Anika entre libros

raices

Ficha realizada por: Anika Lillo

Título: raices
Título Original: (roots)
Autor: Alex Haley
Editorial: Mundo Actual de Ediciones


Copyright: Traducción de Rolando Costa Picazzo ISBN: No definido
Etiquetas: adaptación, basado en hechos reales, biografía, biografía novelada, esclavitud, esclavos, trata de blancas, trata de personas

Argumento:

Kunta Kinte es secuestrado de su África natal por cazadores de esclavos y lo envían a América del Sur donde es humillado, vendido, comprado, martirizado y explotado. Aprende a la fuerza un nuevo idioma y se casa con Bell, otra esclava con quien tendrá descendencia: Kizzy. Desde muy pequeña la niña escucha una y otra vez la historia de su familia en África porque Kunta Kinte no quiere que su hija olvide sus orígenes: Kunta Kinte viene de Juffure, donde hay un río cerca llamado Kamby Bolonga... Pero quiere el destino marcado por el hombre blanco sin escrúpulos que Kizzy sea separada de sus padres, violada por su nuevo amo y convertirse en la madre de un mulato: Gallito George. Gracias a la insistencia y el amor que Kunta Kinte tuvo con sus orígenes, la historia familiar permanece viva en generaciones futuras, y es Alex Haley el encargado de contarlas.

Opinión:

"Una obra maestra. Me ha llenado y no me ha sorprendido que se trate de un hecho real". (Esto lo escribí cuando leí el libro, hace muuuuuuuuuuchos años... aún era una cría).

Valencia, 29-Abril-2005.
Hoy día puedo asegurar que Raíces sigue siendo uno de mis libros favoritos. De niña había visto la serie en la televisión, y siendo un poco más mayor descubrí que el libro estaba en mi casa, era de mis padres. Cuando lo cogí me enamoré del libro y de la forma en que Kunta Kinte relataba a su hija sus orígenes para que jamás los olvidara. ¡Cuánto sufrí leyendo el libro! ¡Cuánta indignación sentí!

Yo estuve a punto de nacer en Africa (mis tres hermanas mayores nacieron allí) pero mi familia tuvo que volver a España por problemas políticos. Por alguna extraña razón hoy día sigo siendo yo la que más afinidad tiene con Africa, ese país de nativos que un día fueron vendidos y esclavizados. Me convertí en la abogada de los inocentes, mantuve discusiones feroces en casa cuando hablábamos del país (hay que tener en cuenta que mis padres lo perdieron todo allí porque les robaron sus posesiones y se estaban haciendo matanzas en algunos puntos coloniales de Guinea Ecuatorial), y me mantuve siempre firme con mis opiniones. Con 37 años no he cambiado de opinión.

Ciertos libros te ayudan a aprender, comprender, madurar, formarte como persona, y los libros testimoniales o biografías reales donde el dolor y la lucha son un factor importante para hacerte estremecer y reaccionar, sirven para que quieras ser mejor persona. Conseguirlo sólo depende de ti. A día de hoy sigo siendo la abogada de las minorías, aunque cada vez queden menos. Pero si no está hoy día Kunta Kinte, sí está Nadia Muhsen o todas esas niñas que son obligadas a que se les practique la ablación incluso cuando está prohibido por ley en sus países, o esas mujeres condenadas a la lapidación como Safiya, o las jóvenes nórdicas secuestradas para ejercer la prostitución bajo amenaza de muerte, o las africanas a las que traen a España a ser prostitutas bajo la amenaza del vudú (recomiendo leer "El año que trafiqué con mujeres" de Antonio Salas para conocer la gravedad del asunto)... ¡Qué vergüenza!. Nunca hay que dejar de luchar, y si ello/as solo/as no pueden, tenemos que ser nosotros quienes lancemos la lanza. Raíces es una buena forma de aprender a ser más y mejor humano, creerme.

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura