Anika entre libros

Soy un punto

Ficha realizada por: Anika Lillo
Soy un punto

Título: Soy un punto
Título Original: (Puntino, 2015)
Autores: Carolina Zanotti, Giancarlo Macri
Editorial: San Pablo


Copyright:

© Snake SA, Suiza, 2015

Textos e ilustraciones: Giancarlo Macri & Carolina Zanotti

Diseño gráfico: Clara Zanotti

© San Pablo 2015

Traducción: Elena Greggio

Ilustraciones: B/N
Edición: 1ª Edición: Enero 2016
ISBN: 9788428549066
Tapa: Dura
Etiquetas: todas las edades, álbumes ilustrados, ilustración, igualdad, inmigración, literatura italiana, 5 años, 6 años, 7 años, 8 años, 9 años, 10 años, literatura infantil, pobreza, solidaridad, integración social, libro infantil, tercer mundo, voluntarios
Nº de páginas: 48

Argumento:

Giancarlo Macri es actor y músico, y se dedica al teatro, la televisión, la radio y la editorial. Carolina Zanotti es periodista especializada en música y teatro y es autora de cuentos infantiles. Juntos han creado una historia sobre los dos mundos existentes: el Primer Mundo y el Tercer Mundo, utilizando únicamente puntos y unas cuantas palabras.

Comienza con "Hola, soy un punto" y evoluciona hasta que muchos puntos del lado dichoso pasan al lado de la miseria para ayudarles a construir un mundo mejor.

 

Opinión:

 

Nunca hubiera pensado que un cuento protagonizado por un conjunto de puntos pudiera emocionar tanto, aunque quizás se deba a que soy una adulta sensibilizada con el mundo que nos rodea, el de las riquezas mal repartidas, el de la miseria, el del voluntariados y el del que mira sólo su propio ombligo…

Este es un cuento infantil de 0-99 años, con apenas unas cuantas palabras o frases cortas, pero tajantes, significativas, que se apoyan en unos dibujos realizados por puntos que lo dicen todo y tienen la capacidad de emocionar.

El libro tiene un bonito diseño y un gran tamaño, y puede que al pequeño de cinco o seis años le tengas que explicar alguna cosa, como el dibujo que representa al congreso (porque los críos de política no entienden), pero el resto de dibujos lo verán e interpretarán claramente (posiblemente con facilidad, pues se pueden apreciar sin problemas unas manos, la confluencia de gente -inmigrantes-, vehículos, casas, etc.)

Es, en resumen, una historia de dos mundos, el de los ricos (exagerando, porque aquí no somos ricos ni de lejos, sólo lo somos comparándonos con ellos) y el de los pobres (pensemos en países africanos, por ejemplo, donde para encontrar agua deben ir a un pozo o no tienen ni electricidad) y de cómo los pobres piden auxilio, y cómo los privilegiados les dejan entrar pero los políticos frenan la entrada porque todos no cabemos en el mismo suelo, y cuya solución está en ayudarles a prosperar. Y como siempre hemos dicho: no dándoles comida, si no ayudándoles a hacer huertos, no dándoles un pescado, sino enseñándoles a pescar, pero haciéndolo juntos.

Es también la historia de que uno solo no tiene suficiente fuerza, pero juntos SON la fuerza capaz de conseguir los mejores sueños. La unión hace la fuerza, sí, y sólo hace falta que cuando alguien pida auxilio, los que puedan ayudar no miren a otro lado.

¡Y sólo son puntos! Pero qué artistas. Hay novelas incapaces de transmitir en cientos de páginas lo que este cuento transmite en apenas unos minutos.

Anika Lillo

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura