Anika entre libros

Al filo de la escalada. Memorias de un alpinista

Ficha realizada por: Pilar López Bernués
Al filo de la escalada. Memorias de un alpinista

Título: Al filo de la escalada. Memorias de un alpinista
Título Original: (Al filo de la escalada. Memorias de un alpinista, 2016)
Autor: César Pérez de Tudela
Editorial: Almuzara


Copyright:

© César Pérez de Tudela, 2016

© Editorial Almuzara, S.L., 2016

Ilustraciones: B/N
Edición: 1ª Edición: Marzo 2016
ISBN: 9788416392285
Tapa: Blanda
Etiquetas: atlas, autobiografía, autobiográfica, biografía, aventuras, ECM, libros ilustrados, literatura española, montañismo, alpinismo, biografía deportiva, Patagonia, volcanes, periodistas de guerra, escalada, Himalaya, parapente, rescates, Andes
Nº de páginas: 382

Argumento:

César Pérez de Tudela, conocido alpinista, explorador, aventurero, reportero... rescata de su memoria, sin seguir un orden cronológico, incontables experiencias de una vida entregada casi por completo a la aventura, la exploración, las montañas, los retos imposibles..., transmitiendo a los lectores un extenso abanico de emociones que, en definitiva, constituyen la herencia vital de un hombre apasionado, entregado, anhelante de nuevas vivencias y con el valor suficiente para llevar a la práctica su afición. Esa constante búsqueda y superación de sí mismo, marca el sentido último de su existencia, como explica.

El libro se complementa con algunas fotografías.

 

Opinión:

 

Antes de escribir mi opinión, y pensando en aquellos lectores poco interesados en la aventura y/o el alpinismo que, quizá, decidan no leer la obra por ese motivo, voy a señalar un detalle que, tal vez, les hará cambiar de opinión: Si este libro no fuera una autobiografía sino una novela, entonces tendríamos que catalogarla como thriller (en toda regla). Contiene los ingredientes completos de ese género: acción intensa, intriga, suspense, retos de todo tipo y un protagonista que consigue salir a flote y superar una vez tras otra experiencias extremas.

El alpinismo no ha sido nunca un deporte de masas, pero en los años sesenta y setenta del pasado siglo era casi desconocido entre el gran público de España. Se oía hablar de ascensiones, por supuesto, mas se quedaban en meras anécdotas que solo interesaban a unos pocos. César Pérez de Tudela logró cambiar eso, puso el montañismo en el mapa tras su participación en un concurso televisivo que se emitía los viernes por la noche, cuando solo había un único canal (a lo sumo también UHF) y todos los televidentes mirábamos lo mismo.

La pasión que sentía el autor por las montañas y la emoción con que se expresaba la transmitió al gran público, comenzaron a aflorar centros excursionistas y muchos jóvenes se aficionaron a ese mal llamado deporte que tenía ingredientes muy importantes: la superación, el valor, la búsqueda de la belleza en parajes naturales y esa cálida humanidad entre compañeros de cordada porque, más que competir, han de unirse en circunstancias difíciles.

"Al filo de la escalada" va mostrando recuerdos del autor, detalles puntuales de aventuras importantes, algunas concluidas con éxito y otras no. Asistimos a dos complicados rescates en la pared Oeste del Naranjo de Bulnes, cuando todavía no había en España un organismo que se ocupara de ello y eran los propios montañeros los que acudían en ayuda de sus compañeros o recuperaban los cuerpos, por su cuenta y aportando incluso el material. También vemos la expedición madrileña a la Patagonia, que no concluyó con la escalada prevista al Cerro Torre pero sí llevó al autor al Aconcagua, donde se le dio por muerto tras seis días y cinco noches perdido en el macizo. Hazañas en las montañas españolas, los Alpes, el Caúcaso, Atlas, Andes, Alaska, Himalaya, o Hindo Kush (allí falleció Elena de Pablo, su primera esposa) son solo pequeñas pinceladas de lo que el libro contiene. Aparece lo más grandioso de las aventuras (algunas, primeras ascensiones que César Pérez de Tudela siempre tendrá en su haber), pero también está lo trágico, los momentos imposibles y al límite, las decepciones, los rescates macabros de cuerpos colgados o la recuperación de otros que se quedaron en el lugar (como ocurrió con Elena y el propio autor hubo de hacerse cargo de esa repatriación meses después, embalsamando él mismo el cadáver para su transporte).

Señalar las incontables vivencias que este alpinista y escritor pone a disposición de los lectores sería imposible, pero sí haré constar que, además de montañero, ese hombre es un explorador incansable, que bajó al cráter del volcán activo más alto del mundo, el Cotopaxi, permaneció veinticinco horas con una pierna rota colgado del Peñón de Gibraltar, fue reportero en la Guerra de Vietnam y las Malvinas, también durante la Marcha Verde del Sáhara... y que se apunta a descender de algunas cumbres en parapente y tiene pendiente el reto de hacerlo desde el Everest (al que no ha logrado subir todavía a causa de sus problemas cardíacos y donde sufrió un infarto).

El autor ha recibido muchas condecoraciones. Fue instructor del entonces príncipe Felipe, compartió reportajes con Félix Rodríguez de la Fuente y Miguel de la Cuadra Salcedo, dió (y da) incontables charlas y conferencias, organizó cursos de formación alpina para bomberos y agentes de la Guardia Civil... En definitiva, su labor fue determinante para poner en marcha en España organismos de rescate en montaña y ante accidentes trágicos o catástrofes de especial relevancia, cosa inexistente en los años setenta o con profesionales no especialmente preparados.

Escrito por un protagonista que que ha vivido al límite, no faltan en el libro un par de detalles que vale la pena señalar: episodios del autor en momentos críticos muy cercanos a las ECM y el posible avistamiento en el Himalaya de lo que podría ser un yeti.

También nos relata Pérez de Tudela sus desavenencias con la Federación Española de Montaña, de la que fue expulsado, el veto de TVE a su persona y las muchas críticas de algunos compañeros alpinistas a lo largo de los años. Explica, igualmente, su profesión en la DGT (en una época en que la policía del régimen no resultaba precisamente atractiva a la mayoría de los ciudadanos) o su breve paso por la política de la mano de Manuel Fraga y con el Partido Alianza Popular.

"Al filo de la montaña"me ha parecido una obra muy intensa, escrita con esa pasión que el autor sabe transmitir y que traspasa el papel. Es un libro que vale la pena leer, se sea montañero o no. Como he apuntado al principio, si esto fuera una novela tendríamos un thriller en toda regla. La emoción, la intriga y lo "imposible" están asegurados. ¡Os gustará!

Pilar López Bernués

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura