Anika entre libros

El genio Ifigenio. La luna de Sam (infantil)

Ficha realizada por: Anika Lillo
El genio Ifigenio. La luna de Sam (infantil)

Título: El genio Ifigenio. La luna de Sam (infantil)
Título Original: (El genio Ifigenio. La luna de Sam, 2010)
Autores: Care Santos, Issa Sánchez-Bella
Editorial: Macmillan
Colección: El genio Ifigenio


Copyright:

© Care Santos, 2010
© Ilustraciones de Issa Sánchez-Bella, 2010
© Macmillan Iberia, S.A., 2010

Ilustraciones: Color
Edición: 1ª Edición, Septiembre 2010
ISBN: 9788479426309
Tapa: Dura
Etiquetas: actividades, entretenimiento, pasatiempos, infantil, cuentos, relatos, juegos, libro para regalar, libros con juegos, juguetes, libros con pegatinas, pegatinas, adhesivos, libros ilustrados, recortables, troquelados, 5 años, 6 años, 7 años
Nº de páginas: 76

Argumento:


El genio Ifigenio sigue en prácticas y su trabajo es ofrecer un millón de deseos repartidos entre un millón de niños. Le ha tocado el turno a Sam, y éste tiene muy claro qué es lo que quiere solo para él: algo muy especial que pueda arrancarle una sonrisa a su madre... la Luna.
 
Otros títulos de la coleción El Genio Ifigenio: "Un ratón llamado Elefante", "¡Quiero ser una planta!" y "Ada, la genia".

 

Opinión:


Dos atractivos tiene este libro, por un lado la historia que en definitiva es preciosa, y por otro que al terminarla el niño se encuentra con un juego (de tres en raya) y la posibilidad de montar un móvil para su habitación al que sólo hará falta añadirle un cordoncito (muy vistoso, pues son lunas redondeadas y amarillitas las que se moverán con el aire), ambos troquelados, y finaliza con cuatro páginas de adhesivos.
 
Lo bello de la historia está en la meta de Sam. Él adora la Luna, se pasa la vida mirándola, y también se pasa la vida viendo a su madre agotada al volver del trabajo, así que cuando le conceden un deseo piensa en las dos cosas que más quiere para conseguir un final feliz. Sabe que cuando su madre vea la Luna en su casa, sólo para que ellos puedan admirarla como un auténtico privilegio, ella se maravillará. Habrá ocurrido algo "especial", muy diferente a su estresada vida diaria.
 
La parte negativa es que al llevarse a la Luna sólo para él, el resto del mundo la echará en falta, pero Sam demuestra que no es una persona egoísta y en cuanto haga feliz a su madre la devolverá. Se ve a Care Santos madre detrás de estas líneas, o a cualquier otra madre, sin duda.
 
En esta historia también ser percibe la necesidad de Sam por que su madre le preste más atención ya que viven solos, pero asimismo su comprensión hacia la situación. No la agobia, espera lo que haga falta, y de hecho desea que la situación madre-hijo no cambie (mejor solos que con otra figura paterna, pues Sam es consciente de que los padres pueden volver a tener novios)
 
Por el cuento desfilan unos cuantos amigos dándole un toque de humor a la historia, pues el secreto sale de la boca de Sam y pasa por unos cuantos sorprendidísimos amiguetes que también quieren disfrutar de la Luna.
 
Las ilustraciones son preciosas y simpáticas, vistosas en sus colores, y el genio Ifigenio, obra también de Issa Sánchez-Bella, curioso y original en su tonalidad verde.
 
También el interior está pensado para el atractivo visual: letras muy redondeadas y de mayor tamaño del habitual para que los niños no fuercen la vista y les resulten letras muy claras, y alguna que otra tipografía distinta para llamar la atención de un texto concreto.
 
En resumen, un libro-cuento-juego muy bonito, divertido, que gustará a los que se lo lean solos (digamos a partir de 7 años) o a los que tengan un papá, una mamá, un/a tío/a o un abuelo/a para leérselo (a partir de 4 años)
 
Anika Lillo

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura