Anika entre libros

Aristóteles. El deseo de saber

Ficha realizada por: Anika Lillo
Aristóteles. El deseo de saber

Título: Aristóteles. El deseo de saber
Título Original: (Aristóteles. El deseo de saber, 2016)
Autor: Jordi Bayarri
Editorial: Autoedición
Colección: Científicos


Copyright:

© Jordi Bayarri, guion y dibujo, 2016

© Dani Seijas, color

© Colección Científicos, 2016

Ilustraciones: Color
Edición: 1ª Edición: 2017
ISBN: 9788494569814
Tapa: Dura
Etiquetas: biografía, ciencias, colecciones, divulgación, filosofía, literatura española, novela gráfica, pensamiento, 8 años, 9 años, 10 años, 11 años, LIJ comic, filósofos, humanistas, Platón, Atenas, humanidades, Aristóteles, Sócrates
Nº de páginas: 48

Argumento:

La vida de Aristóteles desde su infancia hasta su vejez. Las casas donde vivió, sus intereses, su curiosidad, las academias a las que asistió, su relación con Platón, con la propia Atenas, etc.

 

Opinión:

 

Aristóteles, Platón, Sócrates… posiblemente los pensadores (humanistas, filósofos) más reconocidos a nivel internacional pasen los años que pasen, de la época clásica. Aunque en este volumen Aristóteles es el protagonista, él tuvo relación directa con Platón, por lo tanto los niños también sabrán de él; y puesto que en esa época Sócrates daba otro tipo de filosofía (retórica, política…) igualmente le conocerán aunque no aparezca como protagonista.

Aristóteles se les muestra aquí a los niños como alguien que jamás pierde la curiosidad, amante de la lectura y del saber, del conocimiento, de tenerlo y de enseñarlo, capaz de tener buenas relaciones usando el sentido común (en un momento dado se marcha de Atenas porque sabe que al tener las relaciones que tiene, sospechan incluso que él sea un espía, sin Aristotelesembargo con el tiempo vuelve y lo hace con la misma confianza en que las cosas se pueden hacer con calma y seguridad; o al menos eso transmite la historia).

Los niños se sentirán identificados con él porque su mayor cualidad es la curiosidad, y ellos también la tienen. Es más, en un momento dado Aristóteles asiste a una discusión en la Academia de Platón y acaba empanándose, o sea: él entiende que las cosas hay que hablarlas (Platón abogaba por las discusiones orales para transmitir el conocimiento pero no tanto por los libros), pero también hay que conocer las que han escrito otros (por eso le gustaba leer a Sócrates también). A mí personalmente me encantaría que los niños vieran aquí en Aristóteles a un ejemplo: hablar, disentir, leer, pensar, curiosear, preguntarse, escuchar…

Y personalmente también me gustaría que me escucharan las escuelas: no me cansaré de recomendar que los colegios se hagan con la colección Científicos porque a los niños hoy día hay que enseñarles de otra manera, enseñarles a amar el conocimiento, y con los cómics como estos (donde ya hay en la colección novelas gráficas biográficas de Darwin, Galileo, Newton, Marie Curie y Ramón y Cajal) amarán la lectura y el saber porque disfrutarán aprendiendo.

Como siempre, lo recomiendo sin dudarlo. Conocimiento, biografía, saber y entretenimiento, todo en una.

Anika Lillo

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura