Anika entre libros

Terror en Winnipeg

Ficha realizada por:
Terror en Winnipeg

Título: Terror en Winnipeg
Título Original: (Terror in Winnipeg, 1979)
Autores: Eric Wilson, Teresa Martínez
Editorial: SM
Colección: Barco de Vapor,Serie Roja,Serie Misterios en Canadá


Copyright:

© Del texto: Eric Hamilton Wilson, 1976

© De las ilustraciones: Teresa Martínez, 2018

© Ediciones SM, 1982, 2018

Traducción: Pedro Badillo
Ilustraciones: B/N
Edición: 1ª Edición: Septiembre 2018
ISBN: 9788491077756
Tapa: Blanda
Etiquetas: literatura infantil, realismo, 8 años, 9 años, 10 años, 11 años, 12 años, terrorismo, contaminación, contaminación nuclear, energía nuclear, medioambiente, misterio, colecciones, activistas, capitalismo, detectives, investigación, secuestros, violencia, salud, Canadá, ecología, poder económico, literatura canadiense
Nº de páginas: 152

Argumento:

Cuando su amiga Dianne, hija de un acaudalado industrial, es secuestrada, el aspirante a detective Tom Austen no duda en investigar por su cuenta en busca de respuestas.

Poco a poco, irá descubriendo una trama terrorista que tiene que ver con las fábricas del padre de Dianne, con la contaminación que producen y con las enfermedades que tales residuos provocan en la población cercana.

 

Opinión:

 

La primera colección española de literatura infantil, Barco de Vapor, cumple en este 2018 40 años y, por ello, está actualizando alguno de los títulos más longevos y exitosos de su catálogo. Entre ellos está este "Terror en Winnipeg", cuya primera edición data de 1982 y que, con esta (publicada en septiembre de este año), llega ya a su cuadragésimo quinta.

No es para menos: Eric Wilson, autor de la trilogía "Misterios en Canadá" (compuesta por este "Terror en Winnipeg", además de "Asesinato en el Canadian Express" y "Pesadilla en Vancúver") sabe adaptar toda la emoción y la intriga de la mejor novela policíaca a la literatura infantil y consigue obras que atrapan por su interés y su desarrollo al tiempo que permiten reflexionar sobre cuestiones tan actuales (y tan sin resolver como cuando se escribió originariamente este libro, en 1976) como la contaminación, la industria o la energía nuclear.

Hay dos cosas que me han sorprendido mucho de este libro, y quizá las dos tengan alguna relación. La primera no tiene nada que ver con la obra en sí pero sí con el tratamiento editorial de la misma: tenía por casa la quinta edición de "Terror en Winnipeg", publicada en 1986, y en aquel momento, fue incluida dentro de la Serie Naranja de Barco de Vapor, que, por aquella época, estaba destinada a lectores a partir de 9 años. Ahora, en este 2018, la obra está incluida en los fondos de la Serie Roja, destinada actualmente a lectores a partir de diez años. Lo primero que me ha chocado es el cambio de criterio de la propia colección en la distribución por edades de sus diferentes series.

Lo segundo que me ha llamado la atención es el tema de fondo de la novela. Terrorismo, escenas violentas, colectivos que utilizan la violencia para conseguir sus objetivos (siguiendo el famoso lema de "el fin justifica los medios")… Son cuestiones que están en la sociedad y que, para bien o para mal, los niños pueden ver cada día en las noticias pero que me parece que no es tan habitual encontrarlas en libros dirigidos a ellos. Y menos para tan pequeños. No es que me haya molestado, todo lo contrario: soy de las que piensan que envolver a los niños en una burbuja buenrollista que les oculte la realidad no hace más que sobreprotegerles y, en consecuencia, desprotegerles para el futuro. Pero me ha resultado curioso encontrar un tema tan duro en una novela para niños (lo cual dice mucho de la literatura actual o de la que ha ido cayendo en mis manos desde que he regresado a ella).

Lo que no se puede negar es que el tema es muy interesante (y da para hablar mucho con los niños sobre medio ambiente, ecología, contaminación, las consecuencias para nuestra salud de determinadas industrias, el peligro nuclear, energías limpias, desigualdades sociales y económicas y, en definitiva, nuestro actual modelo de producción y consumo) y que, además, está contado con el pulso de las grandes novelas policiacas, aunando intriga, enigmas y aventuras hasta desembocar en un final trepidante en el que el protagonista corrobora la valía que lleva mostrando durante toda la novela.

La actualización de la que hablaba al principio de esta reseña pasa, en este caso, por un cambio en las ilustraciones para adaptarlas más al gusto actual pero sin perder la esencia del dibujo en blanco en negro del original.

En definitiva, una novela trepidante y con un fondo más que interesante que atrapa a lectores (como dirían en los juegos de mesa) de 10 a cien años.

 

Lidia Casado

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar