Anika entre libros

Tengo tanto que contarte

Ficha realizada por: Gemma Nieto
Tengo tanto que contarte

Título: Tengo tanto que contarte
Título Original: (Tengo tanto que contarte, 2013)
Autores: Care Santos, Ángeles Escudero
Editorial: Destino Infantil y Juvenil
Colección: Punto de Encuentro


Copyright:

© Ángeles Escudero, 2013
© Care Santos, 2013
© Editorial Planeta, S.A., 2013

Edición: 1ª Edición: Septiembre 2013
ISBN: 9788408115823
Tapa: Blanda
Etiquetas: adolescentes, adolescencia, amistad, amor, complejos, conflicto generacional, literatura española, novela, suspense, 17 años, 18 años, 15 años, 14 años, 16 años, literatura juvenil, primeros amores
Nº de páginas: 252

Argumento:

Una simple pregunta: «¿Conoces a Olvido Rus?» consigue destapar la caja de los recuerdos en Abril Manrubia.

Olvido y Abril comenzaron su relación en la adolescencia. Se hicieron amigas tapándose las faltas, acompañándose en mil aventuras y, aunque no han querido que el tiempo acabe con sus recuerdos, tampoco han sabido mantener el contacto a través de los años.

Ahora, Abril se casa y quiere que Olvido asista a su boda. Pero Olvido es una actriz de talla mundial con cien mil compromisos, muy poco tiempo para dedicarlos a viejas amistades y la necesidad de recuperarse de un reciente accidente de gravedad.

La historia desgrana las difíciles relaciones de las protagonistas con sus progenitores, la experiencia de sus primeros amores, los sueños rotos, a veces los cumplidos, las rivalidades, los miedos, envidias... y el cariño y la amistad. Sobrevolándolo todo, el inexorable paso del tiempo que todo lo pone en su sitio, que acorta las distancias y da sentido a la existencia.

En definitiva, una obra que pretende contar mucho en muy pocas páginas.

 

Opinión:

 

Cuando leí la novela me pareció extremadamente sencilla, con el tratamiento, hasta cierto punto tópico, de temas demasiado comunes: incomprensión entre una madre y su hija, celos entre amigas, el amor de toda la vida... Temas de adultos contados para adolescentes.

Me pareció, cuanto menos, extraño, porque, aunque no había leído nada de Ángeles Escudero, sí habían caído en mis manos algunos trabajos anteriores de Care Santos y conocía hasta dónde era capaz de llegar con la escritura. Sin ir más lejos, "Habitaciones cerradas", publicada por Planeta, me dejó sin habla. Es una obra con muchos registros en donde la autora era capaz de definir personajes extraordinarios con tan solo unas pocas líneas y con un ambiente asfixiante lleno de misterios, segundas lecturas y giros inesperados.

Con esas expectativas en mente, leí "Tengo tanto que contarte", y me equivoqué. Y lo hice porque esta obra escrita a cuatro manos no es una novela para adultos, es una obra destinada a un público juvenil (de lo que solo me di cuenta cuando comencé a rellenar esta ficha y comprobé el sello de Planeta que la había publicado: Destino Infantil&Juvenil).

Y aquí es donde cobra sentido la sencillez con la que se han tratado temas comunes porque, aunque no es una obra aleccionadora, y no trata de moralizar ni de enseñar nada, sí que pone sobre la mesa sentimientos habituales, contradicciones cotidianas y la ternura de las dos protagonistas para resolver sus problemas y conducir su vida de la mejor manera posible. Y es en ese sentido en donde los lectores pueden identificarse con la historia. De alguna forma, "Tengo tanto que contarte" no es otra cosa que un reflejo fiel de nuestros días, de cómo resolvemos nuestros problemas y de cómo nos aferramos a lo que nos importa.

Lo que hace cercana a esta novela no son solo los temas, también lo es la forma en que han sido tratados. Y la cercanía con los lectores también se logra con esa forma de narrar. La obra no cuenta una historia con una línea temporal clara: va y viene, como los recuerdos, como los pensamientos dichos en voz alta. A ratos claros, en ocasiones oscuros y nebulosos. A veces aclaran, a veces confunden. Y se ayudan de algunos recursos que podríamos calificar de modernos para acercarnos más la historia, como los emails entre varios personajes. Olvidado queda ya el género epistolar cuando uno se dirige a un público joven... el paso del tiempo es inexorable...

Si hay que poner un pero, lo tengo claro: acaba demasiado pronto. 

Gemma Nieto

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura