Anika entre libros

demian

Ficha realizada por: Joseph B Macgregor

Título: demian
Título Original: [demian (die geschichte von emil sinclair jugend)]
Autor: Hermann Hesse
Editorial: Alianza


Copyright: Biblioteca de Autor: Biblioteca Hesse. ISBN: No definido
Etiquetas:

Argumento:

Emil Sinclair es un niño de diez años, educado en un concepto demasiado fundamentalista del cristianismo. Es torturado por un golfillo que le somete a chantaje por un robo que realmente no cometió. Esta situación le hace sentirse culpable porque cree advertir en si mismo una tendencia hacia el Mal. Un nuevo alumno de la escuela, llamado Max Damién, le libra de la amenaza del extorsionador y le ayuda a despejar un poco sus problemas de conciencia.

Emil se siente absolutamente fascinado por su nuevo amigo al que considera especial y completamente distinto al resto. Max le habla de una insólita herejía religiosa, defendida en la antigüedad por una secta religiosa de los primeros tiempos del cristianismo: los cainitas.

A lo largo de su vida, Emil va profundizando en el estudio de esta creencia y este afán le llevará al descubrimiento de Abraxas, una diosa en quien se funde lo divino con lo diabólico. Tradicionalmente, los católicos sólo rinden culto a Dios, es decir al Bien. Sin embargo, la adscripción a tan novedosa devoción implica una percepción más amplia del mundo ya que lo bueno y lo malo se reúnen en un único concepto.

Opinión:

De nuevo, Hesse parte de sus propias experiencias vitales para escribir una parábola en este caso de claro matiz religioso. Como Emil, el autor también sufrió en infancia y adolescencia las secuelas de un sentido familiar de la religión demasiado estricto, que chocaba inevitablemente con su extrema sensibilidad y su cada vez más incipiente rebeldía. Es de suponer que la mayor parte de los problemas de conciencia del protagonista, su búsqueda de una religión que haga a los hombres mejores, no esclavos de unos dogmas, sus experiencias con el alcohol o “la mala vida” fueran actitudes experimentadas también por Hesse en su propia existencia. Y de este modo, partiendo de lo particular se llega a lo universal: muchas personas pueden verse identificadas con las inquietudes de Emil, con su negativa experiencia religiosa, con su búsqueda espiritual... Hasta aquí todo muy bien.

Me convence un poco menos la creencia en Abraxas, aunque es frecuente que si un tipo de espiritualidad no funciona, se tienda a buscar el consuelo en otras espiritualidades, como hace Emil. Pero otra solución por la que se podía haber optado es por el ateismo o el agnosticismo, opción que en ningún momento se plantea en el texto, algo por otro lado resulta absolutamente coherente con el pensamiento del resto de novelas que he leído de Hesse.

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura