Anika entre libros

La vuelta al mundo en 80 dias (Infantil)

Ficha realizada por: Anika Lillo
La vuelta al mundo en 80 dias (Infantil)

Título: La vuelta al mundo en 80 dias (Infantil)
Título Original: (Le Tour du monde en quatre-vingts jours, 1872)
Autores: Lewis York, Julio Verne, Ian Casalucci
Editorial: Beascoa
Colección: Álbumes Ilustrados


Copyright:

© Ilustraciones de Ian Casalucci, 2008
© Texto de Lluís Llort, 2008
© Random House Mondadori, 2008 / Ediciones Beascoa, S. A.

Ilustraciones: Color
Edición: 1ª Edición: 2008
ISBN: 9788448828233
Tapa: Dura
Etiquetas:
Nº de páginas: 32

Argumento:

Phileas Fogg apuesta con sus amigos a que es capaz de dar la vuelta al mundo en 80 días, y su mayordomo parte con él. Ambos están convencidos de que lo conseguirán porque todo está planeado, pero el detective Fix cree que Fogg es un ladrón de bancos, y se dedicará todo el tiempo a ponerle trabas en el camino. Su meta es "cazar" al ladrón, y mientras tanto viajarán, correrán aventuras y hasta harán milagros con el tiempo.

 

Opinión:

 

Son muchísimos los adolescentes (a veces incluso prepúberes) que leen libros de Julio Verne, y a pesar de la calidad buena, inmejorable, mediocre o mala de los libros del escritor francés, suelen leérselos casi todos, o los más conocidos. "La vuelta al mundo en 80 días" es uno de esos libros que casi todos leen, y también hemos visto películas y dibujos animados. ¿Podría interesar esta historia a niños más pequeños? Evidentemente sí, pero con un libro como el que ha ilustrado Ian Casalucci, escrito Lewis York, y en el que ha participado en su versión en español Lluís Llort (¿o es el mismo?).

Un libro con tantas aventuras y contado de manera amena, agradable y sencilla, es lo que se encontrarán los niños. Esto les da pie a conocer a Julio Verne (al final del libro hay una página con su biografía y resulta hasta divertida) y una de sus más famosas novelas.

Tengo la impresión de que con esta versión habrá más lectores de aquel loco inventor que adivinó el futuro.

Y dicho sea de paso, un detalle que me ha parecido magnífico: El nombre (impronunciable para los niños) del mayordomo francés, Passepartout, se convierte en Páspar a modo de sugerencia por parte del narrador, para que ellos puedan decir el apellido y, además, aprender -sin saberlo- que es así como se leería correctamente. No están nada mal estos pequeños detalles en los cuentos, la verdad.

Anika Lillo

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura