Anika entre libros

Nueva correspondencia (1955-1972)

Ficha realizada por: Darío Luque
Nueva correspondencia (1955-1972)

Título: Nueva correspondencia (1955-1972)
Título Original: (Nueva Correspondencia (1955-1972), 2014)
Autor: Alejandra Pizarnik
Editorial: Lumen
Colección: Memorias y Biografías


Copyright:

© 2014, Ivonne Bordelois y Cristina Piña

© 2017, Penguin Random House Grupo Editorial, S.A. U.

Edición de Ivonne Bordelois y Cristina Piña

Edición: 1ª Edición: Mayo 2017
ISBN: 9788426403865
Tapa: Dura
Etiquetas: epistolar, cartas, correspondencia, poetas, Argentina, París, escritores suicidas, surrealismo, Cortázar, homosexualidad, suicidios, autoedición, memorias, autobiográfica, literatura argentina, depresión
Nº de páginas: 400

Argumento:

Tras publicar la "Poesía completa", la "Prosa completa" y los "Diarios" de Alejandra Pizarnik, Lumen ahora nos trae las cartas enviadas por la poeta argentina. No en vano, estas han sido recopiladas por Ivonne Bordelois -poeta, ensayista y amiga de Alejandra- y por Cristina Piña -poeta y crítica literaria-, con el objetivo de mostrar ese mundo interior del que tanto se ha hablado en referencia a Pizarnik.

De hecho, es aquí donde podemos ver a la Alejandra más casual y cotidiana, esa que mezcla la poesía con su vida diaria, sin olvidar esa ironía que la caracteriza. Al mismo tiempo, "Nueva correspondencia (1955-1972)" permite al lector adentrarse en la biografía de la autora, que vivió en Argentina y París y viajó a Nueva York, lugares desde los que envía cartas a su familia, sus amigos y algunos conocidos. Entre ellos, destacan nombres de importancia singular, tales como Julio Cortázar, Silvina Ocampo y su marido Adolfo Bioy Casares o Manuel Mujica Láinez

 

Opinión:

 

Cuando escuchamos una conversación privada que no deberíamos haber escuchado, todos sentimos una mezcla entre reparo y morbo. Eso mismo nos sucede al leer la correspondencia de algún autor, publicada normalmente a modo póstumo. Sin embargo, Alejandra Pizarnik huye del intimismo propio de las cartas para abrirnos un mundo biográfico sin excentricidades, sin los cotilleos y los sucesos trágicos, fortuitos o desafortunados de la vida diaria.

Porque Pizarnik es única, y convierte su vida diaria en poesía.

Así, en cada una de las cartas que integran este epistolario -todas cortas, algunas de un par de líneas-, Alejandra se dedica a jugar con las palabras y con las formas, integrada en esa estética surrealista que tanto defendía. De hecho, a mitad del libro se pueden ver una recopilación de páginas en las que se reproducen las imágenes que acompañaban a los textos, y los mismos con sus colores, sus dibujos, sus tachones y sus resaltados. Todo ello es Pizarnik: un bello caos cuyo último fin es expresarse.

En estas cartas, enviadas a amigos, familiares, editores, poetas, profesores de universidad y grandes escritores e intelectuales del siglo XX en Hispanoamérica, la autora se muestra tal y como es. Atrevida, misteriosa, creativa y depresiva. Su vida es un claro ejemplo de cómo era: la evasión que busca en París, los viajes frustrados a Nueva York y el triste retorno a Argentina. Pero, sobre todo, Alejandra se convierte en Alejandrísima -como le gustaba autodenominarse- cuando habla sobre poesía, ya sea la propia o la ajena. La pasión brilla en sus palabras cuando ordena y edita sus poemarios, cuando envía libros a conocidos o cuando comenta otros libros que le han enviado.

Y es que no es casual el culto que se le está rindiendo a Alejandra Pizarnik en las últimas décadas. Durante años, otros nombres de las letras argentinas la eclipsaron, pero actualmente se está recordando con más fuerza ese torrente sentimental y pasional que era la autora. Un torrente que, de haber vivido más -Pizarnik se suicidó 1972, con treinta y seis años-, la habría convertido en la poeta más importante de todo el continente americano. ¡Larga vida -o lectura- a la Pizarnik!

Darío Luque

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura