tierra alucinada descrita: tenemos dos narradores en tercera persona omnisciente y uno en primera que, muy acertadamente, se corresponde con la anciana Beryl, de los tres quien mejor puede explicar todo el proceso de cambio de América hasta su presente extraño. Son sus tres historias las que se presentan como ejemplos de hasta dónde ha llegado la locura a esta nueva América y lo difícil que resulta sobrevivir en una sociedad en la cual los adultos jóvenes y padres/madres de familia ha decidido "abdicar" de su título y huir al bosque, mientras en contrapartida los venados salen de él y reclaman el asfalto.

Pese a lo extraño (y alucinado) que resulte el argumento (y lo es y más a medida que pasan las páginas), una virtud de la autora es que la fantasía no se le ha ido del todo de las manos. Su América está llevada al extremo, por supuesto, pero si nos paramos a pensar, no es difícil encontrar ecos en ella de corrientes actuales de pensamiento e incluso recordar alguna noticia que nos remite directamente a la locura colectiva de esta novela (¿quién no ha escuchado hablar de las personas que se cuelan en casas ajenas y mientras no son descubiertas, viven escondidas en algún armario y comiendo los restos de los dueños del inmueble? ¿Y comportamientos extraños en animales "inofensivos"?). Las bases (más o menos fiables y más o menos pendientes de estudio por Íker Jiménez y su equipo) tienen sentido y González ha sabido estirarlas y moldearlas muy bien para crear el mundo peligroso y ambiguo en que habitan sus personajes.

Sin embargo, pese a todo lo señalado más arriba, para mí no ha sido una lectura redonda porque me ha faltado empatía con los personajes. En ocasiones me sacaban de quicio; otras me daban vergüenza ajena (sobre todo ciertos comportamientos de Vik) pero, sobre todo, me parecía más interesante la ambientación que ellos mismos. Excepto Beryl, que sí enganchaba mucho porque era quien más me ponía en situación y me explicaba qué demonios estaba ocurriendo, Berenice y Vik … no me convencieron, ni emocionaron, ni nada. Si a eso añadimos que la información sobre esta sociedad la vamos obteniendo a cuenta gotas y cuesta mucho llegar a hacerse una composición de lugar…. El resultado es un sí, pero no. Un quiero y no puedo.

Ana Vanesa Cremades

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura