Anika entre libros

La mujer leopardo. Una aventura de Spirou por Schwartz y Yann

Ficha realizada por: J. Javier Arnau
La mujer leopardo. Una aventura de Spirou por Schwartz y Yann

Título: La mujer leopardo. Una aventura de Spirou por Schwartz y Yann
Título Original: (Le Spirou de Schwartz & Yann:Compilation La Femme Leopard, 2017)
Autores: Olivier Schwartz, Yann
Editorial: Dibbuks
Colección: Spirou


Copyright:

© 2014, Dupuis by Yann & Schwartz

© 2017, Dupuis, by Yann & Schwartz

© 2018, Dibbuks, por esta primera edición

Ilustraciones: Color
Edición: 1ª Edición: Febrero 2018
ISBN: 9788416507948
Tapa: Dura
Etiquetas: comic, cómic, novela gráfica, África, Europa, II Guerra Mundial, aventuras, nazis, aliados, humor, alcohol, inventos, amor, crossover, amistad, viajes, colonialismo, literatura francesa, literatura belga, Congo Belga, Bruselas, crítica política, colecciones
Nº de páginas: 128

Argumento:

"La mujer leopardo" nos presenta dos obras dentro de la línea "Una aventura de Spirou por Schwartz & Yann": la que da título al volumen, y "El señor de las hostias negras. En ellas, tras la liberación de Bruselas de las tropas nazis, Spirou y Fantasio se ven embarcados en una aventura que les lleva desde las calles de la ciudad, a través de otras ciudades europeas, hasta el congo belga, para tratar de recuperar un amuleto robado a la tribu de las mujeres leopardo.

 

Opinión:

 

Ésta podría ser una de las reseñas más cortas que he escrito: podría limitarme a catalogar la obra casi de 10 (ahora explico ese casi), decir que todo en ella es bueno (guión, dibujo, color), y recomendarla fervientemente.

Pero bueno, habrá que hablar igualmente un poco de ella. En primer lugar ese "casi" que comentaba antes: una única "pega"; este volumen es continuación directa de "El botones de verde caqui", de los mismos autores; no es necesario haber leído ese antes de comenzar con el que nos ocupa, pero ayudaría bastante, ampliando la percepción de éste y el placer de leerlo. Justamente, la experiencia de ese "El botones…" es el que hizo que la editorial encargara otros volúmenes de esta línea a los mismos autores, que decidieron profundizar (continuar, realmente), lo ofrecido en él. Recordemos que al menos Yann, guionista, ya había colaborado en esta misma línea, pero ofreciendo un producto más apegado a la línea oficial. Ahora voy a comentar esto de "la línea", por si no habéis leído la reseña de "La tumba de los Champignac"; Spirou es un personaje cuyos derechos los posee la editorial, Dupuis, fueron comprados en su momento a su creador, por lo que es la editorial la que decide la línea a seguir. Siendo Spirou uno de los mayores éxitos del cómic franco-belga (del europeo en general), es lógico que la editorial decidiera abrir varias líneas, además de la oficial. Así, además de otra que sigue las aventuras de un Spirou muy joven, hay otra en la que se cuentan historias fuera de esa continuidad oficial, que se van alternando con ella, pero sin interferir en la misma; es la denominada "Una aventura de Spirou por…", y en la que diferentes artistas (guionistas, ilustradores…) van ofreciéndonos esas historias "alternativas". Yann, como queda dicho, ya había escrito un par de estas historias, siendo la comentada con Schwartz tal éxito, que los editores les pidieron más historias, que son las que nos ocupan, dado que el volumen que estamos reseñando contiene dos aventuras, continuación directa una de otra, como son "La mujer leopardo" y  "El señor de las hostias negras".

Situadas, como digo, tras "El botones de verde caqui", nos muestran una Bruselas recién liberada tras la Segunda Guerra Mundial. El Hotel Moustic (ahora New Moustic), donde Spirou trabaja de botones ha sido la base de las tropas nazis que ocupaban la ciudad; Spirou, tras la sumisión obligada que presenta a los oficiales nazis, trabaja en realidad para la resistencia; a su vez, su amigo Fantasio también colabora con los aliados. Como ambos deben proteger sus actuaciones en secreto, cada uno cree que el otro es colaboracionista. Esa es la base del volumen anterior. Aquí, ya se ha liberado al país, y la ciudad ya va recuperando, dentro de lo posible, la normalidad. Spirou y Fantasio se ven arrastrados a una aventura en busca de un fetiche robado a la tribu de la mujer leopardo, que les llevará desde las calles de esa Bruselas recién liberada, a las tierras del Congo Belga. En relación al guión, comentar que está salpicado de críticas: a los países "liberadores", dispuestos a olvidar y perdonar a los nazis si el beneficio les interesa; al colonialismo (catolicismo incluido)  y expolio de los países colonizados; al apoyo, explícito o encubierto, a las dictaduras,  etc. Por eso, presenta el colonialismo desde la vertiente crítica que comentamos, alejado del paternalismo de otras obras como "Tintín en el Congo" al que, evidentemente, se referencia; pero no es la única referencia/homenaje a lo largo de sus páginas, en las que van apareciendo personajes (y situaciones) de otras obras del cómic europeo, e incluso personajes reales de la época, como Sartre y Simone de Beauvoir. A la vez, el guionista, Yann, aprovecha esta línea para mostrar situaciones que, en la línea tradicional de la editorial, serían impensables; Spirou alcohólico, escena de sexo de Fantasio, etc. Y las inevitables escenas de acción, de humor (recuperando el de la ardilla mascota Spip), los inventos de Fantasio... En fin, todo lo que hace reconocible a Spirou, añadiéndole la crítica comentada, y las escenas que no tendrían cabida en la línea tradicional.

Y el dibujo, ¡ah, el dibujo: excelente!; como he leído en alguna reseña, no hay nada en este álbum mal dibujado, y las ilustraciones hacen que nos detengamos a admirar cada página, sino cada viñeta individualmente. Una narración clara, concisa, unos dibujos expresivos, más cercanos a una línea adulta que a la que a veces esperamos de estos álbumes. Pero es que es preciso y preciosista en todo; tanto en las calles de la ciudad, que carga de detalles, en los tejados de la misma, e igualmente en las escenas africanas, donde igualmente se luce con la fauna, la flora, etc. Excelente, como digo, tanto a nivel urbano como salvaje. Y el color de Laurence Croix ayuda mucho en todo esto, hay que reconocerlo.

Habría más cosas que comentar, como por ejemplo el papel de las mujeres, que aquí son totalmente protagonistas, huyendo del estereotipo de la damisela en apuros a la que hay que rescatar, las consecuencias (y las causas) del alcoholismo de Spirou, la relación de este con Fantasio, el final… ¡ah, ese final, "casi" lacrimógeno!… pero en fin, había dicho que igual ésta iba a ser una de las reseñas más cortas, y al final he tenido que resumir porque se me iba de las manos.

Un álbum que, como he dicho al principio, estoy tentado de valorar con un diez, pero que voy a dejar en un 9 por el simple hecho de que sería mucho mejor si se leyera antes "El botones de verde caqui" aunque, realmente, no sea necesario para entenderlos.

 

J. Javier Arnau

 

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar