Anika entre libros

INFINITY 8, volumen 1. Amor y cadáveres

Ficha realizada por: Déborah F. Muñoz
INFINITY 8, volumen 1. Amor y cadáveres

Título: INFINITY 8, volumen 1. Amor y cadáveres
Título Original: (Infinity 8. Romance et macchabées (Volume 1))
Autores: Lewis Trondheim, Dominique Bertail, Zep
Editorial: Dibbuks
Colección: Dibbuks Aventúrate


Copyright:

© 2017, Rue de Sèvres, Paris. Guion de Zep y Lewis Trondheim. Dibujos de Dominique Bertail.

© 2018, Dibbuks, por esta edición

© 2018, Fernando Ballesteros, por la traducción

Traducción: Fernando Ballesteros
Ilustraciones: Color
Edición: 1ª Edición: Marzo 2018
ISBN: 9788416507986
Tapa: Dura
Etiquetas: acción, extraterrestres, ciencia ficción, sci-fi, comic, cómic, muerte, intriga, space opera, razas, espacio, naves espaciales, necrófagos
Nº de páginas: 96

Argumento:

En "Infinity 8: amor y cadáveres", la agente Yoko Keren debe acudir con urgencia al puente de mando porque se ha activado el Protocolo 8. Allí, le informan de que la nave ha tenido que detenerse porque la bloquean un montón de cuerpos extraños que no habían sido detectados previamente. Cuando sale, se encuentra con que toda la basura que hay a su paso tiene una cosa en común: la muerte. Por desgracia, hay una especie en la nave para la que comer muertos es como una droga...

 

Opinión:

 

"Infinity 8: amor y cadáveres" es una historia de ciencia ficción con ingredientes bastante convencionales, pero a algunos se les da la vuelta en cierto sentido, lo que le da algo de originalidad. Por ejemplo, tenemos la típica trama de "tiene que salir a investigar al exterior del espacio y se las debe arreglar sin ayuda del puesto de mando frente a una amenaza", pero el escenario a investigar es un montón de basura espacial relacionada con la muerte (sepulcros, naves donde ha muerto gente...), lo que le da una estética peculiar al mezclar los dibujos de Dominique Bertail el espacio con algo que parece más "fantástico".

Por otra parte, la "amenaza" son un puñado de kornalianos colocados por su droga: los cadáveres que se han comido, no un grupo paramilitar o algo así. También tenemos al típico civil pesado que da el contrapunto al "poli duro", solo que en esta ocasión la que hace el último papel es una mujer obsesionada con tener un hijo para jubilarse antes y el civil pesado es un kornaliano llamado Sagoss que está enamorado de ella porque se ha comido a un buda que escribía poemas de amor.

El guion de Lewis Trondheim y Zep resulta fresco, ameno y desenfadado, divertido aunque no hasta el punto de hacer reír y repleto de acción, peligro y una cuenta atrás que lo hace más emocionante.

No obstante, como es una serie de ocho y hay implicada una criatura que puede hacer avanzar y retroceder el tiempo, en el final volvemos al inicio sin que apenas se haya descubierto nada sobre la trama principal, es decir, por qué la nave ha acabado en esa zona que parece una especie de santuario a la muerte y que ha aparecido de quién sabe dónde. Desde luego, yo me he quedado con la intriga y tengo ganas de leer el siguiente, así que los autores hicieron buen trabajo.

Déborah F. Muñoz

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura