Anika entre libros

Un verano chino. Viaje a un país sin pasado

Ficha realizada por: Saray Schaetzler
Un verano chino. Viaje a un país sin pasado

Título: Un verano chino. Viaje a un país sin pasado
Título Original: (Un verano chino. Viaje a un país sin pasado, 2015)
Autor: Javier Reverte
Editorial: Plaza & Janés


Copyright:

© 2015, Javier Reverte
© 2015, Penguin Random House Grupo Editorial, S.A.

Edición: 1ª Edición: Noviembre 2015
ISBN: 9788401015441
Tapa: Blanda
Etiquetas: Oriente, China, chinos, comunismo, folklore, genocidio, Historia, historia de China, libro de viajes, literatura de viajes, libros ilustrados, líderes, literatura española, viajes, imperialismo, Mao, contaminación, crímenes de guerra, Ejército Rojo, revolución cultural, sociedad china, tradiciones, guerra sino-japonesa
Nº de páginas: 256

Argumento:

Una nueva obra dedicada al mundo del viaje, de la mano de Javier Reverte, que nos adentra en los paisajes de un país que a los occidentales nos resulta tan inmenso como desconocido: China.

Es esta la primera vez que el autor se explaya por escrito para compartir su particular visión y sus nociones históricas sobre este sorprendente territorio.

 

Opinión:

 

Si en otras obras de viajes del mismo autor da la impresión de que el resultado final suele ir a favor del país al que se refiere, en esta ocasión, además, nos libra de la opinión un tanto edulcorada que suelen promover otros escritores.

Reverte no solo sostiene sus argumentos en base a la evidencia histórica, sino a su particular punto de vista y estudio imparcial de campo sobre el territorio. Así, no nos debe sorprender que a lo largo del relato se haga evidente información que teníamos de antemano, y que él confirma, como la falta de pulcritud en general, en lo referente a las personas, o los problemas de contaminación en el entorno de las grandes urbes. ¿Cómo es posible que alguien atestigüe que no ha visto el cielo antes de los dieciocho años, debido a la polución de su ciudad? Convendría reflexionar sobre el tema, si no queremos escuchar idénticas palabras en boca de nuestras próximas generaciones.

Uno no sabe si amar, odiar o simplemente mostrar indiferencia por un lugar remoto en donde el soborno es tan habitual como la falta de amor generalizada o que la cerrazón mental ante lo desconocido está por encima de los intereses comerciales, pero he de reconocer que un lugar que nunca me ha atraido especialmente ha recobrado cierto interés tras la lectura de este recorrido por el Lejano Oriente.

Si he aprendido con esta lección que a los chinos no les interesa conocer otras culturas no es menos cierto que ni el caos del tráfico del que nos hace partícipes, ni la falta de respeto por los semáforos me apartan del núcleo central de la obra, que es ir contracorriente y hacer lo contrario que ellos: tratar de entender y comprender. 

Lectura ágil que atrapa desde las primeras páginas y va aumentando a medida que avanza. No pasaremos por alto el tomo central de fotos que ha realizado durante el viaje, constatando un talante del que sin duda pocos podrían presumir y sobre el que me gustaría tener más información, ¿quizá en una futura obra? Ahí lo dejo.

Saray Schaetzler

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura