Anika entre libros

Cómo leer el agua

Ficha realizada por: Pilar López Bernués
Cómo leer el agua

Título: Cómo leer el agua
Título Original: (How to Read Water, 2018)
Autor: Tristan Gooley
Editorial: Ático de los Libros


Copyright:

© Neil Gower (ilustraciones)

© Tristan Gooley (fotografías)

© Top Photo Corporation/Shutterstock (fotografía pág. 167)

© ChrisVanLennepPhoto/Shutterstock (fotografía pag. 221)

© Futurbox Project, S. L., 2018

Traducción: Víctor Ruiz Aldana
Ilustraciones: B/N
Edición: 1ª Edición: Marzo 2018
ISBN: 9788416222582
Tapa: Blanda
Etiquetas: ensayo, viajes, libro de viajes, océano, el agua, naturaleza, física, divulgación, divulgación científica, libros ilustrados, Polinesia, conocimiento, conocimiento del medio, otras culturas, Antártida, literatura estadounidense
Nº de páginas: 425

Argumento:

"Cómo leer el agua" es un ensayo compuesto por una mezcla heterogénea de temas, e incluso podría considerarse que de géneros: ensayo científico, viajes por distintas partes del mundo, tradiciones, cultura, investigación del propio autor y hasta toques filosóficos; todo ello desde un enfoque bastante original: el agua en estado líquido y el estudio de su comportamiento.

Partiendo de la observación, Tristan Gooley nos acerca en este libro a los secretos de la Naturaleza, en la que el agua es un pilar imprescindible, y nos enseña a medir, orientarnos, hacer predicciones científicas sobre el tiempo, las mareas y marejadas, corrientes..., todo ello apoyándose también en las pautas perfectamente estudiadas por la Física acerca del líquido elemento y que son idénticas en océanos, lagos, estanques y hasta en los charcos de lluvia.

El libro se complementa con una introducción y epílogo del autor, fuentes y lecturas complementarias, bibliografía, agradecimientos, índice onomástico y de materias, fotografías e ilustraciones.

 

Opinión:

 

Antes de comentar "Cómo leer el agua", creo importante señalar que Tristan Gooley es navegante, aventurero, un enamorado de la Naturaleza que ha liderado expediciones a los cinco continentes, escalado cumbres, practicado paracaidismo... Y que ha estudiado a las tribus de la Polinesia y sus métodos ancestrales para orientarse en el mar desde tiempos inmemoriales, cosa que hoy en día aún deja con la boca abierta a los modernos navegantes provistos de barcos perfectamente equipados con instrumental y sofisticados sistemas de comunicación.

Lo primero que me ha llamado la atención al leer este libro es la pasión que el agua despierta en el autor. Pero claro, si lo pensamos bien, el agua nos rodea, es imprescindible para la vida y también forma parte de nuestro cuerpo. Estudiar su comportamiento, pues, parece importante si queremos conocer mejor el entorno y ser capaces de movernos en diferentes escenarios naturales, sabiendo sortear dificultades a partir de ese conocimiento.

Y lo segundo que me ha dejado perpleja es que Tristan Gooley afirme que para estudiar el agua (cómo actúa, cómo se mueve, qué trayecto sigue tras un obstáculo, qué camino traza cuando se desplaza en ondas al tirar una piedra o ser movida por el viento...), no es necesario que nos subamos a una piragua en pleno océano Pacífico sino que, simplemente, podemos observar un estanque o un simple charco y hacer predicciones en función de los elementos y circunstancias climáticas. Ese conocimiento del comportamiento del agua es lo que ha permitido a tribus primitivas dominar el mar con sus piraguas y viajar de isla en isla sorteando tempestades o elementos adversos, como escollos no visibles que, sin embargo, provocan en la superficie del océano pequeños cambios, en ocasiones casi imperceptibles que, no obstante, no pasan desapercibidos a esos indígenas.

Las moléculas de agua tienden a agruparse, manifiesta el autor. Y sí, ¿no os habéis fijado que dos gotas cercanas acaban uniéndose y forman una mayor? ¿Y por qué motivo si vertimos ese líquido en un vaso de cristal la superficie no es plana? Esas simples observaciones son uno de los puntos de partida para comenzar a investigar pautas de comportamiento.

La prosa cercana, atractiva y hasta intimista del autor, convierte un ensayo algo peculiar en una historia variada, atractiva y enriquecedora. Se despierta la curiosidad del lector, se disfruta con algunas anécdotas, del conocimiento de distintas culturas... y, sin duda, comenzaremos a ver al líquido elemento desde una perspectiva nueva.

Los amantes de la Naturaleza disfrutarán con esta lectura, y los que no lo son quizá se interesen un poco más por ese "barco" llamado Tierra que, pese a estar en el siglo XXI y haber hecho nosotros viajes al espacio, todavía guarda secretos que los humanos no hemos logrado desentrañar.

Pilar López Bernués

 

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura