Anika entre libros

Primero pide perdón

Ficha realizada por: Mónica CZ
Primero pide perdón

Título: Primero pide perdón
Título Original: (Saint Anything, 2015)
Autor: Sarah Dessen
Editorial: Maeva Young
Colección: Maeva Young


Copyright:

© Sarah Dessen, 2015

© Maeva Ediciones, 2017

© Diseño cubierta: Elsa Suárez

Traducción: Sonia Fernández Ordás
Edición: 1ª Edición: Abril 2017
ISBN: 9788416690763
Tapa: Blanda
Etiquetas: drogas, alcohol, adolescentes, adolescencia, familia, amistad, cárcel, amor, literatura estadounidense, novela, 17 años, 18 años, 15 años, 14 años, 16 años, literatura juvenil, instituto, culpa, accidentes, amigas, relaciones familiares, esclerosis múltiple
Nº de páginas: 416

Argumento:

Sydney siempre ha vivido a la sombra de su carismático y apuesto hermano mayor Peyton, tanto en su vida familiar como en la escuela. Cuando la conducta cada vez más imprudente de éste culmina en un grave accidente, - con pena de cárcel-, su vida familiar sufre un importante revés. Se siente culpable por lo ocurrido y no entiende por qué sus padres se preocupan solamente por el bienestar de su hermano y no por la víctima del accidente.

Tras conocer a la familia Chatham, la oportunidad para empezar de nuevo que tanto necesita estará a su alcance.

 

Opinión:

 

"Primero pide perdón" es la nueva novela de Sarah Dessen, autora que ha sido galardonada con el premio Margaret A. Edwards, por su contribución significativa y duradera a la literatura juvenil.

La novela comienza en el juzgado, cuando el hermano de Sydney acaba de ser sentenciado a pasar un tiempo en prisión por conducir borracho y provocar un accidente que lesionó gravemente a otro chico. A pesar de lo ocurrido, sus padres siguen protegiendo a Peyton, incapaces de afrontar la realidad y de responsabilizarle por lo ocurrido. Un día, por casualidad, Sydney conoce a los Chatham, una familia que posee una pizzería cerca del su nuevo instituto. Le dan la bienvenida con los brazos abiertos sin emitir ningún juicio de valor sobre lo ocurrido con su hermano. Encuentra en Layla a su mejor amiga, en Mac, el amor y en la madre de sus amigos, una especie de madre sustituta que le ayuda a lidiar y a afrontar esa culpabilidad que siente por lo ocurrido.

El tema central de la historia explora el impacto que el accidente tiene en Sydney y su familia.

La obra está escrita en primera persona, por lo que sólo conocemos el punto de vista de Sydney. Vemos cómo a medida que avanza la lectura se va convirtiendo en otra persona, se va abriendo a nuevas experiencias, vemos cómo comienza a conocerse a sí misma y a encontrar su propia voz. Ella no es su hermano, y trata de hacérselo ver a sus padres.

Todos los personajes están muy bien desarrollados y perfilados. Es fácil sentirse atraído por ellos, pues la autora los hace muy creíbles. Por un lado tenemos a los padres, que tras lo ocurrido con su hermano se vuelven más protectores. Aunque a primera vista no puede apreciarse, creo que la madre siente los errores de su hijo como si fueran propios y lo afronta de la única manera que sabe, controlando cuanto puede la vida de sus hijos. Por otro lado está la familia Chatham, que con su amabilidad y calidez sirven de apoyo a Sydney, y por último, aparece en escena un personaje un tanto oscuro, Ames, el mejor amigo de Peyton que con malas artes se involucrará en la familia de Sydney.

Su obra va más allá de los típicos problemas adolescentes, que si bien están presentes, no son algo primario en esta obra. Trata de manera sutil pero firme el tema del consumo de drogas y alcohol y de sus consecuencias, también vemos como nacen nuevas amistades, cómo surge el amor y cómo las malas decisiones pueden afectar a otra persona y cambiarle la vida por completo.

Con una prosa fresca y sencilla logra meterse con acierto en la mente del adolescente, dotando a la historia de gran realismo, y con un estilo ágil y un hilo argumental que no decae en ningún momento, mantiene la atención del lector desde la primera página, haciendo que sea una lectura interesante y amena.

Está dirigida al público juvenil pero se deja leer perfectamente por el adulto. Es un ejemplo de que en la literatura juvenil podemos encontrar buenas historias.

Mónica CZ

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura