Anika entre libros

Nunca mires atrás

Ficha realizada por: Pilar López Bernués
Nunca mires atrás

Título: Nunca mires atrás
Título Original: (Nunca mires atrás, 2018)
Autor: Claudio Cerdán
Editorial: Menoscuarto
Colección: SeisDoble


Copyright:

© Claudio Cerdán, 2018

© Menoscuarto (E. Cálamo, S. L.), 2018

Edición: 1ª Edición: Febrero 2018
ISBN: 9788415740537
Tapa: Blanda
Etiquetas: asesinatos, detectives, género negro, policiaca, intriga, literatura española, novela, novela corta, prostitución, sagas, venganza, violencia de género, mafia rusa, ultrassur, neonazis, hinchas, tráfico de drogas, investigación criminal
Nº de páginas: 158

Argumento:

(Cuarta entrega protagonizada por la detective Sonia Ruiz, una saga que van escribiendo distintos autores y que compone la colección SeisDoble).

Tras una noche de desmadre y alcohol, Sonia despierta dentro de un contenedor de basura sin saber dónde está, cómo ha llegado ahí y cuándo ha perdido sus bragas... En estado apenas consciente, alcanza a comprender que "alguien" (un ángel, sin duda) la está ayudando a salir de ese espacio pestilente.

Superado el trance, sin embargo, Sonia acude a una fiesta de antiguos estudiantes y ahí recibe un encargo profesional de una supuesta compañera de estudios: Quiere localizar a su marido maltratador, en paradero desconocido desde hace días.

Aquel es un nuevo caso en su profesión recién estrenada y no le parece especialmente difícil a la detective. Sin embargo, no imagina que se tendrá que codear con un grupo de aficionados ultras del Real Madrid de ideología nazi y con una mafia rusa que prostituye y esclaviza a mujeres además de  traficar con drogas.

Por fin aparecen dos crímenes, y ahí el trabajo de Sonia entrará en un terreno demasiado pantanoso y tremendamente arriesgado.

 

Opinión:

 

La novela, escrita esta vez por Claudio Cerdán, presenta a la protagonista de forma muy similar a la primera entrega de la serie. Aquella mujer de treinta y tantos que, no obstante, actuaba en ocasiones como una adolescente alocada y parecía haber retomado un poco de cordura en las dos obras anteriores, vuelve a moverse de forma improvisada y en ocasiones inconsciente y temeraria. Y continúa cerca de Pau, ese veinteañero-amigo-para-siempre, informático y empleado del CNI, el miembro más sensato y objetivo de los dos pese a ser el de menor edad y que acaba siendo la mano derecha de la detective. Ambos siguen en el "limbo" de una relación de amistad mientras sienten que están enamorados y hasta habían hecho algún intento de convertirse en pareja y vivir juntos. Pero de nuevo temen destrozar esa unión incombustible, por lo que aquí, en "Nunca mires atrás", siguen únicamente siendo los amigos íntimos que se complementan, ayudan y confían uno en otro.

Aunque la novela comienza con una escena muy llamativa: la detective dentro de un contenedor, el auténtico suspense, ese que impide dejar de leer, tarda un poco en aparecer. Y es que antes de entrar en la investigación y que aparezcan dos crímenes casi seguidos asistimos a una cena de estudiantes que no se han visto en veinte años, a escenas entre divertidas y grotescas con alguna que otra excompañera embarazada que se cita con la detective mientras va de compras para adquirir el ajuar del futuro bebé...; o vemos cómo Sonia Ruiz se mete en "la boca del lobo" y en solitario buscando en antros los puntos de reunión de determinados hinchas extremos del Real Madrid, esos grupos neonazis que se divierten creando conflictos, zurrándose entre bandas y para los que una mujer es una simple "zorra".

Poco a poco, no obstante, la intriga se va abriendo paso a medida que la protagonista va enlazando cabos, sospechando que ha sido utilizada y se convierte en el foco de las amenazas de una mafia rusa.

La novela tiene mucha acción, escenas divertidas, otras temerarias e impactantes y algunas más muy arriesgadas para la protagonista. Así y todo, a mí me ha faltado algo de suspense tratándose, como es el caso, de una historia policial. Aunque, probablemente, es el entorno en que se desarrollan los primeros capítulos lo que me ha producido esa impresión. El hecho de que Sonia haya perdido las bragas antes de acabar en un contenedor y sin recordar nada, es curioso pero poco atractivo; y la forma de vengarse de su agresor, la he visto apenas creíble y exagerada. Tampoco el entorno neonazi, la violencia de género o las mafias que trafican con drogas y esclavas sexuales me han resultado especialmente atractivos en una obra que, por otra parte, es ligera aunque toque temas importantes.

Dicho lo anterior (que no deja de ser una opinión personal) Claudio Cerdán ha escrito con una prosa coloquial, en momentos irónica y con toques de humor, lo que facilita la lectura y la hace asequible a lectores muy diversos e incluso adolescentes. También  es cierto que "Nunca mires atrás" da un giro inesperado y concluye con una resolución muy particular.

Veremos cómo retoma las andanzas de Sonia Ruiz el próximo escritor y si ese comportamiento tan especial de la protagonista al término de la obra le sirve (o no) para trazar los siguientes enredos a los que se enfrentará la detective.

Pilar López Bernués

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura