Anika entre libros

La última ronda

Ficha realizada por: Mila L. Castelo
La última ronda

Título: La última ronda
Título Original: (La última ronda, 2015)
Autor: Antonio S. Vázquez
Editorial: Nowevolution
Colección: Volution


Copyright:

© 2015, Antonio Sánchez Vázquez

© 2015, Nowevolution

© 2015, Ilustración de portada: Daniel Expósito

Edición: 1ª Edición: Noviembre 2015
ISBN: 9788494435744
Tapa: Blanda
Etiquetas: muerte, fantasmas, espíritus, literatura española, novela, novela corta, terror, miedo, horror, vigilantes, guardias jurado, centros comerciales
Nº de páginas: 164

Argumento:

Curro comienza a trabajar como guardia jurado en un importante centro comercial. Su primer turno es la ronda de noche. Todo parece sencillo: tiene que mirar las cámaras de seguridad y cada dos horas dar una vuelta por todas las plantas.

Sin embargo, cuando se queda solo empiezan a suceder cosas extrañas. Un ser se oculta entre los pasillos. Un ser hostil que busca su muerte.

Cuando Curro descubre que no son alucinaciones comienza la lucha por tratar de enfrentarse a esa presencia oscura o huir del lugar.

 

Opinión:

 

El autor consigue engancharnos a la historia desde la primera página. No comienza con la historia en sí, sino con unos hechos que ocurrieron diez años antes. Esta narración ya deja al lector con algo inquietante en su interior. No sabe lo que sucede pero sí que hay algo extraño.

Será cuando Curro, el protagonista, entre a trabajar en el Centro Comercial cuando el lector podrá juntar las piezas entre las dos décadas y comience a tener los pelos de punta, porque si algo consigue Antonio Sánchez Vázquez es mantenernos pegados al libro y no poder soltarlo hasta llegar al final, con el corazón encogido y la adrenalina subida. Otra opción, más recomendable para los que sufran del corazón, es abandonar y huir del libro como si su presencia quemase.

Curro es un personaje muy bien trazado y realista. Sus miedos iniciales ante un nuevo trabajo, y su temor al quedar solo, de noche, en un centro comercial es de lo más natural. Antes de leer el libro, sólo de pensar que estaría perdida en uno de esos grandes centros, y de noche, sería una auténtica pesadilla, aunque tal vez se deba a una imaginación desbordante pero ¿a quién no le ha ocurrido?

El centro comercial con sus largos pasillos, sus numerosos escondites, esos maniquíes que parecen mirarnos. El lugar ideal para transmitir un mundo de terror, al margen de presencias extrañas y oscuras.

El autor nos lleva, a través de las rondas de Curro, por cada una de las plantas y se detiene en mostrar cada escondrijo, cada producto, los sonidos que producen alimentando la sensación de inquietud en el lector que estará en constante espera de que suceda algo, hasta que finalmente sucede en el momento y lugar más inesperados. Además el hecho de que los capítulos estén divididos según las rondas ya anuncia que en cada una de ellas sucederá algo.

Desde el principio de la novela, el autor nos va danto ligeras pistas sobre los elementos que Curro utilizará en su defensa, o aquellos que le producirán más terror y el lector lo intuye, ya que esos elementos son como un imán, solo resta preguntarnos qué sucederá en torno a ellos.

Sin embargo hay alguna que otra escena que resulta un tanto absurda, las menos, que quizá se podrían haber tratado de otra manera. Pero en la mayor parte del libro la sensación es de desesperación en espera de que ocurra algo, que a veces no es lo que nos imaginábamos.

"La última ronda" se lee de un tirón, el libro no va dejar que el lector se vaya de rositas y lo deje solo, quemará de tal forma que es necesario terminarlo si queremos seguir con nuestro día a día de forma normal. El ritmo es muy rápido y atosigante, adecuado para el desasosiego que pretende transmitir.

No se trata precisamente una historia original, pero sí estamos ante una narración bien llevada, de esas que dejan huella. Quienes disfruten de las novelas de terror estarán en su salsa, aunque seguramente pocas historias consigan transmitir tanta congoja y pánico al lector; personalmente hace muchos años que no he leído ninguna así.

Una advertencia: a pesar de ser una novela no apta para cardíacos, se recomienda no leerla de noche. Es sólo un consejo, pero para quien se atreva no le vendrá de más.

Mila L. Castelo

 

Nota de Anika: Pues a mí me gustaría leerla, qué digo, me encantaría ¡y de noche! :D

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar