Anika entre libros

Maus, relato de un superviviente

Ficha realizada por: Anika Lillo
Maus, relato de un superviviente

Título: Maus, relato de un superviviente
Título Original: (Maus, a survivor´s tale)
Autor: Art Spiegelman
Editorial: Reservoir Books


Copyright:

Art Spiegelman
El enlace a compra va a un ISNB diferente, con tapa blanda, al ser una edición más actual.

Traducción: Cruz Rodríguez Juiz
Ilustraciones: B/N
Edición: 1ª Edición: 2019
ISBN: 9788439720713
Tapa: Dura
Etiquetas: persecuciones, biografía, campos de concentración, cómic, drama, novela dramática, supervivientes, genocidio, exterminio, holocausto, nazismo, nacionalsocialismo, nazis, judíos, memorias, novela dramática, novela gráfica, Birkenau, Auschwitz, acoso, Polonia, historia de Europa, guetos, persecución política
Nº de páginas: 296

Argumento:

"Maus" es la historia de los padres del historietista Art Spiegelman, supervivientes del holocausto nazi. Art visita a su padre para comentarle que le gustaría hacer el cómic de su experiencia ante la persecución, y el padre accede a hablarle del acoso nazi a los judíos, de los expolios, del gueto, de Auschwitz-Birkenau, de los trabajos forzados y los crematorios... Entre amagos de infarto y discusiones con su segunda esposa, le cuenta parte de la historia más oscura de Alemania, de Polonia y de Europa en general.

Premio Pulitzer 1992 

 

Opinión:

 

Anika Lillo

Los padres de Art Spiegelman eran judíos polacos. Tenían un hijo cuando empezó todo, un hijo que no sobrevivió al holocausto a pesar de que no pisó un campo de concentración. Su historia es otra. En "Maus" Vladek Spiegelman habla de él desde su juventud hasta el final de la guerra e incluso en las conversaciones que mantienen con su hijo (y que Art también dibujó) de su vida más actual. La historia de Vladek fue la historia de mucha gente, y conviene no olvidarla.

Ganó el Premio Pulitzer en 1992, y no es de extrañar, porque además de mostrar una parte de la Historia de nuestra civilización más contemporánea, utiliza el simbolismo para no tener que enseñar aspectos desagradables que sí se verían en un documental o en un libro de Historia. Los judíos son ratones, los nazis son gatos, la mayoría de polacos son cerdos. Verlos así era una forma de distinguirlos ¿Quiénes son lo peor, quiénes son la peste? Los ratones. ¿Quiénes se comen a los ratones? Los gatos. ¿Qué clase de vecinos o amigos son capaces de vender a sus semejantes, hasta ahora vecinos o amigos, al enemigo? Los cerdos.

La clase de historia es innegable, la forma en que la cuenta hace que cualquiera pueda ser lector de la misma (no desdeñar lectores adolescentes), la cercanía del relato entre padre e hijo hace que entre muy bien, y el recuerdo, aunque doloroso, es imprescindible.

"Maus" es una obra maestra de verdad, una novela gráfica de culto con motivos, un premio Pulitzer bien merecido. Dibujado en blanco y negro, encuadernado en tapa dura con sobrecubierta, las más de doscientas y pico páginas se leen con soltura, y sin darte cuenta estás viviendo una importantísima secuencia de esa película que se montaron los nazis y que pretendieron instaurar deshumanizando a los seguidores del partido nacionalsocialismo. Qué importante es no olvidar.

Anika Lillo

 

SOMBRA

Gacela

Artie es el hijo de Vladek Spiegelman, un judío que sobrevivió a los horrores de la guerra, tras pasar por varios campos, entre ellos el de Auschwitz. Aunque la relación entre padre e hijo es algo tensa, Artie siente que tiene que contar la historia de su padre, que no debe caer en el olvido. Y lo hace como él sabe, dibujando un cómic en el que narra desde la misma intención de dibujar el libro, los encuentros con su padre en los que éste va recordando su historia, y cómo no, la propia historia: cómo esta familia judía de Polonia se vio obligada, como tantas otras, a huir intentando escapar de un horror que finalmente les atrapó. Y desde ahí, una lucha por la supervivencia en el mundo hostil de un campo de concentración gobernado por el odio y la sinrazón y la necesidad de aguantar pese a todo.

Es un libro distinto a lo que había leído antes sobre este tema. Primero porque podría parecer que un cómic es el formato menos apropiado para hablar del genocidio nazi, y sin embargo el autor va consiguiendo impresionar, describir, contar... todo a través de viñetas en las que los judíos son ratones y los alemanes, gatos. También por la propia crudeza de esta historia real, que todos conocemos pero que muchas veces obviamos... corriendo el riesgo de que caiga en el olvido. Y además porque Art Spiegelman está hablando de su propio padre, de su propia historia, y tuvo el valor de adentrarse en ella de la forma que él sabe (el cómic), sin caer en los tópicos, y con un lenguaje y un dibujo sencillo para un relato crudo que creo que merece la pena descubrir.

Gacela

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar