Anika entre libros

Quererte no es sólo cuestión de suerte

Ficha realizada por: Selin,Ana G. Aranda
Quererte no es sólo cuestión de suerte

Título: Quererte no es sólo cuestión de suerte
Título Original: (Miss You, 2016)
Autor: Kate Eberlen
Editorial: Planeta
Colección: Planeta Internacional


Copyright:

© 2016, Kate Eberlen

© 2017, Planeta Editorial, S.A.

Traducción: Maia Figueroa Evans
Edición: 1ª Edición: Febrero 2017
ISBN: 9788408166498
Tapa: Blanda
Etiquetas: amistad, amor, crossover, duelo, muerte, juvenil romántica, literatura inglesa, Medicina, novela, sueños, tragedia, 17 años, 18 años, 16 años, literatura juvenil, destino, relaciones familiares, sueños rotos, reencuentros
Nº de páginas: 528

Argumento:

"Quererte no es sólo cuestión de suerte" de Kate Eberlen nos cuenta la historia de dos chicos que se conocen casualmente en Florencia.

Tess y su amiga Doll han hecho un viaje por Interrail a Italia, y Florencia es la última etapa de su viaje antes de volver a Inglaterra. Gus está de viaje con sus padres intentando recomponer su imagen de familia idílica tras un triste suceso. Ambos se cruzan durante unos escasos minutos y vuelven a Inglaterra a seguir sus vidas.

Tardarán 20 años en volver a encontrarse.

 

Opinión:

Ana G. Aranda

"Quererte no es sólo cuestión de suerte" de Kate Eberlen es una novela que refleja a la perfección aquello de que la vida es lo que te va sucediendo mientras tú te empeñas en hacer otros planes…

Tras volver de unas vacaciones en Italia que han sido maravillosas para Tess aunque no tanto para Gus, ambos van a empezar una nueva vida. Van a ir a la Universidad y a alejarse del hogar que los ha visto crecer y en el que ninguno de los dos es completamente feliz. Ella empezará a estudiar Literatura y él Medicina.

Tess finalmente no puede ir a la Universidad. Una tragedia cambia su vida por completo y durante años intenta encontrar su lugar en el mundo tanto en el ámbito profesional como en el personal. Para ella el amor es el que conoce de los cientos de libros que ha leído pero la suerte parece no acompañarle.

Gus empieza la carrera de Medicina aunque realmente el Arte es su gran pasión. En la residencia universitaria conocerá a buenos amigos y durante unos años dejará de vivir a la sombra de su hermano aunque esté estudiando la misma carrera que él por no defraudar a sus padres.

A lo largo de todo el libro y en capítulos alternos, la autora nos va contando la vida de Tess y Gus a lo largo de 20 años. Ambos personajes, cada uno a su manera, nos hacen reflexionar sobre el amor y la vida.

En las más de 500 páginas que componen la novela se tratan temas como el cáncer, lo complicadas que pueden ser las familias de puertas para adentro, cómo encarar la vida cuando tras la pérdida de un ser querido has de enfrentarte a obligaciones para los que no estás preparado, cómo dejar de vivir a la sombra de alguien que tu familia siempre ha considerado mucho mejor que tú,…

La vida se puede complicar tanto que hay  momentos en que no se ve la luz al final del túnel. Pero hay que sacar fuerzas de flaqueza, salir adelante y disfrutar de los pequeños momentos de alegría  porque la felicidad parece estar a la vuelta de una esquina que nunca encontramos.

O quizá, como dice el título, es cuestión de suerte y la encontramos en el momento adecuado. Ni un minuto antes ni un minuto después. 

Ana G. Aranda

 

SOMBRA 

Selin

Las vidas de cada uno de los miembros de la pareja protagonista se desarrollan como esas líneas paralelas que, si acaso, se unen en el infinito, lo que aquí sería en el último capítulo. Una y otra vez coinciden o casi lo hacen, pero sus vidas van por otros derroteros y ninguno toma conciencia del otro.

Así, el lector asiste a sus vicisitudes, en ocasiones más dramáticas que otras y que forman un recorrido existencial salpicado de problemas y con unas cuantas dosis de humor que sirven para recomponer al ánimo.

En ese recorrido por sus vidas desde el primer día en que se encuentran durante unas vacaciones en Florencia, cada capítulo hace evidencia del paso del tiempo (dieciséis años pasan desde el primer contacto hasta que finalmente se reconocen) y alterna el punto de vista de cada protagonista, mostrando también esos pequeños puntos en que se cruzan sus vidas, de los que el lector será testigo, como en las películas, aunque no podrá cambiar el rumbo de los acontecimientos y enseguida asistirá a una nueva separación.

Antes mencionaba lo de las líneas paralelas como separación, pero también existe similitud en aspectos de su carácter, como es la entrega a los demás, el que siempre prevalezcan las necesidades ajenas sobre las propias. Claro que como consecuencia de ese comportamiento parejo, ha habido ocasiones en que he tenido que volver al inicio del capítulo para ver quién era el protagonista: Tess o Gus, porque bien se podía intercambiar esa escena entre ambos.

"Quererte no es sólo cuestión de suerte" es una novela romántica en el sentido que muestra a una pareja, por más que su relación sea casi hasta el último momento inexistente, pero donde destaca sobremanera la pasión de ambos protagonistas por vivir, por sentir que están resolviendo los problemas que se presentan lo mejor posible dentro de sus capacidades.

También está ahí la frustración provocada por la escasa valoración, por no decir nula, de todos los esfuerzos que hagan en el intento de cumplir con lo que se espera de ellos, da igual que sea autoimpuesto o lo que toca hacer por mera convención social, ya que por esa misma expectativa de que es lo normal, muchas veces ni se tiene en cuenta, dejando a la persona a un lado, como si fuese parte del decorado.

Las historias de Tess y Gus son realistas y también resultan cotidianas. El resultado es una lectura absorbente, que acompaña a los protagonistas hasta el agradecido suspiro final.

Selin

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura