Anika entre libros

Instrumental. Memorias de música, medicina y locura

Ficha realizada por: Ross Goose
Instrumental. Memorias de música, medicina y locura

Título: Instrumental. Memorias de música, medicina y locura
Título Original: (Instrumental. A memoir of Madness, Medication and Music, 2015)
Autor: James Rhodes
Editorial: Blackie Books


Copyright:

© Ilustración de cubierta: David de las Heras

© Texto: James Rhodes, 2014.

© Blackie Books S.L.U., 2015

Traducción: Ismael Attrache
Edición: 1ª Edición: Noviembre 2015
ISBN: 9788416290437
Tapa: Dura
Etiquetas: adicciones, drogas, alcohol, recuerdos, superación, autobiografía, autobiográfica, biografía, drama, literatura inglesa, psiquiátrico, memorias, suicidios, miedo, música clásica, Bach, genios, autodestrucción, divorcio, abusos sexuales, traumas, miedos, piano, amigos, tribunales de justicia, Mozart, autolesiones, abuso de menores, inadaptados
Nº de páginas: 288

Argumento:

Primer libro del gran concertista de piano James Rhodes, en el cual describe, a través de sus memorias, como fue violado con 6 años, cómo le internaron en un psiquiátrico, cómo se convirtió en drogadicto y alcohólico. Cómo llegó a intentar suicidarse en cinco ocasiones. Cómo perdió la custodia de su hijo.

Pero realmente lo que nos quiere narrar es cómo Bach y la música le salvaron la vida; porque él, a pesar de todo, AMA LA VIDA

Todo un tributo apasionado al poder terapéutico de la música y que aborda cuestiones fascinantes sobre cómo funciona la música clásica y sobre cómo y por qué puede cambiar nuestras vidas.

James Rhodes (Londres, 1975) aparte de ejecutar magníficos conciertos de piano por toda la geografía mundial es el gran renovador de la música clásica. Ha protagonizado documentales en la BBC y Channel 4. También es columnista del periódico británico "The Guardian".

 

Opinión:

 

James Rhodes. Quien no haya asistido a alguno de sus conciertos, o quien no haya visto (aunque sea en YouTube) algunas de sus interpretaciones al piano, no sabe lo que se está perdiendo. El James Rhodes músico es enorme; más que eso, es el Dios del Piano actual (dejaos de Lang Lang, por favor) pero el James Rhodes persona, ese que se desnuda y destripa toda su vida en este libro no tiene adjetivo con el que calificarle.

Hay que ser sumamente valiente y decir en voz alta, a los cuatro vientos y con todo tipo de detalles como ha sido tu vida desde los 5 años siendo violado por tu profesor de gimnasia. Hay que ser sumamente humilde y sensible para encima, pasarte los siguientes 30 años pensando que realmente la culpa de todos estos abusos es tuya. Y James lo hace. Con una sensibilidad impresionante. Con una franqueza que roza lo sublime. Un libro con el que no dejas de asombrarte página tras página según va desgranando su vida, y que a la par, le ves tocar y te preguntas... ¿de verdad? Qué hombre más grande.

No puedo si no tener admiración ante él. El publicar estas memorias le supuso una recaída en sus traumas (que no son pocos, creedme, pero repito, ser violado durante más de 5 años y encima pensar que eres tú el culpable de todos esos actos debe ser lo más crudo y lo peor que le puede pasar a cualquier chiquillo) ya que la publicación de esta historia la intentó paralizar la justicia británica justo por lo explícita que es y las consecuencias morales que pudieran tener en las personas que la adquiriesen (más de 75.000 ejemplares lleva vendidos solamente en España)

Pero no todo es dureza en la lectura. Si podemos caracterizar los conciertos de James Rhodes de alguna manera, esta sería peculiar, ya que no entra al escenario, se sienta, ejecuta la pieza y se va. ¡Qué va! Al contrario, James R. inicia una conexión con el público, le habla, le cuenta la pieza que va a interpretar, le cuenta lo que ha significado esa pieza para él en su vida... Por lo que la estructura de sus memorias no iba a ser menos. Inicia cada capítulo marcando el ritmo con las obras que más le han impactado a lo largo de su tortuosa existencia (ya que a los abusos hay que sumarle todos los traumas que le han arrastrado a un ciclo de autodestrucción y a una constante necesidad de no creerse lo bueno que podía tener ante sus ojos).

Nos da detalles significativos de las piezas musicales (que se pueden escuchar a través de la plataforma spotify, de manera gratuita con el enlace que nos proporciona directo a su playlist personal) del intérprete y de por qué la utiliza en esa parte del libro concretamente.

Un libro duro de leer, ya que este libro no se lee, se sufre; ero necesario para entender la filosofía y la forma de ser del concertista. De esos libros que te emocionan, hasta tal punto de querer abrazar al autor en el momento que le veas y decirle que lo sientes, por toda la maldad que reina en el mundo, pero que a la vez le agradeces que ponga en voz alta esas situaciones. Porque es necesario proteger a las personas que se encuentran en cualquier tipo de abuso, es necesario que personas como James Rhodes digan en voz alta lo que supone vivir con los traumas relacionados por toda la clase de abusos que lleva a sus espaldas (normalmente tapados por la sociedad). No se trata de un libro aleccionador, no se trata de un libro de denuncia, se trata únicamente de un hombre lleno de traumas pero con una pasión más grande que aquello que le produce ser un inadaptado social y que de alguna manera necesitaba expresar para sentirse aliviado de su carga (ni la muerte de su violador, una vez denunciado el hecho en voz alta, tanto por él como por la directora del centro infantil donde se produjeron los abusos, le liberan de esa carga).

Durante 30 años intentó llevar una vida normal, estudió, trabajó, se relacionó con personas variopintas, pero su círculo de autodestrucción no le dejaba ser él mismo. Intentaba evitar todo aquello que le hacía sentirse miserable.... y un día, de repente todo estalló. Su cabeza estalló... y se obró el milagro (por suerte para los que le admiramos) decidió que iba a dejar de camuflarse entre la inmundicia, decidió que ya estaba bien de ser así y lanzó su mensaje a todo aquel que quisera escucharle (leerle en este caso) y hoy por hoy, James Rhodes, padre de un hijo, ex-marido de dos esposas puede decir bien alto que se ha convertido en el mayor intérprete revolucionario de la música clásica, y si bien está feísimo decir esto, hay que agradecer a sus traumas y a toda su vida pasada que esto sea así, quizá de otra manera nos hubiéramos perdido a un genio de la música y las letras.

Psiquiatras, psicólogos, centros de internamiento, drogas, alcohol, todo ello unido a más de doce diagnósticos de diversas neurosis hacen de James Rhodes una persona frágil. Pero cuando se pone delante del piano se transforma, saca todo su potencial y nos brinda las mejores de las interpretaciones. Porque su vida es la música. La música es vida en sí, y así nos lo demuestra en esta narración. Todo debe girar sobre la música para que la existencia sea perfecta. Y también hay música en el libro. Su opinión sobre la música clásica en la industria. Su opinión de como mejorar las ventas, de cómo acercar la música clásica a todo el mundo.

En 2016 se propuso enseñar a tocar el piano en 6 semanas y publicó un libro donde, a través de una pieza de Bach, aleccionaba para poder interpretar al piano dicha obra (estoy en ello, en 6 semanas mas o menos os daré mi veredicto).

Merece la pena sufrir con este libro, aunque os recomiendo hacerlo con un paquete de pañuelos en la mano y despejada la garganta para dejar hueco al nudo que se os va a poner. 

Incluye el libro varios de los artículos escritos por James para "The Guardian" así como la denuncia íntegra que la directora del centro escolar donde se llevaron a cabo los abusos sexuales, presenta a la policía en el año 2010 después de enterarse de que estas violaciones eran reales y no fruto de abusos físicos como ella pensaba en un primer momento en los años 80.

En noviembre de 2017 saldrá publicado su tercer libro, donde nos pone al día de su nueva vida (recién divorciado de nuevo) dando conciertos por todo el mundo, y eso nos va a narrar, su diario dentro de una gira de conciertos. sus pensamientos, sus emociones, sus locuras, porque, tras unos años de tranquilidad, los grandes traumas y los grandes miedos han vuelto (si es que de alguna manera se llegaron a ir).

Ross Goose

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura